Brooklyn (2015), de John Crowley – Crítica

Brooklyn

«Esta historia nos la han contado bastantes veces, pero en su conjunto Brooklyn no ofrece altibajos y está bien equilibrada.»

Tras la más que discutible ‘Circuito cerrado’ (2013) y la pobre acogida que supuso la segunda temporada de ‘True Detective’, de la cual dirigió un par de capítulos, John Crowley vuelve a sus orígenes relatándonos una historia que nos sitúa de nuevo, en su Irlanda natal. En esta ocasión, traslada a la gran pantalla una novela de Colm Tóibín, en un guión que ha adaptado para la ocasión Nick Hornby (‘An education’, 2009) y que le ha valido a éste su segunda nominación al Oscar. La historia que nos cuenta nos sitúa en la década de los 50 y se centra en Eilis Lacey (Saorise Ronan), una joven irlandesa que decide emigrar a Nueva York en busca de un futuro mejor. Una vez allí, se muda a una pensión en Brooklyn y conocerá a un chico italoamericano del cual se enamorará. El punto de inflexión de la historia aparece cuando debe volver obligatoriamente a su pueblo natal y decidir si decide quedarse allí o volver a América.

Puede que una vez os he contado la sinopsis de la película, no veáis nada de especial en ella, ya que es una historia que nos han contado bastantes veces en diferentes producciones. Así a bote pronto, recuerdo dos films donde también se narra, en menor o mayor medida según el caso, la emigración irlandesa hacia Estados Unidos: ‘Las cenizas de Ángela’ (1999) de Alan Parker o ‘En América’ (2002) del nunca decepcionante Jim Sheridan. El buen recuerdo que tengo de estas dos películas, cada una con una misma temática aunque muy diferentes entre sí, no ha empañado para nada el visionado de esta ‘Brooklyn’. En ella me he encontrado una película dulce, amable, bonita, melancólica y a la vez, evocadora. El personaje de Eilis Lacey te enamora desde el principio, gracias a su frágil mirada y la inocencia que transmite el personaje, el cual va evolucionando a medida que avanza la trama hasta convertirse en toda una adulta, a raíz de los acontecimientos que van sucediendo durante la misma. Toda esta recreación de este personaje no sería posible sin el buen hacer de una Saorise Ronan que, una vez más, demuestra que es una de las mejores actrices de su generación. Lejos queda ya su papel como la dulce niña de ‘Expiación, más allá de la pasión’ (Atonement, 2008) y que le valió su primera nominación al Oscar con tan sólo 14 años. Ahora, a punto de cumplir los 22 y, con otra nominación bajo el brazo, ha llegado el momento de por fin, empezar a tomarla en serio. Su interpretación, tan convincente, dulce, elegante y seria, debería ser tomada en cuenta por los Académicos el próximo 28 de febrero, con permiso de tótems como Cate Blanchett o Charlotte Rampling y una Brie Larson que está empezando a despegar. No descartemos la sorpresa.

La historia de ‘Brooklyn’ no ofrece altibajos y con algún toque cómico, quizás tan sólo algún momento puntual en las escenas más edulcoradas, aunque en general todo su conjunto está bien equilibrado pero bastante lineal: llego a América, me pongo nostálgica de mi tierra, encuentro un mal trabajo… pero me enamoro, me siento una americana más y ya he cumplido el gran sueño americano. Supongo que esto último va en consonancia con la época en la que nos sitúa la trama. No quiero obviar los diálogos, tan naturales y corrientes, que hacen que empatices en seguida con los personajes. Los secundarios cumplen perfectamente con su cometido, complementan muy bien la historia y con ninguno de ellos, ésta decae. Suman más que restan, algo muy difícil de conseguir. Además cuenta con Jim Broadbent y Julie Walters (con ella tenemos uno de los pocos toques cómicos del film, por no decir el único) entre ellos, a los cuales siempre es un placer ver en pantalla hagan lo que hagan. Mención aparte merece el diseño de vestuario, muy cuidado y bien definido según la clase social del personaje en cuestión, amén de una fotografía y decorados que te trasladan directamente a los años 50. Echo de menos alguna nominación al respecto en alguno de estos casos, ya que el apartado técnico está muy bien cuidado, pero supongo que nunca llueve a gusto de todos, ¿no?

Lo único que me cojea un poco de ‘Brooklyn’ es el “buenrrollismo” de la trama y de los que aparecen en ella. Es decir, todos son buenas personas y gente amable. No existe el “malo” de turno, que aparece para fastidiar la película. Aunque, puede que de alguna manera, el “malo” en sí, sea la propia protagonista.

Brooklyn

Sinopsis En los años 50, la joven Eilis Lacey decide abandonar Irlanda y viajar a los Estados Unidos, concretamente a Nueva York, donde conoce a un chico del que se enamora. Pero un día, a Eilis le llegan noticias de un grave problema familiar y tendrá que decidir entre quedarse en su nuevo país o volver a su tierra natal.
País Irlanda
Director John Crowley
Guión Nick Hornby
Música Michael Brook
Fotografía Yves Bélanger
Reparto Saoirse Ronan, Emory Cohen, Domhnall Gleeson, Julie Walters, Jim Broadbent, Michael Zegen, Mary O’Driscoll, Eileen O’Higgins, Emily Bett Rickards, Paulino Nunes, Eve Macklin, Maeve McGrath, Jenn Murray, Aine Ni Mhuiri, Nora-Jane Noone
Productora Coproducción Irlanda-GB-Canadá
Género Drama
Duración 111 min.
Título original Brooklyn

Trailer

Calificación7
7

Comparte este artículo

David García

Nací en Barcelona, en 1979. Estudié un Máster en Comunicación Audiovisual y en el año 2000 entré en Ràdio Sant Boi. Quince años después, ahí sigo, ahora colaborando en un 'magazine' titulado 'De dissabte', donde llevo la sección de series y cine.

No hay comentarios

Añade tu comentario