Annie (2014), de Will Gluck – Crítica

Annie

La última película de Will Gluck es un musical que nos cuenta la historia de Annie (Quvenzhané Wallis), una niña huérfana que vive junto a otras cuatro adorables chicas en una casa de acogida bajo la tutela de la señorita Colleen Hannigan (Cameron Diaz). Bajo este contexto y con la esperanza de que algún día volverá a ver a sus padres, la vida de Annie da un giro de 360º cuando el candidato a la alcaldía de Nueva York, el magnate de las telecomunicaciones William Stacks (Jamie Foxx), se cruza en su camino.

El film, producido por los populares Will Smith y Jay-Z, es una nueva adaptación del musical ‘Annie‘ que se estrenó en Broadway en 1977, basado en la tira de prensa ‘Little Orphan Annie‘ de Harold Gray. Una tragicomedia llena de esperanza y emociones, cuya banda sonora incluye alguna de las canciones originales del espectáculo neoyorquino, elocuentes y pegadizos temas que amenizan la proyección con mensajes directos que nos hablan del mañana, de las nuevas oportunidades y del seguir sonriendo.

En cuanto al reparto, la joven Quvenzhané Wallis (‘12 años de esclavitud‘, ‘Una niña maravillosa‘) da vida a una pequeña Annie segura de sí misma, independiente y tenaz que no se deja vencer pese a las adversidades. Un papel sobreactuado que en ocasiones, nos muestra una niña altiva y resabida pero que a pesar de todo, nos dará muy buenos minutos junto al futuro alcalde. Por otro lado, Cameron Diaz (‘Sex Tape‘, ‘Los Ángeles de Charlie‘) interpreta a la señorita Hannigan, una alocada, desesperada y manipuladora tutora legal que ahogará sus penas en el alcohol. Una estrella frustrada de la música que incapaz de reconocer sus problemas, vierte sus rabias contra el grupo de niñas de las que supuestamente se hace cargo.

Otro peso pesado es Jamie Foxx (‘Collateral‘, ‘El Solista‘) como Will Stacks, el multimillonario que ansía convertirse en gobernador. En este caso, la actuación de Foxx destaca por la soltura y naturalidad con que afronta los momentos alegres y enternecedores.

El reparto se completa con la presencia de Rose Byrne (‘Neighbors‘, ‘28 Semanas Después‘), Bobby Cannavale (‘Blue Jasmine‘, ‘Chef‘), Adewale Akinnuoye-Agbaje (‘Thor: Un Mundo Oscuro‘, ‘El regreso de la Momia‘) y David Zayas (‘Wake‘, ‘Flying By‘). Todo esto, sin olvidar los cameos de personajes tan conocidos como Michael J. Fox, Rihanna o Ashton Kutcher, que aportarán frescura al conjunto.

Una americanada sin grandes pretensiones, que busca entretener con un mensaje claro y positivo sobre cómo enfrentar una vida que no deja de sorprendernos. De esta manera, abordará diferentes temas entre los que destaca el amor, tanto fraternal, sentimental, como hacia los animales; el drama de aquellos huérfanos que superan las edades más demandadas en los procesos de adopción y que afrontan crisis de rechazo, falta de ilusión y desánimo; y las grandes diferencias sociales existentes.

El marketing político también estará muy presente en esta cinta, haciéndonos ver el entramado de acciones y actividades promovidas, no espontáneas, en la que políticos y otras personalidades públicas participan con el fin de rascar un puñado de votos a base de falsas promesas y actos comprometidos. Estos momentos serán motivo de mofa y un fiel reflejo de la las estratagemas políticas y populares de las que todos somos testigos en la actualidad.

También, nos llamará la atención el auge del uso de las redes sociales como elemento importante dentro de las historias proyectadas. En ‘Annie‘, un vídeo colgado en YouTube será el desencadenante que encienda la mecha que esconde este relato. A parte, la película terminará con una red social como herramienta crucial para resolver la persecución final. Dispositivos cuyo fuerte posicionamiento y visibilidad nos hacen más conscientes de su uso masivo y dependencia.

Y tampoco podía faltar el más que recurrido tema, cientos de veces tratado, del “sueño americano”, encarnado por el propio señor Stacks, que inyectará dosis de energía y superación al espectador, como consecuencia de sus orígenes humildes y la posición alcanzada con esfuerzo y dedicación.

En definitiva, una película trivial que rescata a la pequeña ‘Annie‘ de 1924 para llevarla a un mundo donde las injusticias aumentan y donde no todos cuentan con las mismas oportunidades. El film donde una niña consigue ser feliz pese a las ausencias y pérdidas de una corta e intensa vida.

Annie

Sinopsis Musical sobre una huérfana que conoce a un rico financiero. Este encuentro cambiará para siempre sus vidas.
País Estados Unidos
Director Will Gluck
Guión Aline Brosh McKenna, Will Gluck (Libro: Thomas Meehan. Cómic: Harold Gray)
Música Charles Strouse
Fotografía Michael Grady
Reparto Quvenzhane Wallis, Jamie Foxx, Rose Byrne, Bobby Cannavale, Cameron Diaz, Adewale Akinnuoye-Agbaje, David Zayas, Amanda Troya, Zoe Margaret Colletti
Productora Marcy Media / Overbrook Entertainment / Sony Pictures Entertainment (SPE)
Duración 118 min.
Género Musical
Título original Annie
Estreno 30/01/2015

Trailer

Calificación5
5

Share this post

Toñi González

Periodista de vocación, amante de la literatura, de la buena música y apasionada de la fotografía. De mente despierta y creativa, a la que le gusta viajar y el chocolate. Un boli Bic con mucha tinta que gastar y muchas historias que contar.

1 comment

Añade el tuyo
  1. Cristina 15 febrero, 2015 at 18:24 Responder

    Como fan de la Annie de 1982 fui de cabeza a ver el remake. La crítica me parece totalmente acertada: buenos actores, película fresca, elementos actuales… pero pocas pretensiones.

    Recientemente he revisionado el clásico de mi infancia y lo considero altamente superior en muchos aspectos. En estética, es puro Broadway. En cuanto al mensaje allí están mucho más claros, en forma de parodia, los guiños al dibujante conservador Harold Gray que odiaba los sindicatos, el comunismo y el New Deal (En la nueva, Annie hace una divertida performance sobre el tema, pero no se vuelve a mencionar). En la antigua vemos a Roosevelt (encarnado por tercera vez por el actor Edward Herrmann), y a un terrorista bolchevique. Carol Burnett es una verdadera villana (pese a ser más humana que su hermano Tim Curry), mientras que Cameron Díaz ya sabíamos desde el principio que tenía su corazoncito (por cierto, que no me convencieron mucho sus “alucinaciones” que quizás quieren suplir la poca cantidad de niñas en acogida). Y Albert Finney (¡¡Poirot!!) comienza su aparición vendiendo armas. Punjab y el Aspid desaparecen en la nueva película.

    De la nueva me parece un gran acierto la parte de “Moon Quake Lake” (en lugar de “La dama de las camelias”) y el uso de las redes sociales. Wallis y Foxx están geniales. Pero no la considero una película memorable, como sí era la de los 80. ¡Hay que volver a verla!

Publica un nuevo comentario