Felices Sueños (2016), de Marco Bellocchio – Crítica

«Felices Sueños conserva todas las esencias del cine de Marco Bellochio: intimismo, investigación de emociones, profundidad, cuidado del ambiente.»

Acudo a ver Felices Sueños motivado por el recuerdo de otras películas de Marco Bellocchio. Sin embargo, y lo digo ya, de Felices Sueños salí especialmente contento. Esta película conserva todas las esencias del cine de Marco Bellochio: intimismo, investigación de emociones, profundidad, cuidado del ambiente.

Trata Felices Sueños de la vida de un hombre, desde que es muy chico, pasando sus diversas etapas, hasta llegar a su madurez plena. El alma de la historia nos la da la ausencia repentina de la madre suya, cuya muerte prematura conforma la herida de nuestro protagonista. Además, en relación a la madre ausente hay una mentira piadosa con la que nuestro hombre crece. Hay un desasosiego y una nostalgia que recurre sus días de muy diversas maneras. Él y su herida van evolucionando. El dolor se cuela, se muta, se filtra. Sin embargo, Marco Bellocchio se cuida muy mucho de no atosigarnos emocionalmente. Más bien expone las situaciones, las preguntas, los encuentros y los desencuentros de nuestro hombre, y el desenlace cuando, por fin, se desentraña la verdad. A partir de este esclarecimiento, otra vida empieza a ser posible. Por lo tanto, estamos hablando del desvelamiento de una verdad que, al llegar, resulta liberadora.

Me gustaría destacar el trabajo del actor que da vida a Massimo, que así se llama nuestro hombre en la historia, Valerio Mastandrea, que realiza un trabajo contenido y expresivo en lo justo. Nada de histrionismo o sobreactuación. Lo justo y en su punto.

El otro factor a destacar es la ambientación. Siendo como es Felices Sueños, que trata de la vida de una persona desde los años 60 a 90, una película de nuestra contemporaneidad, Marco Bellocchio propone una puesta en escena que recuerda a los ambientes de las décadas anteriores. Esta ambientación es toda una recreación de las emociones de Massimo. Felices Sueños trata de una melancolía que necesitaba de tal ambiente. La luz y el mobiliario son reflejo de las emociones de fondo de Massimo: tristeza, nostalgia, añoranza, secretos. Y el mundo interior de Massimo se funde con los ambientes de la casa en donde discurren los hechos esenciales.

Debo decir que Felices Sueños no es tan cerrada como podría parecerá tenor de lo que he descrito. Son interesantes los diálogos, incluso con personajes de tercer orden. Es interesante tener en cuenta que Massimo es periodista, lo cual permite a Marco Bellocchio sacarnos de la casa y ponernos a pasear, ya sea para evitar atosigarnos, ya sea para establecer un contraste con el que hacer mejores paralelismos entre el dolor interior y determinadas escenas exteriores. En relación a esto último, por ejemplo, lo vemos en la relación con la construcción de la mentira protagonizada en una escena de guerra. La cara de Massimo es como un espejo en el que se funden su propio drama y el acto del compañero fotógrafo manipulando una escena para vender a mejor precio las fotos.

Por otro lado, la presencia de lo femenino, a través de mujeres capitales en la biografía emocional de Massimo, desde la madre hasta la última pareja, ejerce un reflejo de su evolución. A destacar la actuación de Bérénice Bejo, cuyo papel refleja la evolución final de Massimo, en vías de liberarse del secreto que le persiguió durante tantos años.

Sinopsis Turín, 1969. La idílica niñez de Massimo, de 9 años, se quiebra por la misteriosa muerte de su madre. El niño rehúsa a aceptar esta brutal pérdida, incluso si el cura dice que ella ahora está en el Cielo. Años después, en los 90, Massimo se ha convertido en un habilidoso periodista. Tras haber sido reportero en la guerra en Sarajevo, empieza a sufrir ataques de pánico. Mientras se prepara para vender el piso de sus padres, Massimo es forzado a revivir su trauma pasado. Elisa, una doctora compasiva, intentará ayudar al atormentado Massimo a abrirse y confrontar sus heridas del pasado.
País Italia
Director Marco Bellocchio
Música Carlo Crivelli
Fotografía Daniele Ciprì
Reparto Valerio Mastandrea, Bérénice Bejo, Fabrizio Gifuni, Guido Caprino, Linda Messerklinger, Ferdinando Vetere, Barbara Ronchi
Género Drama
Duración 134 min.
Título original Fai bei sogni
Estreno 10/02/2017

Trailer

Calificación7
7

Comparte este artículo

Jesús Gabriel Gutiérrez

Mentor literario. Escritor. Filósofo. Prospectivista y astrólogo. Me interesa la historia y el hilo que sale de ella y nos conecta con el futuro.

No hay comentarios

Añade tu comentario