Estados Unidos del Amor (2016), de Tomasz Wasilewski – Crítica

«Estados Unidos del Amor nos propone un acercamiento de gran interés psicológico relativo a las dictaduras que llevamos en nuestro interior»

Estados Unidos del Amor es una película polaca cuyo título puede llevar a equívoco o a disuasión en el espectador. Sin embargo, dejando los más y los menos que me inspira el título, es una obra de arte. Me costó entrar en ella. Sin embargo, una vez pasado el primer cuarto de la película, acabé por rendirme ante la evidencia: se trata de una obra valiente, inteligente, sagaz y no sé cuántas cosas más. El director, del cual no conocía nada, es un joven llamado Tomasz Wasilewsky. Su forma de exponer la historia, con todo a la vista, incluso con la sexualidad bien explícita, me recordó a otro director prodigio, Xavier Dolan (Mommy). Se trata de un modo de enfocar los asuntos que demuestra que los conocen a fondo. Es decir, se han preocupado en narrar una historia que lleva el sentido debajo del brazo. Es decir, tanto Tomasz como Dolan, por seguir con la comparación, toman aspectos que suceden en la vida real y nos los muestran tal cual, sin tener que engordar o tergiversar la historia para que encaje en el lenguaje cinematográfico. Por lo tanto, estamos hablando de honestidad. La honestidad de quien no le hace falta inventarse algo para que resulte cinematográficamente atrayente. La realidad de la que beben es suficiente. Es decir, aspectos de la vida que pueden estar sucediendo en la vida de personas sin otro emulsionante que el de las emociones compartidas.

Estados Unidos del Amor explica la vida en un país que acaba de salir de una dictadura y se apresta a transformarse en capitalista. Es decir, un país que pasa de la represión a la libertad. Y Tomasz Wasilewsky nos lo muestra a través de la vida de cuatro mujeres de edades diferentes, aunque con un factor común: las cuatro han vivido la dictadura y las cuatro arrastran (en mayor o menor medida, según edad y circunstancias concretas de cada una) una biografía que se manifiesta como anhelo de libertad en el presente pero que conserva los restos de la vieja dictadura en el inconsciente. Estamos hablando, pues, de personas, mujeres preferentemente, que viven en un abismo emocional. La ambivalencia, el temor y la necesidad de trascender los viejos límites son parte de la materia prima que Tomasz Wasilewsky utiliza para alumbrarnos acerca de nosotros mismos. Es decir, dejando a parte la temática de la película, y las circunstancias concretas de Polonia, lo que Tomasz Wasilewsky quiere explicarnos ocurre en muchas otras circunstancias, algunas de ellas resonando de manera muy cercana. Cualquier persona que haya vivido privada de libertad acaba por acostumbrarse a la jaula, hasta parecerle extraña la vivencia fuera de ella y en libertad. Es decir, en casos así la libertad amplifica las miserias de la etapa anterior. Es por eso que cuando la libertad está al alcance, las personas pueden experimentar una incertidumbre desconcertante. En este caso, las cuatro mujeres retratadas por Tomasz Wasilewsky viven en propia carne el plomo psicológico que el pasado ha depositado en sus emociones. De tal manera que, cuando se plantean su vida en términos de presente, encuentran en el ahora y en el aquí de la experiencia un vacío emocional duramente soportable.

Por tanto, Estados Unidos del Amor nos propone un acercamiento de gran interés psicológico relativo a las dictaduras que llevamos en nuestro interior. Sin embargo, la película contiene muchos otros valores. Tiene buen ritmo, las interpretaciones brillan y los hallazgos psicológicos son muy interesantes. Ello hace de Estados Unidos del Amor una película que puede ser valorada desde muchos puntos de vista: narrativos, cinematográficos, psicológicos, sociológicos e históricos.

Sinopsis Año 1990. Polonia acaba de abrirse al capitalismo. Entre la novedad de las cintas de VHS, las clases de aerobic y los discos de Whitney Houston, cuatro mujeres intentan lidiar con la represión sexual y los amores insatisfechos. Agata, atrapada en un matrimonio infeliz, se siente atraída hacia un cura. Renata, ya en su madurez, siente fascinación por su vecina Marzena, que quiere ser modelo. La hermana de Marzena dirige un colegio y tiene un affaire con el padre de uno de sus alumnos.
País Polonia
Director Tomasz Wasilewski
Guion Tomasz Wasilewski
Fotografía Oleg Mutu
Reparto Julia Kijowska, Magdalena Cielecka, Dorota Kolak, Marta Nieradkiewicz, Andrzej Chyra
Género Drama
Duración 104 min.
Título original Zjednoczone Stany Milosci
Estreno 07/07/2017

Calificación8
8

Comparte este artículo

Jesús Gabriel Gutiérrez

Mentor literario. Escritor. Filósofo. Prospectivista y astrólogo. Me interesa la historia y el hilo que sale de ella y nos conecta con el futuro.

No hay comentarios

Añade tu comentario