El club de los incomprendidos (2014), de Carlos Sedes – Crítica

El club de los incomprendidos

Imaginad un capítulo de ‘Al Salir de Clase’, aquella popular serie de adolescentes de principios de siglo. Imaginad por un momento que en lugar de durar 25 minutos, durase una hora y tres cuartos. Añadir a los dañinos estereotipos que manejaba, unas pinceladas “a lo americano”: que si notitas de San Valentín en las taquillas del instituto, que si trapicheos de DNI’s falsos para poder entrar en fiestas de universitarios… sólo les falta ponerse a jugar al béisbol como si fuera el deporte nacional. Pues señores, esto es ‘El Club de los Incomprendidos’.

Se trata de una mala adaptación cinematográfica de la novela ‘Buenos días Princesa’, del escritor Francisco de Paula, quien firma con el pseudónimo Blue Jeans. El guion está escrito por nada menos que cuatro guionistas, que no consiguen hacernos entender a esos personajes. Tampoco logran que nos interesen. Aquí, el verdadero incomprendido es el público, que acude a la sala esperando pasar un rato entretenido.

El metraje comienza con una breve y superficial presentación de sus seis protagonistas. Un grupo de adolescentes estereotipados: el chulo, la rebelde, el pringao, la nueva, la doña perfecta y la friki. Todos ellos acuden a un programa de orientación extraescolar donde formarán un grupo de amigos que les ayudará a vencer la marginación que sufren en la escuela. Así, con esta aparente declaración de nobles intenciones anti-bullying, uno puede pensar que lo que está a punto de ver, tal vez, merezca la pena.

La esperanza se disipa rápido, pues en seguida la cinta se convierte en una vulgar historia sobre líos de faldas adolescentes, llena de falsos estándares y pésimos valores morales. La trama se desarrolla principalmente entorno al romance entre Raúl (el chulo) y Valeria (la nueva), y el enmascaramiento de su relación para no contrariar a Eli (la rebelde), quien está enamorada de Raúl.

Así, la fuerza de su amistad y el combate contra la marginación en el colegio, pasan a un segundo plano para centrarse únicamente en la parte rosa de la historia. Ya no importa lo más mínimo el curso de orientación, ni el orientador que les ayuda, ni los miedos de los que hablaban al comienzo. De hecho, en algunos casos ni siquiera comprendemos la actitud o las acciones de los personajes, porque a penas se exponen sus motivaciones, ni prácticamente ninguna otra información relevante sobre ellos. Jamás entenderé, por ejemplo, por qué Raúl es un “chulo” si se comporta como un buen tipo desde el principio, y quiere ser amigo del “pringao”.

Todos los actores y actrices son muy guapitos, y encajan perfectamente con los ideales de belleza más actuales. Así, estas personas físicamente espectaculares se dedican al postureo y se entregan a los diálogos más insulsos, conduciéndonos a la indiferencia. Y en esas estamos cuando de repente, escuchamos ese “subidón musical” que indica que deberíamos estar emocionándonos con la secuencia.

Pero como todo buen pastel debe tener su guinda, ‘El Club de los Incomprendidos’ termina con una reflexión sobre la adolescencia cuanto menos peligrosa. La película llegará a los cines el próximo 25 de diciembre, de la mano de Santa Claus. Este año hemos debido portarnos muy mal.

El club de los incomprendidos

Sinopsis Valeria asiste con otros compañeros de clase a unas reuniones con el orientador. Esto, que al principio le pareció fastidioso, se acabó convirtiendo en una valiosa experiencia vital.
País España
Director Carlos Sedes
Guión Ramón Campos, Cristóbal Garrido, Gema R. Neira, Adolfo Valor
Música Federico Jusid
Reparto Charlotte Vega, Álex Maruny, Michelle Calvó, Ivana Baquero, Jorge Clemente, Andrea Trepat
Productora Bambú Producciones / Atresmedia Cine
Género Drama
Título original El club de los incomprendidos
Estreno 25/12/2014

Trailer

Calificación3
3

Comparte este artículo

Javier Fuentes

Licenciado en Comunicación Audiovisual y especializado en comunicación para Internet y Nuevos Medios. Actualmente realiza servicios freelance de producción de vídeo, community management, desarrollo web y gestión de contenidos multimedia.

No hay comentarios

Añade tu comentario