madre! (2017), de Darren Aronofsky – Crítica

«A través de una aterradora y brillante primera persona a cargo de la actriz Jennifer Lawrence, en madre! se hace partícipe al espectador de la angustiosa y desgraciadamente poderosa visión de la mujer como un ser frágil»

El cuerpo y el alma es el hogar del individuo y éste es dueño de decidir quiénes son los seres externos a los que quiere dejar entrar o quiénes prefiere que se queden en la superficie. Esta sentencia es la propuesta que Aronofsky plantea en madre!, su último surrealista, radical e inquietante largometraje. Pero es que también es nuestro interior el lugar donde habitan los monstruos más salvajes, destructivos y aterradores contra los que nadie nos puede ayudar a luchar.

Un único escenario y dos personajes (a priopi) introducen al espectador en un ambiente misterioso que se verá invadido por la anarquía y el caos irracional. Él es escritor, ella su inspiración y la casa su cárcel. Lo de él es solo de él pero lo de ella es de los dos.  Él necesita de otros para contar historias pero ella necesita de él y la casa para encontrarse a sí misma. El conflicto irrumpe cuando el compartir deseos opuestos en una vida común altera el orden de las prioridades de cada personaje.

El relato que plantea Aronofsky en madre! está narrado por elementos que pertenecen a la creación humana y al poder de la mujer en este proceso. Pero también por la debilidad del sentimiento materno que sobrepasa cualquier barrera racional. Ligado a esta idea, está ella, quien cuestiona, prohíbe y es odiada. A través de una aterradora y brillante primera persona a cargo de la actriz Jennifer Lawrence, se hace partícipe al espectador de la angustiosa y desgraciadamente poderosa visión de la mujer como un ser frágil.

Por otro lado y unido a la idea del extraño, está él (Javier Bardem) quien ofrece, permite y es querido. En él residen conflictos como el aislamiento del artista, lo doloroso de la falta de inspiración, el vivir para poder contar y la locura que produce el fanatismo. Junto a él nos encontramos con una familia, ajena al hogar, que entra en la casa y pretende gobernar a su antojo imponiendo unos deseos que parece que les vienen ordenados por un superior.

A lo largo de madre!, el síndrome de pertenencia invade a los personajes allá por donde pisan, destruyendo los límites de la libertad individual. Con una realización repleta de primeros planos cámara en mano donde no hay cabida para el alivio. Y donde los planos abiertos se plantean como meras transiciones para darnos un respiro. No cabe duda de que el director conoce esta herramienta a la perfección y hace uso de ella sin dudar.

Si bien asumo este relato como positivo, embriagador y capaz de remover, también es justo mencionar que el mensaje final puede pecar de pretencioso al dotar al hombre de poder ante el caos y a la mujer de redención ante un desastre declarado.

Sinopsis A una mujer le pilla por sorpresa que su marido deje entrar en casa a unas personas a las que no había invitado. Poco a poco el comportamiento de su marido va siendo más extraño y ella empieza a estresarse y a intentar echar a todo el mundo.
País Estados Unidos
Director Darren Aronofsky
Guion Darren Aronofsky
Música Jóhann Jóhannsson
Fotografía Matthew Libatique
Reparto Jennifer Lawrence, Javier Bardem, Michelle Pfeiffer, Ed Harris, Domhnall Gleeson, Kristen Wiig, Brian Gleeson, Cristina Rosato, Marcia Jean Kurtz, Ambrosio De Luca, Hamza Haq, Anana Rydvald, Arthur Holden, Bineyam Girma, Jaa Smith-Johnson, Xiao Sun
Género Thriller
Duración 120 min.
Título original mother!
Estreno 29/09/2017

Calificación8.5
8.5

Comparte este artículo

Marta Fernández Jiménez

Graduada en Comunicación Audiovisual y Dirección de Series de Ficción, ha desempeñado el puesto de Script en cine en varios proyectos. Su sensación preferida es la que le genera estar entre las cuatro paredes de un rodaje.

No hay comentarios

Añade tu comentario