Una noche fuera de control (2017), de Lucia Aniello – Crítica

«Una noche fuera de control es como una limonada para calurosas tardes de verano»

Jess, una Scarlett Johansson que sigue explorando la comedia, se va a casar y sus cuatro amigas -elenco coral interpretado por Kate McKinnon, Jillian Bell, Ilana Glazer y Zoë Kravitz- deciden reunirse con ella en Miami para celebrarlo. Varios giros después, el guion acaba espolvoreado de cocaína, sexo y un muerto.

Esta no es una película sobre una despedida de soltera, la fiesta es un mero escenario; el verdadero mensaje que desean trasmitir es el valor de la amistad a través de una crisis. El toque de color lo ofrecen circunstancias de tono salvajemente gracioso. Es La boda de mi mejor amiga formulado como Resacón en las Vegas, de estilo femenino y feminista, con toques de Este muerto está muy vivo; dirigida, escrita y protagonizada por mujeres, mujeres que han roto el molde. Rough night escoge matices de la revolución de nuestro tiempo, como la sororidad o la liberación sexual. Destacan en este aspecto el tratamiento de la pareja lésbica, no sexualizada, o el trío entre Zoë Kravitz, Demi Moore y Ty Burrell (Modern Family). También contemplamos un mosaico de amistades, donde el pasado debe encajar con el presente para que ambos tengan un espacio en el futuro.

La crítica estadounidense se ha sentido algo decepcionada con este producto al no encontrar mucho parecido con la desvergonzada serie Broad City; protagonizada y escrita por algunas de las componentes de Una noche fuera de control. En esta película se han cambiado los roles de género, haciendo aburridos y delicados a los varones, mientras las mujeres tomaban el papel que generalmente se le ha atribuido a los hombres: emborrachándose, hablando de sexo y machancando al sexo opuesto. Uno de los gags más hilarantes muestra la loca juerga de las chicas en contraposición a la delicada cata de vinos de los chicos. Algunas feministas creen que de esto se trata la Tercera Ola: imitar al sujeto que ostenta el poder y hacer lo que los hombres hacen, incluidas las estupideces. Darle la vuelta al género para romper tabúes; en este caso, al género de la comedia. Aunque la temática del fin de semana lleno de fiesta ya es prácticamente un subgénero en Estados Unidos. Un trabajo R, no apto para menores de 17 años, que sigue los pasos de Malas madres o Mejor solteras. No diremos que estas películas hayan liberado a las mujeres pero sí les están dando otras formas de protagonizar películas.

“La comedia es un camino especialmente difícil para las mujeres”, afirmaba Lucia Aniello, directora y guionista de Una noche fuera de control. Una película que recomiendo cuando no apetece un drama de cine independiente sino una comedia que entretenga un par de horas, una limonada para calurosas tardes de verano.

Sinopsis Historia de un grupo de amigas cuya despedida de soltera en Miami va demasiado lejos cuando muere el stripper que creen que han contratado
Título original Rough Night
Año 2017
Duración 101 min
País Estados Unidos
Directora Lucia Aniello
Guion Lucia Aniello, Paul W.Downs
Música Dominic Lewis
Fotografía Sean Porter
Reparto Scarlett Johansson, Kate mcKinnon, Zoë Kravitz, Killian Bell, Ilana Glazer, Demi Moore, Enrique Murciano, Colton Haynes, Ty Burrell, Dean Winters, Ryan Cooper, Hasan Minhaj, Karan Soni, Natalie Glod, Paul W.Downs, Tony Rodriguez, Liz Celeste, Daniel Raymont, Doris McCarthy
Género Comedia
Estreno 21/07/17

Calificación7
7

Comparte este artículo

Alba Puerto

Estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual; me interesa la política internacional, la cultura, los movimientos sociales y la innovación tecnológica. Por ello soy articulista en medios digitales, locutora, columnista y Coordinadora General de un proyecto de UNICEF dentro de las universidades españolas.

No hay comentarios

Añade tu comentario