Train to Busan (2016), de Yeon Sang-ho – Crítica

Train to Busan

«Train to Busan es intensa, enérgica, dinámica, firme, hasta tal punto que, durante las casi dos horas de proyección, uno no aparta los ojos de la pantalla.»

Para el realizador surcoreano Yeon Sang-ho, Train to Busan supone su primer largometraje con personajes de carne y hueso, ya que anteriormente cintas como The King of Pigs (2011), The Window (2011), The Fake (2013) o Seoul Estation (2016) pertenecían al ámbito de la animación. Pero no nos equivoquemos, en The Fake, Yeon Sang-ho, ya nos mostró su faceta más violenta, y en el Festival de Sitges del mismo año, fue premiada como Mejor Película Animada. Si ahora les dijera que Train to Busan es una película de zombis, muchos de ustedes lanzarían un profundo suspiro al tiempo que piensan: otra más. Algunos, simplemente dejarían de leer. Craso error. Olvídense de lo que han visto hasta ahora, hasta del prodigio televisivo Walking Dead. Están ante una cinta que aprovecha el fenómeno “muertos vivientes” para hacer una dura crítica a la sociedad, a la falta de humanidad, a la forma irracional de comportarnos, a la traición, a la falta de compasión por el más débil, y a esa famosa frase del “quítate tú que me pongo yo”. Pero lo verdaderamente fascinante es que el director reinventa todo un género. Es cierto, es una película que ya hemos visto, pero nunca tan bien hecha, y aquí está la diferencia. Train to Busan no tiene los mismos clichés, sino que juega con ellos y al mismo tiempo, se recrea con el espectador dándole vueltas y retorciendo una historia que nos hace constantes guiños: cuando piensas que va a ocurrir algo, o va a morir tal o cual personaje, el relato te desmonta tu narración y te lleva por un camino totalmente diferente. El guion, escrito por el mismo Yeon Sang-ho, es intenso, enérgico, dinámico, firme, hasta tal punto que, durante las casi dos horas de proyección, uno no aparta los ojos de la pantalla.

En el primer cuarto de hora, se nos presenta a los protagonistas de la película, un grupo de personajes con personalidades totalmente dispares que, poco a poco y a lo largo de la proyección, nos demostrarán que en tiempos de desequilibrios y fluctuación, es imperiosamente vital ayudarnos mutuamente, y más aún, cuando el peligro y el miedo se adueña de nuestras mentes. Así nos descubren a Seok Woo, brillantemente interpretado por el actor Gong Yoo (The Suspect, 2013; El imperio de las sombras, 2016), un alto ejecutivo de las finanzas, divorciado, adicto al trabajo, que sube al tren dirección a Busan, con su hija An-Soo (Kim Soo-ann). En el vagón se encontraran con el descortés y algo bruto de Hwa Sang (Ma Dong-seok) y su esposa embarazada Gyeong Sung (Jung Yu-mi), Young Suk (Kim Eui-sung) un jefazo del ferrocarril que viaja como pasajero que interpreta a un personaje totalmente despreciable, capaz de vender a su madre, vaya, lo que llamaríamos una sanguijuela; un equipo de béisbol formado por adolescentes, y dos singulares hermanas que se amarán hasta las últimas consecuencias. En los segundos antes de la partida del tren, y sin que nadie se dé cuenta, sube una mujer infectada. La televisión de los diversos vagones da una distorsionada información sobre diversos brotes de violencia a causa de unos huelguistas.

Ya se lo pueden imaginar, tenemos un moderno tren en marcha, a toda velocidad, una infectada en su interior y una situación completamente claustrofóbica a la que hay que sacar el mayor provecho posible. Tensión sobre tensión, angustia, estrés, incertidumbre, y todo ello magníficamente filmado, cortes secos, con maravillosas actuaciones, un pulso narrativo persistente, secuencias alucinantes, planos intrincados, y unos zombis rápidos, ágiles, nada torpes. Todo esto con una habilidad técnica para sacarse el sombrero. Y en un segundo plano, siempre latiendo la crítica a una sociedad que se dirige al abismo.

No es de extrañar que en el pasado festival de Sitges (2016), Train to Busan fuera fuertemente ovacionada, además de concederle el Premio al Mejor Director y a los Mejores Efectos Especiales.

Train to Busan

Sinopsis Un desastroso virus se me expande por Corea del Sur, provocando importantes altercados. Los pasajeros de uno de los trenes KTX que viaja de Seúl a Busan tendrán que luchar por su supervivencia.
País Corea del Sur
Director Yeon Sang-ho
Guión Yeon Sang-ho
Música Jang Young-gyu
Fotografía Lee Hyung-deok
Reparto Gong Yoo, Ma Dong-seok, Ahn So-hee, Kim Soo-an, Jung Yu-mi, Kim Eui-sung, Choi Woo-sik, Jung Kyung-mi, Shim Eun-kyung, Choi Gwi-hwa
Género Terror
Duración 118 min.
Título original 부산행 Busanhaeng
Estreno 04/01/17

Trailer

Calificación7
7

Comparte este artículo

Josep Lluis Mestres

Josep Lluis Mestres, nacido en Barcelona (1960), ha sido director de la revista literaria Vians Literature, y sus narraciones, poemas y artículos han aparecido en distintas revistas especializadas. Es autor de variados libros de poesía y narraciones, y le han sido concedidos diversos premios literarios.

No hay comentarios

Añade tu comentario