Billy Lynn (2016), de Ang Lee – Crítica

«Ang Lee explica muchas cosas en Billy Lynn. No deja títere con cabeza. Su visión crítica es sutil y a capas, unas más obvias que otras»

El director Ang Lee, poca broma, ha dejado huella con unas cuantas películas. Se me ocurren, por poner unos ejemplos, Sentido y Sensibilidad, La Vida de Pi o Brokeback Mountain. Estamos hablando, pues, de un director que aplica una visión muy atinada y profunda en todos los temas que toca. Habría que resaltar que se trata de alguien que, habiendo nacido en Taiwan, capta finamente las contradicciones del mundo occidental. El caso más obvio de esta fina percepción está justamente en Billy Lynn, la película que en estos días se estrena. Sin embargo, no proclamaré que sea su obra maestra, más que nada por cuestiones de detalle que comentaré a continuación.

Billy Lynn cuenta la historia de un grupo de soldados estadounidenses. Estamos en la Guerra de Irak, justo alrededor de la época en que Saddam Hussein fue derrocado. Sin embargo, el punto fuerte de la historia acaece en Estados Unidos, justo cuando los soldados regresan triunfantes y prestos a ser homenajeados. Billy Lynn es el nombre del soldado más destacado: el héroe de guerra. Aun siendo una película encajable en el género bélico, lo que nos cuenta tiene mucho más que ver con el papel de los medios de comunicación y su capacidad para tergiversar, manipular y canalizar los hechos bélicos –y los homenajes a los soldados en su propia tierra- de tal manera que convengan al show mediático. Así, pues, si la industria del armamento influye decisivamente en la decisión de hacer la guerra, la industria mediática es la que determina lo que hacer con ello. Por tanto, el papel de los soldados está al servicio de ese mismo show. Cualquier cosa que les explique será poco, pues Billy Lynn explica lo que explica de una manera sutil y obvia a partes iguales. Esa es su gran habilidad, una habilidad maestra.

Hay un pero que quisiera que no sirviera para restar mérito a Billy Lynn. Hay en la película mucha información, muchos mensajes. Dan ganas de volverla a ver para desgranar todo lo que Ang Lee nos quiere decir. Por ejemplo, una persona que llegara de ver Senderos de Gloria –la película de Stanley Kubrick de 1958-, y no estuviera al caso del papel crecientemente determinante que los medios de comunicación aplican en el tratamiento de las noticias y de la perversa capacidad para convertir a las personas reales en personajes de ficción, si viese Billy Lynn no entendería nada. Igualmente, quien tuviera el alma cándida, y tienda a creerse que las noticias que aparecen en los medios son la realidad justa, se llevará las manos a la cabeza.

Es decir, Ang Lee explica muchas cosas en Billy Lynn. No deja títere con cabeza. Sin embargo, su visión crítica es sutil y a capas, unas más obvias que otras. Es decir, cuanta más información tenemos acerca del papel perverso que ejercen los medios de comunicación, más cosas la película cuenta al respecto. Y no sólo habla del papel de los medios de comunicación. También ofrece una radiografía interior del personaje principal, de sus relaciones con su familia, con la novia reciente –que se enamora de él como héroe y no como la persona que es-, con sus propias emociones en relación a lo que vive –en los festejos de homenaje- y a lo que ha vivido –en el escenario de guerra-.

Para acabarlo de redondear, Ang Lee escoge a Vin Diesel y a Steve Martin como secundarios. Sendos guiños, por cierto, especialmente en el caso de Steve Martin, acaso el verdadero protagonista de la historia que se explica en Billy Lynn.

Sinopsis El joven soldado de 19 años Billy Lynn y su patrulla sobreviven a una batalla en Iraq en la que son grabados por las cámaras, por lo que son tratados como héroes cuando regresan a casa para una gira promocional antes de volver a la guerra…
País Estados Unidos
Director Ang Lee
Guión Simon Beaufoy, Jean-Christophe Castelli (Novela: Ben Fountain)
Música Jeff Danna, Mychael Danna
Fotografía John Toll
Reparto Joe Alwyn, Steve Martin, Kristen Stewart, Garrett Hedlund, Vin Diesel, Chris Tucker, Beau Knapp, Ben Platt, Deirdre Lovejoy, Bo Mitchell, Bruce McKinnon, Randy Gonzalez, Christopher Matthew Cook, Ricky Muse, Ric Reitz
Género Bélico
Duración 110 min.
Título original Billy Lynn’s Long Halftime Walk
Estreno 27/01/2017

Trailer

Calificación7
7

Comparte este artículo

Jesús Gabriel Gutiérrez

Mentor literario. Escritor. Filósofo. Prospectivista y astrólogo. Me interesa la historia y el hilo que sale de ella y nos conecta con el futuro.

No hay comentarios

Añade tu comentario