Cine + Comics + Videojuegos: La alianza perfecta

comics

Prácticamente desde los comienzos del cine, recurrir al mundo del cómic ha sido una muy buena fórmula. Todos hemos visto escenas de unos Batman y Robin que poco tienen que ver con las últimas versiones de estas sagas. La mezcla de ingredientes claramente ha funcionado, hasta el punto de que en el momento actual, se considera un género en sí mismo el cine de superhéroes, y todos ellos han salido de los cómics, sean tradicionales (Conan) o de los más recientes del género manga.

Hace unas décadas, se introdujo en la ecuación el mundo de los videojuegos, que por supuesto se apresuraron a tomar del mundo del cómic el hilo argumental para algunos de sus arcades. En el momento presente, en el que el diseño por ordenador es prácticamente un componente imprescindible del mundo del cine, es difícil reconocer, en ocasiones, un fotograma de una película y el de un videojuego. Eso mismo ha sucedido con el tan esperado juego de Spider-Man, una versión de la que ya se hablaba el pasado año como uno de los estrenos más importantes de 2018. Apenas se ha puesto a la venta y ya ha copado de reseñas internet. Además, se presenta como uno de los mejores candidatos a convertirse en un fenómeno de las apuestas eSports, dado que su jugabilidad permite competir entre usuarios online y formar alianzas.Prácticamente desde los comienzos del cine, recurrir al mundo del cómic ha sido una muy buena fórmula. Todos hemos visto escenas de unos Batman y Robin que poco tienen que ver con las últimas versiones de estas sagas. La mezcla de ingredientes claramente ha funcionado, hasta el punto de que en el momento actual, se considera un género en sí mismo el cine de superhéroes, y todos ellos han salido de los cómics, sean tradicionales (Conan) o de los más recientes del género manga.

Llegados a este punto, es difícil saber en qué orden suceden las cosas: del mismo modo que año tras año se estrenan películas basadas en videojuegos (como la saga de Resident Evil o Assasins Creed) o basadas en cómics como por supuesto la mismísima saga del universo Marvel (donde entran, al menos este año, Black Panther, Avengers: Infinity War, Deadpool 2 o Ant-Man y la Avispa), otras veces es al revés, como los videojuegos que surgieron a raíz de películas tan míticas como 007 o Jurassic Park. La retroalimentación es tal que hoy por hoy existen juegos como Marvel Strike Force que cambian cada semana para otorgar mayor o menor protagonismo a sus personajes en función de los estrenos cinematográficos.

¿Y qué sucede con los cómics? ¿También heredan historias de videojuegos o películas? Efectivamente esto ha empezado a ocurrir a raíz de los éxitos de ciertos títulos en las competiciones de eSports. Blizzard, responsable de superventas del mundo Gamer como HearthStone, World of Warcraft o Diablo está llevando al mundo del cómic sus historias. Cuando una idea se convierte en un fenómeno de masas, los diferentes mercados intentan fusionarse para obtener la mayor rentabilidad posible. Si el merchandising era (y sigue siendo) una de las maneras más lucrativas de amortizar la inversión en un gran proyecto cinematográfico, el sector del juego y el mundo del cómic se han sumado para obtener su porción del pastel.

Como ejemplo curioso, hace unos años se estrenó la serie televisiva Defiance, que surgió directamente del videojuego del mismo nombre, y cuyo argumento iba cambiando a medida que surgían historias en el desarrollo argumental del juego, historias generadas por los mismos jugadores, con lo que, en parte, estos mismos fueron los autores de la serie. Tres temporadas se mantuvo en televisión el experimento basado en el juego shooter, demostrando que la originalidad aún existe y el hambre de novedades por parte del espectador nunca decrece.

Como extra, añadir que MARVEL firmó un acuerdo con el desarrollador Playtech hace unos años que supuso una alianza sin precedentes por la que lanzaron conjuntamente varias máquinas virtuales, entre ellas Iron Man 2, The Incredible Hulk, Fantastic Four y The Avengers. DC Comics no ha querido ser menos y también ha colocado sus rostros más conocidos como el de Batman, Jocker o Superman en diferentes slots de la mano de Amaya Gaming entre otros. El mundo del comic no sólo se ha entrelazado, pues, con el del celuloide, sino que está estableciendo un sólido idilio con el sector del juego, que le funciona a las mil maravillas.

Comparte este artículo

No hay comentarios

Añade tu comentario