50 primaveras (2017), de Blandine Lenoir – Crítica

«50 primaveras es abordada con una afable amabilidad que arranca sonrisas, pero ante todo es una película inteligente y excelentemente interpretada»

La comedia francesa, en los últimos años, nos ha enseñado a hacer muy buenas y apetecibles películas, divertidos films que desmontan prejuicios, se ríen de los clichés y se burlan de los esnobismos. Y no solo son buenas cintas bien dirigidas, con un guion trabajado al milímetro y excelentemente interpretadas, sino que además arrasan en taquilla: primero en Europa y ahora en América.

50 primaveras es el segundo largometraje de la realizadora Blandine Lenoir tras la aclamada Zouzou (2012) para tratar un tema totalmente diferente, de apariencia banal, pero profundamente complicado: esa etapa de la vida en la que nos planteamos lo que somos y lo que podíamos haber sido, lo que hemos hecho y lo que podíamos haber hecho, la angustia vital y filosófica de tratar de adivinar cómo será nuestro futuro. Pero Lenoir, que además de directora es guionista del film junto a Jean-Luc Gadet, da otra vuelta de tuerca a un problema tan común: nos presenta a Aurore (Agnès Jaoui) quien tiene que cargar con los sofocos de la menopausia, la discriminación en el mundo laboral, el miedo a envejecer sola, y para ponerle la guinda al pastel, una de sus hijas le dice que va a ser abuela. Así nos encontramos con una mujer recién despedida de su trabajo, con los irritantes acaloramientos a causa del  climaterio y con una vida que parece totalmente estancada. Y claro, su médico no ayuda mucho, ya que lo único que sabe decir es que ha agotado sus provisiones de ovocitos y que todo hay que tomárselo con filosofía, ya que después de los treinta todos nos venimos abajo. Pero, por pura casualidad, Aurore se reencuentra  con Totoche (Thibault de Montalembert) su primer gran amor de adolescente y con quién vivió una apasionada historia de amor. Esta fase de la vida repleta de nostalgia y recuerdo, también puede convertirse en una pasión por la vida, por un futuro repleto de segundas oportunidades, un renacimiento de la fortaleza, una búsqueda de la autoestima perdida, un nuevo episodio jaspeado de vacilaciones: una segunda oportunidad.

50 primaveras es un buen film, abordado con una afable amabilidad que arranca las sonrisas del público, pero ante todo es una cinta inteligente y excelentemente interpretada por Agnès Jaoui (Toda tuya, 2015), Thibault de Montalembert (Léa, 2011), Pascale Arbillot (Primavera en Normandia, 2014), Lou Roy-Lecollinet (Tres recuerdos de juventud, 2015), Sarah Suco (Joséphine s´arrondit, 2016), y Marlène Veyriras (Ma familia t´adore dêjà, 2016). En definitiva, una muy recomendable película que, desde esta página, animamos vayan a verla. Por cierto, no se pierdan los diálogos. Una maravilla.

Sinopsis Aurore Tabort está separada, acaba de perder su empleo y recibe la noticia de que va a ser abuela. A sus 50 años su vida parece estar estancada, pero cuando se encuentra por casualidad con un antiguo amor de su juventud, se produce un cambio en Aurore, y se niega a admitir que esa podría ser la ocasión perfecta para empezar una nueva vida.
País Francia
Director Blandine Lenoir
Guion Jean-Luc Gaget, Blandine Lenoir, Océane Michel
Música Bertrand Belin
Fotografía Pierre Milon
Reparto Agnès Jaoui, Thibault de Montalembert, Pascale Arbillot, Lou Roy-Lecollinet, Sarah Suco, Marlène Veyriras, Philippe Rebbot, Samir Guesmi, Laurie Bordesoules
Género Comedia
Título original Aurore
Estreno 28/07/2017

Calificación7
7

Comparte este artículo

Josep Lluis Mestres

Josep Lluis Mestres, nacido en Barcelona (1960), ha sido director de la revista literaria Vians Literature, y sus narraciones, poemas y artículos han aparecido en distintas revistas especializadas. Es autor de variados libros de poesía y narraciones, y le han sido concedidos diversos premios literarios.

2 comentarios

Añade tu comentario

Escribe un nuevo comentario