San Sebastián Día 3: 21 nuits avec Pattie, Sparrows, Amama

20 de septiembre. La mañana comienza de manera extraordinaria con ‘21 nuits avec Pattie‘, divertida y estimulante película dirigida por los hermanos Jean-MarieArnaud Larrieu, que narra la llegada de una parisina de 40 años a un pequeño pueblo de los Pirineos. La madre de la protagonista ha muerto, y a pesar de la relación distante (casi inexistente) que mantenían, esta debe acudir a la casa de la anciana para organizar el funeral.

La fallecida tenía un carácter indomable y aventurero, gustos que extendía a todas las facetas de su vida, incluido el sexo. Los habitantes del lugar donde vivía parecen compartir ese espíritu libertino. Y allí se encuentra ahora la protagonista, una mujer con un férreo control de sus impulsos, casada, y madre de dos hijos.

21 nuits avec pattie

Este es el punto del que parte esta extraña mezcla de comedia y drama psicológico, en el que no faltan algunos toques fantásticos. Lo más curioso, y lo que da un valor extra al film es su (al menos) doble lectura. Salí del cine con muy buenas sensaciones. Me lo había pasado bien durante su primera mitad, y en la segunda había disfrutado de la locura de la que todo se adueña. Tras un rato reflexionando, todo parecía cuadrar. Esto de aquí es un elemento simbólico, esto de allá una licencia dramática, etc.

Pues bien, unas horas después, comentando la película con unos conocidos, resulta que ellos habían llegado a una conclusión argumental totalmente distinta. Parecían estar hablando de un largometraje diferente, pero donde las piezas encajaban a la perfección.

Mucho más sencilla y silenciosa es la islandesa ‘Sparrows‘, un drama en toda regla sobre un adolescente que se ve obligado a mudarse con su padre alcohólico a un pequeño pueblo en los fiordos. A algunos, el ritmo pausado y sereno les resulta un peñazo, como bien nos hizo saber un sinvergüenza que a voz en grito expresó su disgusto al finalizar la proyección. También hubo aplausos. Yo aplaudí.

Reconozco muchas virtudes en esta pequeña película. Coherencia, veracidad, e incluso una cierta poesía (cruda, pero también bella) muy apegada a la realidad. Su exótico emplazamiento, sus buenas interpretaciones y su acertado último tramo compensan con creces un cierto academicismo.

sparrows

Amama‘, sin embargo, sí me aburrió. Quiero mostrar mi respeto a sus responsables por su trabajo e intenciones, pero ni lo que cuenta, ni la manera en que lo hace despiertan en mí interés alguno. No conecto con sus personajes, no sufro con sus problemas ni me alegro por sus reconciliaciones. En medio de ese precioso paraje vasco, todo me parece rodado de manera artificial.

Fuera de la sección oficial pude disfrutar de la última película del genial Charlie Kaufman . ‘Anomalisa‘ es su segundo proyecto como director (en este caso comparte rol con Duke Johnson) después de triunfar como guionista en multitud de films: ‘Cómo ser John Malkovich‘, ‘Adaptation‘, ‘Eternal Sunshine of the Spotless Mind‘…

Nos encontramos con una animación stop-motion bastante básica, pero eficaz a la hora de transmitir los conceptos que Kaufman desea expresar. Una vez acoplados al incómodo universo del film, combinación de estricta cotidianidad y alocada fantasía (sí, esto es posible), el viaje resulta de una sencillez y una honestidad apabullante. Su mensaje sobre el amor es sincero y triste, aunque no resulta deprimente. Y la manera que ha ideado Kaufman para expresarlo es admirable.

Amama

Asier Altuna (derecha), director de “Amama”, junto con los actores

Comparte este artículo

Arturo G. Maiso

Tras estudiar comunicación audiovisual y cine, se especializó en comunicación multimedia y marketing online. Ha fundado la empresa AGM Comunicación Multimedia y la web El Cine en la Sombra.

No hay comentarios

Añade tu comentario