Contratiempo (2016), de Oriol Paulo – Crítica

Contratiempo

«Contratiempo me empuja a reflexionar, una vez más, si al cine debemos ir para entrar en la realidad de la vida humana o para evadirnos de ella. Así, pues, si el espectador acude sin pretensión, lo puede pasar relativamente bien.»

Se trata de un thriller, con todos los elementos que tal clasificación requiere: un accidente fatal, una muerte, unos hechos, unas personas, unas familias que quieren saber la verdad, un engaño, una intriga, unos personajes que van llevando al espectador a que haga conjeturas al respecto. Es decir, el sujeto principal es el espectador, con el que Contratiempo juega. Y a decir verdad, es que quien sufre el contratiempo somos nosotros, los cinevisionarios, tanto o más que Mario Casas, el protagonista de la historia que se nos cuenta. Sin embargo, y lo digo ya, la película amanece muy floja. Durante el primer tercio, si no hay la paciencia debida, corremos el riesgo de abandonar la sala. Sin embargo, y no sé si como premio a la tal paciencia, el asunto se va enderezando según transcurre el visionado. Por eso, digo, por ese primer tercio, quien sufre el contratiempo somos los cinevisionarios.

Hay en Contratiempo varios tiempos, que se alternan, que van para adelante y para atrás, todo ello descaradamente narrado para generar en el espectador el grado de confusión e interés que el thriller requiere. Sin embargo, la historia resulta poco plausible, exagerada, increíble, ingenua. Ello me empuja a reflexionar, una vez más, si al cine debemos ir para entrar en la realidad de la vida humana o para evadirnos de ella. Así, pues, si el espectador acude sin pretensión, lo puede pasar relativamente bien. Sin embargo, el que quiera comparar Contratiempo con, por ejemplo, La ventana indiscreta, lo tiene crudo. Lo cual es como decir que en el ámbito del thriller Alfred Hitchcock lo dejó todo muy alto, demasiado para los aspirantes que luego han ido viniendo.

De Contratiempo podríamos valorar la sobresaliente actuación de Bárbara Lennie y Ana Wagener, esta última en un doble papel, que hacen que a la película se le pueda tolerar su falta de plausibilidad. También vemos a José Coronado, haciendo de padre huérfano de hijo. Las actuaciones, por lo general, salvan la función. No acabo de ver a Mario Casas completo. Le falla la voz, que parece que no esté integrada con la presencia física del actor.

Debo reconocer que estoy escribiendo esta crónica con poco entusiasmo, acaso debido al contagio que Contratiempo provocó en mi estado de ánimo. Imagino que al director, Oriol Paulo, se le ofrecerán mejores guiones; al menos, lo suficientemente mejores como para transmitir credibilidad a las historias que pretende contar. Tiempo al tiempo. De momento, el guión de Contratiempo no le permite demostrar el potencial que lleva dentro de si.

Contratiempo

Sinopsis Adrian Doria, un joven empresario, despierta un día en la habitación de un hotel junto al cadáver de su amante. Acusado de asesinato, decide contratar los servicios de Virginia Goodman, la mejor preparadora de testigos del país. En el transcurso de una noche, asesora y cliente trabajarán para encontrar una duda razonable que le libre de la cárcel.
País España
Director Oriol Paulo
Guión Oriol Paulo, Lara Sendim
Música Fernando Velázquez
Fotografía Xavi Giménez
Reparto Mario Casas, Bárbara Lennie, José Coronado, Ana Wagener, Francesc Orella, Paco Tous
Género Thriller
Duración 104 min.
Título original Contratiempo
Estreno 06/01/2016

Trailer

Calificación4
4

Comparte este artículo

Jesús Gabriel Gutiérrez

Mentor literario. Escritor. Filósofo. Prospectivista y astrólogo. Me interesa la historia y el hilo que sale de ella y nos conecta con el futuro.

7 comentarios

Añade tu comentario
  1. elena 19 enero, 2017 at 15:12 Responder

    La película es un intento de guiño constante a clásicos: psicosis, testigo de cargo, el crimen perfecto y muy poco de la ventana indiscreta. Yo no hubiera remarcado esa película precisamente porque se parece mucho más a otras.
    No está mal, pero tendrían que haber cuidado más la pieza clave de la película y que apareciera menos tiempo. Yo me di cuenta en cuanto hicieron un primer plano del personaje clave.
    Lo de Mario Casas y su voz es para hacérselo mirar ya si quiere seguir viviendo de esto.3
    Para entretenerse, pero si eres avispado o avispada… en seguida sabrás el final.

    • Roque 24 febrero, 2017 at 17:47 Responder

      no necesitas ser avispado…el camouflage es malísimo. Si los realizadores pretendieron que el espectador descubra el truco al mismo tiempo que el personaje, que me disculpen…
      no funciona, como dice elena, sabrás el final…y se arruina todo lo demás.

  2. Javiera 4 septiembre, 2017 at 02:51 Responder

    Lamentable que una crítica haga spoiler… Soy chilena, no conocía a los actores y para mí funcionó perfecto el truco hasta bastante avanzada la trama.

    Pero insisto, si hubiera leído esta crítica antes de ver la película, me la habría estropeado de seguro. Grave error.

Escribe un nuevo comentario