La belleza de la sencillez

Este artículo surge tras el visionado de dos películas de Europa del Este, una de ellas documental, en las que prima la sencillez: Douã Lozuri, de Paul Negoescu y Dum spiro spero, de Pero Kvesić. Si tuviera que definir mis gustos cinematográficos sería el primero en hablar de complejidad, de un tejido de interconexiones, de estructura, de símbolos, de metáforas… sin embargo, una composición sencilla bien presentada y desarrollada es algo que también hay que tener en cuenta pues, en cierto modo, también conlleva un alto grado de complejidad. Estas dos películas se ajustan perfectamente a ese “menos es más” que enunció Mies van der Rohe para referirse a su arquitectura, ya que el componente minimalista predomina y da carácter a ambas obras.


Douã Lozuri, de Paul Negoescu

Douã Lozuri

Título en inglés: Two Lottery Tickets. Comedia rumana basada en un relato de Ion Luca Caragiale que se llevó una mención especial en el Festival de Zurich. Un grupo de amigos compra un boleto de lotería que resulta estar premiado y el encargado de guardarlo lo pierde. La película muestra la odisea que viven los tres amigos en la búsqueda del boleto premiado. Si bien se trata de una comedia ligera, sin demasiada profundidad, que parte de una premisa más o menos convencional y cuyo despliegue es altamente minimalista, el resultado final es bastante efectivo, agradable, resultón, un ejemplo de eficiencia narrativa, sin dobles tirabuzones ni aspavientos gratuitos.

Desde el punto de vista estético, el estatismo de los planos traza un contraste muy interesante, pues estamos ante un viaje, una aventura, pero que parece no avanzar. Los planos estáticos muestran la incapacidad de los personajes para progresar en su búsqueda y lograr algún resultado positivo. Estos planos podrían compararse con los que presenta Roy Andersson en sus obras, pero con un matiz mucho más mundano, buscando menos el efecto estético que el retrato realista. Asimismo, la sencillez que impera en la película refleja la situación precaria de los tres hombres, su situación social y la falta de estímulos a la que está condenada su vida.


Dum spiro spero, de Pero Kvesić

Dum spiro spero

El título se traduce como “Mientras respiro, espero”. Documental grabado por Pero Kvesić que se llevó el premio a la mejor película en el Festival de Liburnia. Pero es un escritor croata que se encuentra a las puertas de la muerte debido a su poca capacidad pulmonar –tras una vida de fumador– y decide mostrarnos su día a día, pero en lugar de caer en el pesimismo y de centrarse en la muerte, inunda la pantalla de vida. Cámara en mano nos enseña los recovecos de su casa, las andanzas de su perro, su barrio, su familia, todo ello acompañado de alguna que otra reflexión. Un relato que por su sencillez y honestidad impacta mucho y que tiene poco que envidiar a otras producciones de mayor calado.

Comparte este artículo

Jaime Fa de Lucas

Graduado en Estudios Ingleses, con un Máster en Estudios Literarios y actualmente cursando el Doctorado. Redactor jefe de cine en Culturamas y colaborador en otros medios. Apasionado de la literatura, el cine y la música, tanto a nivel crítico como creativo.

No hay comentarios

Añade tu comentario