7 de las mejores películas de baloncesto jamás hechas

Las películas sobre deportes son increíblemente emocionantes, pero las películas sobre baloncesto, son incluso, mas intensa, y es algo que cualquier fanático del baloncesto que ha presenciado un partido en vivo debe saber, así como también debe saber que las apuestas especialmente realizadas en Betway apuestas de baloncesto, no solo son emocionantes, pero también puede resultar exitoso.

A continuación, encontrará 7 de las mejores películas de baloncesto de todos los tiempos.


Orgullo celta o Celtic Pride

Es fácil confundir a Daniel Stern con un Bill Simmons cuando era más joven en la película Celtic Pride, la comedia de 1996 coescrita por Judd Apatow y Colin Quinn sobre un par de acérrimos fanáticos de Boston que adoran a sus equipos por encima de todo lo demás. Desesperados por que los Celtics vencieran a los Jazz en el Juego 7 de las Finales de la NBA, Mike (Stern) y Jimmy (Dan Akroyd) intoxican y secuestran al mejor jugador de Utah, Lewis Scott (Damon Wayans), lo que inevitablemente tiene implicaciones más grandes que el resultado final de un partido de baloncesto. en quién podrían apostar sus juegos, en Betway, la mejor casa de apuestas en línea.


Lobo adolescente

Durante más de un minuto, todo el gimnasio se queda inmóvil. Michael J. Fox acaba de transformarse en un hombre lobo y comienza a driblar el balón ante sus compañeros de equipo aturdidos y los aficionados estupefactos. Eventualmente, toma ventaja corriendo por la cancha y termina con un mate de slam; el horrorizado shock finalmente se convierte en una feliz sorpresa. ¡El muchacho finalmente puede jugar! Esta excelente película retrata el baloncesto de calidad, y el lobo adolescente, puede jugar increíblemente incluso si no hya una luna llena.


Sunset Park

Sunset Park cuenta la historia de una inepta profesora de gimnasia del centro de la ciudad (Rhea Perlman) que se hace cargo del equipo de baloncesto de su escuela secundaria para ganar algo de dinero extra. En el transcurso de esta empresa, ella convierte a un grupo talentoso pero disfuncional en un producto en su mayoría pulido, uniendo y rescatando al base del equipo (Fredro Starr) y enderezando a un Terrance Howard. En esta excelente película se pueden disfrutar de las pequeñas cosas, como el aprendizaje de Perlman, y luego la enseñanza en una zona de 3-2.


Space Jam

Además de crear una canción de éxito, Space Jam proporcionó el vehículo estrella ideal para Michael Jordan, cuyos mitos mejoraron con esta clásica aventura de entretenimiento. Mezclando animación con algunas de las estrellas más grandes del juego, la película une a Jordan con los Looney Tunes para jugar un partido de baloncesto contra alienígenas sobrealimentados que han tomado como rehenes las habilidades de sus compañeros de la NBA. Los “MonStars” pronto aprenden que nunca deben desafiar a un equipo con el más grande de todos los tiempos, especialmente cuando tiene la ayuda de Bill Murray.


Encontrando a Forrester

¿Cómo podría un talentoso jugador de baloncesto afroamericano del Bronx ser el mejor escritor dentro de una escuela privada de élite de Manhattan? Podríamos llamar a esto la secuela espiritual de Nueva York de Gus Van Sant de Good Will Hunting, desafiando los estereotipos y recordándonos que no juzguemos los libros por sus portadas. Jamal (Rob Brown), el fenómeno en cuestión, entabla una improbable amistad con un famoso novelista escocés (Sean Connery), que se convierte en un espinoso mentor del joven de 16 años. A pesar de que Jamal lleva una pelota de baloncesto en casi todas las escenas (el niño es un natural), el clímax cambia la cancha por el aula, donde está claro que un Pulitzer espera su futuro.


Camino de la gloria

Camino de la Gloria o Glory Road, comienza con imágenes de archivo de los tiempos cambiantes. Es mediados de la década de 1960 y, de hecho, los tiempos están cambiando en la Universidad Western de Texas, donde Don Haskins (Josh Lucas) aparece para hacerse cargo del programa de baloncesto. Sin reclutar apoyo, encuentra a siete jugadores afroamericanos, con pocas posibilidades de asistir a la universidad, para llenar su equipo. A lo largo de la temporada casi invicta de los Mineros, experimentan todo tipo de resistencia a la integración, que llega a un punto de ebullición cuando Haskins hace historia al iniciar a cinco jugadores afroamericanos en el juego del Campeonato Nacional. Todo sorprende y nada realmente decepciona, en esta retrospectiva increíblemente hecha.


Hoosiers

Siempre será la película de baloncesto de Indiana por excelencia. Norman Dale (Gene Hackman), el nuevo entrenador de baloncesto de Hickory inculcando los fundamentos del juego para brindar grandes juegos, como los que puedes apoyar en Betway, apuestas deportivas. El mejor jugador de la pequeña ciudad agrícola, Jimmy Chitwood, se mantiene jugando, pero finalmente se une al equipo siempre y cuando Dale se quede, y la unidad de siete hombres se acerque a sus objetivos de campeonato. Hoosiers estableció el plan para el clásico discurso motivacional: si juegas duro, eres ganador. La película dio un nuevo significado a las películas deportivas y basadas en el baloncesto.

Share this post

No existen comentarios

Añade el tuyo