Blair Witch (2016), de Adam Wingard

Blair Witch

«Blair Witch no se aleja demasiado de la obra original: cámara en mano, oscuridad, sustos y personajes vacíos.»

Era el año 1999, cuando el cine de terror todavía ofrecía ciertos alicientes y variaciones. Se entrenaba entonces El proyecto de la Bruja de Blair, una película impactante y en cierta medida revolucionaria, por ser la que dio a conocer el llamado found footage o metraje encontrado, una técnica narrativa cuyo precedente se remonta a la polémica Holocausto caníbal (1980). Esta técnica que hace uso continuo de la cámara en mano pretende hacer más realista y cercana la historia que se cuenta. [REC] (Jaume Balagueró y Paco Plaza, 2007), por poner un ejemplo, es otro éxito cimentado en el metraje encontrado.

17 años después se estrena en la Sección Oficial del Festival de Sitges Blair Witch, innecesaria secuela de El proyecto de la Bruja de Blair. 

Pues bien, casi veinte años después de nos llega pues, esta secuela que a simple vista se antoja innecesaria y que se ha presentado en la sección Oficial del Festival de Sitges. En esta ocasión se nos narra la historia de James, hermano de Heather, la chica protagonista del film original. Éste ansía encontrar respuestas a la extraña desaparición de su hermana. Para ello decide ir al bosque donde se la vio por última vez. Le acompañan tres amigos y dos lugareños, decididos todos ellos a resolver el misterio.

Aunque se trate de una secuela, no es necesario haber visto la película original. Da la sensación que el director la ha concebido más como un remake que como una secuela. Es una puesta al día con nuevas tecnologías de la propuesta original. Adam Wingard, que nos dejó estupefactos con Tú eres el siguiente (2011), es el encargado de dirigir Blair Witch, y lo hace sin alejarse demasiado de la obra original: cámara en mano, oscuridad, sustos por doquier y personajes vacíos.

Blair Witch

Comparte este artículo

David García

Nací en Barcelona, en 1979. Estudié un Máster en Comunicación Audiovisual y en el año 2000 entré en Ràdio Sant Boi. Quince años después, ahí sigo, ahora colaborando en un 'magazine' titulado 'De dissabte', donde llevo la sección de series y cine.

No hay comentarios

Añade tu comentario