Las mejores películas coreanas

Este artículo sobre las mejores películas coreanas recoge solamente aquellas películas producidas por Corea del Sur. Corea del Norte tiene una industria cinematográfica de cierta importancia, pero sus películas sirven fundamentalmente como propaganda del régimen, y no tienen para nosotros un interés demasiado elevado.

Corea del Sur, por su parte, cuenta con una industria muy potente, favorecida por una serie de leyes que establecen un número máximo de películas extranjeras que pueden ser proyectadas en los cines. Consecuencia de esto y más factores es que desde Corea del Sur nos llegan desde hace años un gran número de buenas películas, especialmente thrillers. Aunque, y esto es menos conocido, destacan también por sus dramas románticos.

Antes de pasar a la lista de mejores películas coreanas, recordamos que este artículo se encuadra dentro de una serie de posts sobre el cine asiático, que son los siguientes:


Train to Busan (Busanhaeng, 2016) de Yeon Sang-ho

Train to Busan

Train to Busan es la primera película de acción real de Yeon Sang-ho. Anteriormente, 4 películas de animación entre las que destaca la desagradable The king of Pigs (2011).

Train to Busan es una entretenida y dinámica película de zombies. Nada nuevo, pero mejor hecho.


Poesía (Shi, 2010) de Lee Chang-Dong

Poesía

Emocionante drama sobre el Alzheimer. Lee Chang-Dong es otro de los directores a seguir. Oasis (2002) también tuvo una gran aceptación.


The Yellow See (Hwanghae, 2010) de Na Hong-jin

Mezcla de thriller y cine social, The Yellow See se sitúa un poquito por encima de El extraño (2016), y supera con creces la película más sobrevalorada del director, The Chaser (2008).


Castaway on the Moon (Kimssi pyoryugi, 2009) de Kimssi pyoryugi

Película descaradamente romántica y anticapitalista. Una extraña historia de amor entre dos seres aislados e insatisfechos.


Hierro 3 (Bin-jip, 2004) de Kim Ki-duk

Hierro 3

Una de las mejores películas coreanas y una de las mejores películas a secas. Kim Ki-duk llegó a lo más alto de su carrera con Hierro 3. Alabado sin descanso en todo el mundo durante bastante tiempo, ahora sus películas han bajado unos enteros y se le critica con demasiada dureza.


A moment to remember (Nae meorisokui jiwoogae, 2004) de John H. Lee

Drama romántico un tanto lacrimógeno, pero muy efectivo. Si buscas algo con lo que llorar, encontrarás pocas películas mejor que esta.


Memories of murder (Salinui chueok, 2003) de Bong Joon-ho

Las películas de Bong Joon-ho siempre resultan de interés. Considero que tanto The Host (2006), como Mother (2009), Snowpiercer (2013) o Okja (2016) son buenas películas, aunque todas ellas sean tan diferentes entre sí. Sin embargo, Memories of Murder es otra cosa. Para mí, mejor.


Oldboy (2003) de Park Chan-wook

Old Boy es la película más reconocida de Park Chan-wook, uno de los genios contemporáneos. Sus películas, perturbadoras, violentas y estéticamente muy cuidadas son acogidas con entusiasmo en todo el mundo. No os perdáis la que es ahora mismo su última película: La doncella (2016).


My Sassy Girl (Yeopgijeogin geunyeo, 2001) de Kwak Jae-young

Al igual que ocurre con A moment to rememberMy Sassy Girl podría haber sido un pastel intragable, pero sortea los obstáculos con un final apasionante.


La doncella (Hanyo, 1960) de Kim Ki-young

El único clásico coreano que se cuela en esta lista de las mejores películas coreanas.

Comparte este artículo

Arturo G. Maiso

Tras estudiar comunicación audiovisual y cine, se especializó en comunicación multimedia y marketing online. Ha fundado la empresa AGM Comunicación Multimedia y la web El Cine en la Sombra.

No hay comentarios

Añade tu comentario