Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald (2018) – Crítica

«Los crímenes de Grindelwald es toda una experiencia sensorial. Se parece mucho más a la serie de películas originales que la primera de Animales fantásticos»

Al final de Animales fantásticos, Grindelwald fue capturado por el MACUSA con la ayuda de Scamander, aunque se libera de su custodia y comienza a reunir adeptos. Pretende alzar a los magos para reinar sobre los muggles en un mundo mágico cada vez más dividido y politizado, con lealtades en los rincones más insospechados.

Los crímenes de Grindelwald, y como siempre sucede en el universo de Harry Potter, presenta un elenco coral bien trazado. Le suceden demasiadas cosas a muchos personajes, la gran mayoría relevantes para el desarrollo general de la película, con subtramas propias que se entrelazan a las de otros protagonistas.

Esta secuela es toda una experiencia sensorial. Configuran el imaginario de fantasía gracias a una constante, la magia, latente en cada fotograma. Hay latigazos en la ficción, como relaciones no justificadas, personajes simples con arcos dramáticos vibrantes y reiterados saltos de localización. Pero el conjunto está calado de una originalidad visual brillante.

Si bien es cierto que esta abrumadora cantidad de escenas efectistas están interconectadas con nexos algo vagos, esto se agradece. Ya que permite reposar la historia unos segundos mientras el público intenta procesar lo que sucede en pantalla, porque lo que se cuenta a veces queda olvidado debido a cómo se cuenta.

Hay tres narrativas principales: Credence como la herramienta que ambos bandos persiguen, un joven Dumbledore jugando a la guerra de posiciones con peones como Newt, y Grindelwald como el villano que encantará a los espectadores. En gran parte porque lo interpreta Johnny Depp y calza el papel de forma deliciosa.

Si Animales fantásticos y dónde encontrarlos era una obra introductoria, de presentación de personajes, esta es una película-puente donde se inician las tramas que se irán entretejiendo más y más en las próximas entregas. Ya que se espera que sea una saga de cinco películas, todas conducidas por David Yates, quien ha dirigido las del mundo de Harry Potter -ahora llamado Wizard World- desde La orden del Fénix.

A los seguidores de este universo les gustará Los crímenes de Grindelwald porque se parece a la serie de películas originales, mucho más que la primera de Animales fantásticos, no tanto debido al tono y la cantidad de acción sino a las constantes referencias y lo oscuro que se torna, incluso la estética. Es una apuesta -muy acertada- por la evolución del universo de Rowling, que ha crecido tanto como la edad y cantidad de su público.

El guion está escrito por esta autora, siendo una coproducción de Reino Unido y Estados Unidos con Warner Bros. y Heyday Films, que es mayormente conocida por producir las películas de la saga desde La piedra filosofal.


Sinopsis El poderoso mago oscuro Gellert Grindelwald fue capturado por MACUSA, con la ayuda de Newt Scamander. Pero, cumpliendo con su amenaza, Grindelwald escapó de su custodia y ha comenzado a reunir seguidores, la mayoría de los cuales no sospechan sus verdaderas intenciones: alzar a los magos purasangre para reinar sobre todas las criaturas no mágicas.
País Reino Unido
Dirección David Yates
Guion J.K. Rowling
Música James Newton Howard
Fotografía Philippe Rousselot
Reparto Eddie Redmayne, Jude Law, Katherine Waterston, Johnny Depp, Zöe Kravitz,Ezra Miller
Género Fantástico
Duración 134 min.
Título original Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald
Estreno 16/11/2018

Calificación8
8

Comparte este artículo

Alba Puerto

Estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual; me interesa la política internacional, la cultura, los movimientos sociales y la innovación tecnológica. Por ello soy articulista en medios digitales, locutora, columnista y Coordinadora General de un proyecto de UNICEF dentro de las universidades españolas.

No hay comentarios

Añade tu comentario