Las mejores películas indias

Debemos entender el contexto del cine en la India antes de conocer cuáles son, a nuestro juicio, las mejores películas indias.

India es el país del mundo en el que más películas se producen anualmente y donde mayor número de espectadores acuden al cine. Sin embargo, hasta los años 90, la inmensa mayoría de películas indias tenían una estructura muy marcada: diálogos excesivamente dramatizados (para nuestro gusto occidental), intercalados con números musicales. Es por ello, que aunque hay infinidad de películas producidas en este país, son pocas las que llegan hasta nosotros. De hecho, el 73% de los ingresos de estas películas provienen de la zona de Asia-Pacífico.

Pensar que todo el cine de la india se produce en Bollywood, sería como pensar que todo el cine americano proviene de Hollywood. Bollywood se refiere a la industria cinematográfica en idioma hindi, y se ubica en la ciudad de Bombay. Aunque es la industria cinematográfica más grande, hay al menos otras seis importantes.

Tuve la oportunidad de viajar a India y, por supuesto, acudí al Raj Mandir, quizás el cine más emblemático del país. La película que vimos, Shivaay (2016), es realmente mala, pero pocas veces he disfrutado tanto en un cine. La trama y la manera en que está rodada es muy básica, pero los espectadores se levantaban del asiento, aplaudían, gritaban. Era como volver a la niñez y entusiasmarse con las cosas más intrascendentes. Una experiencia que recomiendo.

Esta lista de las mejores películas indias se encuadra dentro de una serie de artículos sobre el cine asiático, compuesta por las siguientes listas:


La estación de las mujeres (Parched, 2015) de Leena Yadav

Película llena de optimismo que aborda el tema de la mujer en India.


Tribunal (Court, 2014) de Chaitanya Tamhane

Tribunal

Película muy lejana de la tradición del cine indio. Sutil, austera, muy crítica. Mejor película en el Festival de Venecia.


3 Idiots (2009) de Rajkumar Hirani

Película que consigue con recursos muy sencillos hacernos reír y dejarnos al borde del llanto. La última película de Rajkumar Hirani hasta la fecha, PK (2014), también es interesante.


Estrellas en la tierra (Taare Zameen Par, 2007) de Aamir Khan

Conmovedora película sobre un niño muy curioso que no es capaz de centrarse en sus estudios.


Samsara (2001) de Pan Nalin

Conflictos entre religión y sexualidad para una película compleja.


La boda del Monzón (Monsoon Wedding, 2001) de Mira Nair

León de Oro en Venecia, La boda del Monzón es la película más famosa de Mira Nair, directora que combina proyectos en Estados Unidos, Francia e India.


Trilogía de Mehta, de Deepa Mehta: Fuego (1996), Tierra (1998), Agua (2005)

La directora Deepa Mehta hace una critica a la discriminación de género y a las pobres aspiraciones de la mujer en diferentes circunstancias.


La reina de los bandidos (Bandit Queen, 1994) de Shekhar Kapur

Narra una parte de la vida de Phoolan Devi, perseguida por las autoridades por diversos crímenes y que se convirtió en símbolo para muchos indios de las clases bajas.

Se trata de una película brutal y polémica. La más controvertida de toda la lista de mejores películas indias.


Estrella nublada (Meghe Dhaka Tara, 1960) de Ritwik Ghatak

Prestigiosa película bengalí rodada en blanco y negro. Se ha incluido con insistencia entre las mejores de la historia del cine.


Trilogía de Apu, de Satyajit Ray: Pather Panchali (1955), Aparajito (1956), Apur Sansar (1959)

Estas tres películas constituyen la obra cinematográfica más importante de la historia de India. Sigue los pasos de su protagonista desde su infancia hasta su edad adulta en este país a principios del siglo XX. Supuso una gran influencia para el neorrealismo italiano.

Satyajit Ray tiene otro buen puñado de buenas películas, aunque no tan relevantes. Es el director indio más reconocido.

Comparte este artículo

Arturo G. Maiso

Tras estudiar comunicación audiovisual y cine, se especializó en comunicación multimedia y marketing online. Ha fundado la empresa AGM Comunicación Multimedia y la web El Cine en la Sombra.

No hay comentarios

Añade tu comentario