La canción del mar (2014), de Tomm Moore – Crítica

La canción del mar

«La canción del mar es una de las mejores películas de animación del año.»

La canción del mar’ (Song of the Sea) es una película de animación producida en Irlanda, concretamente en los estudios Cartoon Saloon. El anterior trabajo de su co-fundador, Tomm Moore, fue ‘El secreto del libro de Kells’ (The Secret of Kells), que acaparó numerosos elogios en 2009.

La canción del mar’ ha mantenido el nivel, llegando a ser nominada a los Globos de Oro y los Oscars como mejor largometraje de animación, así como alcanzando las 7 nominaciones en los premios anuales de cine de animación Annie. Todo un logro para un estudio alejado de las superproducciones de Hollywood, y que nada a contracorriente puesto que se vale del dibujo hecho a mano, olvidando las técnicas modernas de animación que tan buenos resultados están dando.

Tomm Moore se nutre de elementos del folclore celta, y los adapta a la actualidad para crear historias tan accesibles para el público adulto como para los niños. Es un cuenta-cuentos excepcional. ‘La canción del mar’ narra el mito de las selkies, criaturas mitológicas que surgieron del folclore celta. Eran focas que podían adoptar la apariencia humana para relacionarse con personas, y que si se enamoraban, olvidaban el mar para formar una familia.

Precisamente la madre de la familia protagonista es una selkie. Sin embargo, el mundo está olvidando la magia, y la malvada bruja búho Macha está convirtiendo a los seres mágicos en piedra. Tras el nacimiento de su segunda hija, la esposa selkie desaparece. Aquí empieza la aventura de Ben y Saorise, sus hijos.

La canción del mar

Una noche, Saoirse descubre un extraño abrigo blanco. Hipnotizada por la repentina magia del momento, decide ponérselo y zambullirse en el agua del mar, atraída por las focas que hay en la orilla. De esta forma, al transformarse en foca, descubre su origen. Este es el punto de partida a raíz del cual los dos hermanos descubrirán un mundo mitológico sólo reconocible para ellos a través de los relatos que su madre les contaba de pequeño. Un mundo que está en peligro, y que sólo ellos podrán liberar del embrujo de Macha.

El guion de Will Collins, quizá el aspecto menos destacable del film, se beneficia de unos parajes naturales y mitológicos que dejaran una impronta muy positiva en nuestras retinas. Nuestros oídos, por su parte, serán deleitados por las notas musicales del grupo Kila, y finalmente nuestros corazones se dejaran llenar por la ternura y emoción de unos personajes entrañables.

Una de las mejores películas de animación del año.

Ira a Actual 2016

La canción del mar

Comparte este artículo

Jorge López

Tecnico superior en aplicaciones informaticas adicto al cine y loco por la tecnología y cualquier objeto trasteable.

No hay comentarios

Añade tu comentario