La señorita Julia (2014), de Liv Ullmann – Crítica

La señorita Julia

La señorita Julia‘ antes que cine es teatro. Su autor, August Strindberg, la escribió para representarla encima de un escenario, de una tarima con cuatro paredes a su alrededor. Esto se nota en esta adaptación cinematográfica de Liv Ullmann.

La historia se centra en la figura de Julia, una mujer aristócrata que rompe las convenciones sociales y en la noche de San Juan vive un momento de tórrida pasión con su criado John. La lucha entre clases altas y bajas es la indudable protagonista. Una lucha dura, agresiva y dramática. La historia es bella a la par que terrible. Es un relato apasionante que cuenta con dos personajes complejos y atractivos: Julia y John. Ambos evolucionan tanto a lo largo de la historia que realmente no sabes al final quien es el criado y quien el aristócrata, algo que se refleja muy bien en el film. De igual forma, el guión conserva la fuerza y la inteligencia de ciertos pasajes de la obra original.

Sin embargo, se nota demasiado que no es una historia elaborada para la gran pantalla. Un texto teatral bien llevado al cine no debe aparentar haber sido lo anterior, y desde mi punto de vista la película no logra su objetivo.

Algunas imágenes son realmente bellas, y el final está tratado con delicadeza y posee la capacidad de conmover. Pero junto a estos aciertos, hay escenas que están metidas con calzador para intentar variar la escenografía primitiva en la que se desarrolla la historia, y por tanto no vienen a cuento. El director ha intentado ampliar los espacios en los que se desarrolla la obra, con un resultado un tanto fallido.

Jessica Chastain encarna a Julia de forma magnífica, resultado no sólo del talento de la actriz estadounidense, sino también de una excelente dirección de actores a cargo de Liv Ullmann, quien antes de ser directora, trabajó delante de la cámara. El hecho es que los ojos de Jessica Chastain se cargan de verdad, pasión o miedo dependiendo de la escena. A esto ayudan también unos primeros planos muy acertados, que colaboran en la transmisión de cercanía y carga empática.

Colin Farrel, por su parte, comienza resultando poco creíble, aunque a medida que avanza el metraje su trabajo va mejorando. Por último, quiero destacar el papel interpretado por Samantha Morton, quien encarna a Kathleen, la criada novia de John.

La señorita Julia

Sinopsis Nueva adaptación del clásico teatral de August Strindberg. Narra la historia de la hija de un rico terrateniente que seduce a su criado durante la noche de San Juan.
Duración 129 min.
País Reino Unido
Director Liv Ullmann
Guión Liv Ullmann
Música Arve Tellefsen, Havard Gimse, Truls Mørk
Fotografía Mikhail Krichman
Reparto Jessica Chastain, Colin Farrell, Samantha Morton, Nora McMenamy
Productora Coproducción Reino Unido-Noruega
Género Drama
Título original Miss Julie

Trailer

Calificación6.5
6.5

Comparte este artículo

No hay comentarios

Añade tu comentario