La vida de Anna (2916), de Nino Basilia – Crítica

«La vida de Anna retrata con realismo la personalidad de una mujer que no se rinde, que vive cada día sin abandonar su papel de heroína»

Anna es la protagonista de una conmovedora historia de lucha y valentía, una historia que va de frente y que habla de injusticias, desesperanza y un futuro sin perspectivas. Es madre de un niño autista que vive ingresado en una institución y además tiene a su cargo a su abuela, que progresivamente está perdiendo la cabeza. Para poder sostener esta situación, trabajar es la única labor, que llena todas las horas de sus días con un único objetivo, poder emigrar a EEUU en busca de un futuro mejor. Pero la embajada le niega el visado, y cada paso hacia delante por conseguir algo son diez hacia atrás que le devuelven al punto de partida. Anna toma decisiones para cambiar su situación pero el mundo está dispuesto a retarle una y otra vez.

Nino Basilia, directora de La vida de Anna y formada en el género documental, retrata con un realismo arrollador la personalidad de Anna, una mujer que no se rinde. Una mujer que vive cada día en el frente de batalla, siempre dispuesta a disparar y sin abandonar su papel de heroína. Este drama está situado en un contexto social en el que nadie rema a favor y donde la proyección individual prima sobre la colectiva. Además el dinero está presente como si de un personaje más se tratara, generando una sensación de presión y angustia entorno a su carencia o abundancia.

Este continuo ir y venir de infortunios sin solución ponen al espectador entre la espada y la pared. Están narrados con pocos y largos planos cámara al hombro que casi siempre acompañan a Anna en su lucha. La ausencia de música más allá de la diégesis, las localizaciones reales y la edición de sonido tremendamente efectista consiguen un resultado veraz. La interpretación de la actriz principal, Ekaternie Demetradze, es camaleónica y sobresaliente, mostrando un trabajo que nos lleva a emociones tan dispares como la desesperación, la culpa y la esperanza.

Pese a la escasa producción cinematográfica, la presencia del cine georgiano es bastante habitual en los festivales de cine internacionales y La vida de Anna ha sido ganadora en el Cinema Jove, siendo el debut en la ficción de la directora Nino Basilia.

Sinopsis Una madre soltera de 32 años decide irse a América para mejorar sus condiciones de vida y las de su hijo autista. Anna se arriesga, vende la casa y le da el dinero a un hombre que le promete conseguir un visado ilegal de la embajada.
País Georgia
Director Nino Basilia
Guion Nino Basilia
Fotografía Nino Basilia
Reparto Ekaterine Demetradze, Lasha Murjikneli, Lili Okroshidze, Lamzira Chkheidze, Keso Maisuradze, Konstantine Djandjagava, Luka Chachibaia
Género Drama
Duración 108 min.
Título original Anna’s Life
Estreno 16/06/2017

Calificación8
8

Comparte este artículo

Marta Fernández Jiménez

Graduada en Comunicación Audiovisual y Dirección de Series de Ficción, ha desempeñado el puesto de Script en cine en varios proyectos. Su sensación preferida es la que le genera estar entre las cuatro paredes de un rodaje.

No hay comentarios

Añade tu comentario