Fatima (2015), de Philippe Faucon – Crítica

Fatima

«El plano final de Fatima consigue una reflexión tan magnífica que es difícil recordar en el último año algo parecido.»

Cine social francés. Pero esta vez en un grado de intimismo superlativo. Un año en la vida de una madre inmigrante musulmana en una Francia temerosa ante el avance del Frente Nacional. Una madre coraje separada, que trabaja de sol a sol para mantener a sus dos hijas y, en concreto, para poder costear los estudios de Medicina de la mayor. Sencilla en su forma y en su tiempo (la película no llega a los ochenta minutos). Una ardua reflexión sobre la lucha por la vida digna y la integración de los inmigrantes asentados en Francia en los últimos veinte años.

Fatima apenas entiende el idioma del país que la acoge y su cultura de origen empieza a chocar con el estilo de vida de sus hijas francesas, sobre todo con la rebelde hija menor. Aún así, tiene asumido el hecho de que culturizar a sus hijas en el sistema de occidente es la única manera de garantizarles la prosperidad y respeto social que merecen. Y lo hace sabiendo que ello conlleva el ser despreciados por los propios paisanos de su barrio, los cuáles han optado por continuar con su estilo de vida y no asomar la cabeza más allá del gueto arcaico al que han pertenecido siempre.

Magníficos descubrimientos los de Soria Zeroual (Fatima) y Zita Hanrot (la hija mayor). Con total convencimiento y realismo, bordan unos personajes simples externamente pero con una introspectiva totalmente compleja de plasmar en la gran pantalla.

Ganadora de tres premios César (película, guión y actriz revelación para Hanrot). Su plano final consigue una reflexión tan magnífica que es difícil recordar en el último año algo parecido. Que una madre coraje inmigrante considere una calificación universitaria de su hija en un corcho público como culmen de su total respeto e integración en la sociedad occidental, es cuanto menos impactante e insólito.

Fatima

Comparte este artículo

1 comentario

Añade tu comentario

Escribe un nuevo comentario