Colossal (2016) de Nacho Vigalondo – Crítica

Colossal

«Colossal es Vigalondo en su máxima expresión, un director con autentica personalidad, que es capaz de mezclar géneros tan dispares y hacer que casen perfectamente dentro de su universo»

En una época de remakes, secuelas interminables y cine superficial donde prima una falta de originalidad y estilo tremenda, Vigalondo da un golpe en la mesa para demostrar que sigue estando en plena forma. Su cine sigue dando que hablar, amado y odiado por público y crítica, el director presenta la que es, en mi humilde opinión, su mejor película.

Colossal respira frescura por los cuatro costados, una obra única donde somos testigos de un cóctel compuesto de efectiva comedia, ciencia ficción, suspense, acción, melodrama, violencia…

Con un acertado ritmo, el director brilla especialmente a la hora de mezclar todos estos elementos y que su estilo quede intacto, convirtiéndolo en una obra tremendamente personal que además de entretener, invita a la reflexión.

Con un ajustado presupuesto, Colossal juega muy bien sus cartas reservando toda la espectacularidad visual para un clímax final que cierra la historia de manera notable.

Mención aparte merece el reparto artístico donde Anne Hathaway brilla durante toda la película representando a un personaje que genera una empatía inmediata en el espectador, una mujer frente a un mundo dominado por hombres amargados.

La película tiene un cuidado diseño de sonido y efectos visuales muy efectivos que consiguen meternos de lleno en su particular mundo y funciona a la perfección para tenernos constantemente sobre la cuerda en una historia que a pesar de tener un punto de partida tan tonto, acaba siendo una excusa para mostrarnos una obra claramente centrado en los valores humanos donde se representan de forma efectiva los celos, el odio, la venganza o el amor… Pero al mismo tiempo, también es una buena película de monstruos de la que la propia Toho podría sentirse orgullosa.

En conclusión, Colossal es Vigalondo en su máxima expresión, un director con autentica personalidad que es capaz de mezclar géneros tan dispares y hacer que casen perfectamente dentro de su universo.

Colossal es una pizza con piña, no gustará a todo el mundo, pero tampoco lo pretende. La película es lo suficientemente transgresora, fresca y única como para no decepcionar a sus fans más acérrimos ni a aquellos que aprecian un cine original y alejado de los convencionalismos típicos del cine norteamericano.

Necesitamos más obras como esta.

Leer otra crítica de esta película


País Estados Unidos
Dirección Nacho Vigalondo
Guion Nacho Vigalondo
Música Bear McCreary
Fotografía Eric Kress
Reparto Anne Hathaway, Jason Sudeikis, Dan Stevens, Austin Stowell, Tim Blake Nelson, Agam Darshi, Hannah Cheramy, Christine Lee
Género Fantástico
Duración 109 min.
Título original Colossal


Comparte este artículo

Ricardo Pérez

Tras haber estudiado Producción de Cine, Radio y Espectáculos y la Carrera de Violín, decidió especializarse en el mundo del cine. Estudió Dirección Cinematográfica en el Instituto del Cine de Madrid. Ha ejercido las funciones de Director, Productor, Montador y guionista. Amante de la música y cinéfilo por naturaleza.

No hay comentarios

Añade tu comentario