Café Society (2016), de Woody Allen – Crítica

Café Society

«Café Society persigue un interés similar al de las últimas películas de Woody Allen: el estudio de las contradicciones humanas, de la relación entre lo que conviene y lo que se desea.»

Tengo una buena noticia: Café Society es una película impecable. Lo mejor, el tratamiento de la luz y la ambientación. Sin embargo, tiene los defectos de las películas que Woody Allen nos ha ido trayendo en los últimos años. Además, también, los propios de un guión que aburre hasta el cansancio. Es decir, si, por ejemplo, en Magic in the moonlight imaginábamos a Woody reírse del personaje que encarnaba Colin Firth, en Café Society nos encontramos con un Woody que, aunque nos vaya contando la peripecia mediante voz en off, sentimos que se aburre y que, de paso, nos aburre. La estructura de fondo de lo que Café Society trata de explicarnos es muy similar a las de las últimas películas de Woody Allen. Es decir, el estudio de las contradicciones humanas, de la relación entre lo que conviene y lo que se desea; entre la actitud osada y la actitud burguesa. Sin embargo, el experimento carece de intensidad; la película es totalmente plana, sin tonos altos ni tonos bajos. Todo es gris. Y es posible que sea ese el propósito de Woody, que salgamos todos así: grises, todo y siendo los colores el regalo de esta película (de hecho, el único).

Vayamos por partes. Tenemos ante nosotros a Bobby (Jesse Eisenberg), Vonnie (Kristen Stewart), Phil (Steve Carell) y Veronica (Blake Lively). Una relación cuadrangular que empieza cuando Bobby decide tomar un nuevo camino en su vida. Procedente de familia humilde, recurre a su tío (Phil), que vive en la ciudad. Con el cambio de aires, y ya en el nuevo destino, Bobby se encuentra con Vonnie y se enamoran. Al mismo tiempo, la relación entre Phil y Bobby (sobrino y tío) va progresando según pasa el tiempo. Sin embargo, ahí vemos que Vonnie es la amante de Phil, al tiempo que también es la recién enamorada de Bobby. Hasta aquí, el triángulo, a lo que habrá que añadir a una cuarta persona, Veronica, que va camino de ser la esposa de Bobby. Hay que decir que Bobby no sabe, hasta muy avanzada la historia, que Vonnie es la amante de Phil. Hasta que las dudas acerca de si Phil se separa de su mujer para irse con Vonnie se desenlazan, poniendo en evidencia el dilema básico de la película (y de casi todas las de Woody Allen): la contradicción entre lo que uno quisiera hacer y lo que debe hacer. Y ya no les cuento nada más, aunque les anuncio que la solución es muy del estilo Woody Allen: la posibilidad de encontrar la cuadratura del círculo (o viceversa).

A pesar del brillo que tiene la idea que le sirve de base, encontré a Café Society muy aburrida. Dándole vueltas, pensé que se trataba de un guión defectuoso; o de un hecho que las películas de Woody Allen vienen arrastrando, y que es la repetición de esquemas. Es decir, buenas ideas que se ven excesivamente atemperadas por la perfección formal. O dicho de otro modo: al cine de Woody Allen, teniendo en cuenta lo que nos quiere decir, le iría bien un golpe de audacia por su parte.

Café Society

Sinopsis Los Ángeles, años 30, Bobby Dorfman (Jesse Eisenberg), sobrino de un poderoso agente y productor de Hollywood (Steve Carrell), se enamora de la guapa secretaria (Kristen Stewart) de su tío.
País Estados Unidos
Director Woody Allen
Guión Woody Allen
Fotografía Vittorio Storaro
Reparto Jesse Eisenberg, Kristen Stewart, Steve Carell, Blake Lively, Parker Posey, Corey Stoll, Jeannie Berlin, Ken Stott, Anna Camp, Gregg Binkley, Paul Schneider, Sari Lennick, Stephen Kunken
Productora Amazon Studios / Gravier Productions / Perdido production
Género Comedia
Duración 96 min.
Título original Café Society
Estreno 26/08/2016

Trailer

Calificación5
5

Comparte este artículo

Jesús Gabriel Gutiérrez

Mentor literario. Escritor. Filósofo. Prospectivista y astrólogo. Me interesa la historia y el hilo que sale de ella y nos conecta con el futuro.

No hay comentarios

Añade tu comentario