Cafarnaúm (2018) de Nadine Labaki – Crítica

«Cafarnaúm está filmada con gran sabiduría cinematográfica, retratando con acierto una sociedad que vive a espaldas de los más necesitados»

Cafarnaúm, última película de la directora, guionista y actriz libanesa Nadine Labaki (1974), ha conseguido concitar la atención del público y de la crítica allá por donde se ha presentado. No sólo recibió el Premio del Jurado en Cannes el año pasado sino el del público en Noruega, Sarajevo, Melbourne, St. Louis, Miami, además de ser premiada como mejor película en un par de festivales más y nominada en los Globos de Oro, los César, los Bafta, etc. Es el cuarto largometraje que dirige y cuyo guión escribe con la colaboración de Jihad Hojeily desde que hiciera la aclamada Caramel (2007).

Una muy digna candidata a recibir el Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

Narra a lo largo de dos horas, la historia de Zain, un niño de 12 años en Beirut que es el único varón de los seis hijos que ha tenido la familia, que sobrevive en la más absoluta pobreza. Viven en un piso viejo y sucio cedido gratuitamente por un comerciante vecino suyo, al que ayudan con su trabajo tanto Zain como su hermana Sahar, con la que el comerciante espera poder casarse en cuanto alcance la pubertad. A ello se opone con todas sus fuerzas nuestro protagonista, al considerarse el único “hombre” de la familia, enfrentándose incluso a sus padres. Asistimos a continuación a un recorrido por los ambientes más pobres de la ciudad, en el que conoce a una joven negra cristiana emigrante de Etiopía, que tiene un hijo lactante.

La realización se detiene en la descripción de los ambientes más sórdidos y terribles de la ciudad y describe con todo detalle la pobreza en la que vive la gente más humilde, prestando especial atención a los emigrantes y a los abusos de toda clase a los que se ven sometidos. No obstante, hay que aclarar que en ningún momento se recrea de forma melodramática en la situación, antes bien busca la distancia que le permita observar y mostrar antes que juzgar. De hecho, es de subrayar que el guión no es nada maniqueo y se preocupa de que oigamos con atención, las razones tanto de la madre como del padre, y pone como interlocutores a varias personas de un nivel social más elevado, entre las que se ve a la propia directora, que se interpreta a sí misma en una breve aparición subrayando así la autocrítica que dirige a todos los ciudadanos, empezando por ella misma.

Cafarnaúm es una película difícil de visionar, porque la dura realidad que muestra está ahí al lado.

La realizadora coloca la cámara a la altura del niño, para que en todo momento veamos las cosas como las ve el pequeño y entendamos su situación. Cafarnaúm es una película difícil de visionar, porque la dura realidad que muestra está ahí al lado, un infierno al que no hay que ir muy lejos a buscarlo pues está en nuestras propias ciudades si quisiéramos verlo y hacer algo.   

Filmada con gran sabiduría cinematográfica y retratando con acierto una sociedad que vive a espaldas de los más necesitados y en especial de los emigrantes, es una muy digna candidata a recibir el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Termina con un plano fijo al estilo de Los 400 golpes de Truffaut, que es toda una declaración de intenciones.


Sinopsis Tribunal internacional. Zain, un niño de 12 años, declara ante el juez. El juez: ¿Por qué has demandado a tus propios padres? Zain: Por darme la vida.
País Líbano
Dirección Nadine Labaki
Guion Nadine Labaki
Música Khaled Mouzanar
Fotografía Christopher Aoun
Reparto Zain Al Rafeea, Yordanos Shiferaw, Boluwatife Treasure Bankole, Kawthar Al Haddad, Fadi Kamel Youssef, Cedra Izam, Alaa Chouchnieh, Nour el Husseini, Elias Khoury, Nadine Labaki
Género Drama
Duración 120 min.
Título original Capharnaüm
Estreno 15/02/2019

Calificación9
9

Share this post

Chusé Inazio Felices

Fundador en su juventud, en la Zaragoza de los años 80 junto a otros apasionados del cine, de la Cooperativa Cinezeta, con la cual dio sus primeros pasos en el mundo del Súper 8, ha mantenido siempre un profundo interés por el mundo cinematográfico que, entre otras cosas, se ha puesto de manifiesto en sus escritos para la prensa a través de sus colaboraciones para El Siete de Aragón creando la sección Cuadernos desde el Guadarrama y posteriormente, en la publicación de su libro Aragón desde el Guadarrama (1993), en el que podemos leer artículos como Mujeres, Guiones y Cintas de Video o Aragoneses de Cine, donde da muestra de su cinefilia. Partidario de la máxima de su compatriota Baltasar Gracián, siempre se ha propuesto escribir críticas breves pero concisas y rigurosas a tono con los tiempos que vivimos y la falta de tiempo que nos abruma. Interesado por un cine diferente, ya sea de otros países o culturas, el anime y por supuesto el cine negro y el clásico.

2 comments

Añade el tuyo

Publica un nuevo comentario