La batalla de los sexos (2017) de Jonathan Dayton y Valerie Faris – Crítica

La batalla de los sexos

«La Batalla de los Sexos trata del proceso de transformación psicológica, emocional, mental y sexual que experimenta una mujer de 29 años»

Guy Debord, en los años 60, escribió un esclarecedor libro llamado La Sociedad del Espectáculo. Su mismo título resulta muy elocuente en relación a lo que acontece en el mundo, tanto en los asuntos deportivos como en los políticos. Bien, más que a lo que acontece, al modo de acontecer y a las cosas que ese modo de acontecer provoca y suscita. Pues bien, lo que cuenta ese libro, de título tan elocuente como esclarecedor, se ve a las claras en La Batalla de los Sexos. Y ahora les explicaré de qué va el asunto. Pero antes, un apunte previo:

Por lo general, los críticos que asistimos a los pases de prensa no tenemos mucha idea acerca de la película que vamos a ver, lo cual es muy interesante, pues acudimos al pase en un estado de indefensión desprogramada. O lo que es lo mismo: sin idea de si estaremos o no receptivos al cuento que se nos va a contar. Y en el caso de La Batalla de los Sexos ocurrió que pensamos que sería un biopic como tantos otros. Sin embargo, y lo digo ya, el inicio de la película me llevó a sentir que estabamos ante una película de calidad sobresaliente, y con un tema que se enlaza con lo que cuenta el libro de Guy Debord. En este caso, el asunto transcurre como trama vinculada al mundo del tenis y, en concreto, en torno a la figura de Billy Jean King, una tenista muy famosa en su tiempo que protagonizó el emerger de la mujer como parte del mundo del deporte como espectáculo, con todos los derechos y prerrogativas de los hombres, que son los que tenían el ámbito social y económico relacionado con ese deporte. Puntualizo: el caso de Billy Jean King fue tan solo un inicio, pues el tema de la equiparación con el macho no se alcanzó hasta más adelante.

Sin embargo, aún siendo un tema que puede interesar a personas vinculadas al mundo de los negocios deportivos, la película cuenta el proceso de transformación de Billy Jean King, desde que está a punto de conseguir el estrellato, pasando por su enfrentamiento con los machos alfa del sector, hasta llegar a la gloria derrotando a un rival masculino. Es decir, La Batalla de los Sexos trata de un tema que se podría extrapolar a cualquier otra actividad, en el sentido de la mujer que realiza un mismo trabajo que el hombre cobrando menos que él. Como decía al principio del párrafo, la película trata del proceso de transformación psicológica, emocional, mental y sexual que experimenta una mujer de 29 años.

Vemos en pantalla a Emma Stone (encarnando a Billy Jean), que reluce como una estrella incandescente, con sus gafas, que tan bien le sientan. Constato que debe llevar un par o tres de dioptrías. El otro filón de oro son los diálogos, el guión, la dirección, los juegos de cámara. Ah, y el papel de Steve Carell, superlativo él. También vemos a Sarah Silverman, la cuidadora del pelo de Billy Jean King, que ejerce de pivote existencial en la transformación de la protagonista. Es decir, el protagonismo, que podría estar monopolizado por Steve y Emma, aquí está sabiamente repartido por diversos personajes secundarios, muy esenciales todos ellos. Incluso vemos a Elisabeth Shue haciendo de esposa de Steve Carell. Por favor, Elisabeth, ¿por qué nos has tenido tan abandonados? La encuentro tan fascinante ahora, en La Batalla de los Sexos, como en Leaving las Vegas. Por favor, Elisabeth, no nos vuelvas a dejar desatendidos. Constato, una vez más, que Elisabeth Shue es una actriz muy desaprovechada.

Otra cosa: en los pases de prensa solemos coincidir las mismas personas. Y en concreto, hay una compañera que siempre se pone a toser al cabo de una hora y veinte minutos del inicio de cada pase pelicular. Es decir, cuando la oigo toser, a veces muy largamente, lo tomo señal de que ya ha pasado una hora y veinte minutos. Pues bien, en el caso La Batalla de los Sexos, esta compañera, rompiendo con su costumbre habitual, no tosió en un solo momento. Esto ya quiere decir que lo que se cuenta en la película le tocó justo en la herida, una herida que en la película se expone en un doble ámbito, tanto en lo referente a la parte pública –el tenis como juego y como negocio- y en la parte privada –en lo referente a la identidad sexual femenina de Billy Jean King-.

Sinopsis En 1973 dos tenistas, la carismática Billie Jean King y el campeón Bobby Riggs, se enfrentan en una publicitada exhibición de tenis llamada “La batalla de sexos”
País Estados Unidos
Director Jonathan Dayton y Valerie Faris
Guion Simon Beaufoy
Música Nicholas Britell
Fotografía Linus Sandgren
Reparto Emma Stone, Steve Carell, Andrea Riseborough, Elisabeth Shue, Austin Stowell, Sarah Silverman, Alan Cumming, Eric Christian Olsen, Jessica McNamee, Mickey Sumner, James Mackay, Agnes Olech, Chet Grissom, Chip Chinery, John C. McGinley
Género Comedia
Duración 121 min.
Título original Battle of the Sexes
Estreno 3/11/2017

Calificación8
8

Comparte este artículo

Jesús Gabriel Gutiérrez

Mentor literario. Escritor. Filósofo. Prospectivista y astrólogo. Me interesa la historia y el hilo que sale de ella y nos conecta con el futuro.

No hay comentarios

Añade tu comentario