Corazones de acero (Fury, 2014), de David Ayer – Crítica

Corazones de acero

Nos encontramos en abril de 1945. La Segunda Guerra Mundial toca a su fin y la victoria del bando aliado es sólo cuestión de tiempo, pero como dice el sargento Wardaddy: “aún quedan algunas batallas por librar”. Este es el escenario en el que David Ayer (‘Sabotaje’, ‘Sin Tregua’, ‘Dueños de la Calle’) sitúa a una brigada de cinco hombres a bordo del carro de combate Fury, verdadero protagonista de la película.

A diferencia de otros dramas bélicos, donde el patriotismo impera allá donde miremos y donde las hazañas se vuelven épicas y románticas, ‘Corazones de Acero’ muestra la cruda realidad de la guerra, sin omitir los momentos más crudos, eligiendo lo explícito antes de la elipsis o el fuera de campo. No quiero decir con esto que sea “gore” o se regocije en lo más desagradable. Simplemente procura ser realista.

Sus personajes han sufrido un proceso de deshumanización, consecuencia de llevar tres años en guerra. La mayoría de los valores morales se han perdido y sólo queda el odio al enemigo. Sólo uno de ellos, interpretado por Logan Lerman, rompe con estas características. Lerman encarna a un mecanógrafo que lleva poco tiempo en el frente y que aún conserva sus principios. Así es como el director comienza a desarrollar una trama basada en las relaciones personales que se establecen entre los personajes que integran el carro de combate. La mayoría se burla del chico nuevo, pero al mismo tiempo encuentran un consuelo en su humanidad.

También podemos observar la relación paterno filial entre él y el sargento Wardaddy (Brad Pitt), a través de la cual se retroalimentarán, dando lugar a unos interesantes arcos de personaje.

Los distintos episodios de la película podrían funcionar perfectamente como cortos independientes. Sin embargo, se logra una perfecta solución de continuidad gracias a las mencionadas relaciones entre personajes y a su evolución, así como a la combinación de crudas escenas de guerra con otras más relajadas. Quizá el único punto negativo aquí sean pequeños bajones de ritmo y de interés que hace que por momentos resulte un tanto pesada.

Por contra, tenemos una fotografía excelente, quizá la verdadera razón por la que merece la pena pagar una entrada de cine para ver ‘ ‘Corazones de Acero’. El perfecto uso de la profundidad de campo, los constantes elementos de paralaje y la iluminación sórdida crean un auténtico espectáculo para el ojo humano, que por cierto no podrá ser bien apreciado en un visionado online.

Corazones de acero

Sinopsis Al mando del veterano sargento Wardaddy, una brigada de cinco soldados americanos a bordo de un tanque -el Fury- ha de luchar contra un ejército nazi al borde de la desesperación, pues los alemanes saben que su derrota estaba ya cantada por aquel entonces.
País Estados Unidos
Director David Ayer
Guión David Ayer
Música Steven Price
Fotografía Roman Vasyanov
Reparto Brad Pitt, Logan Lerman, Shia LaBeouf, Jon Bernthal, Michael Peña, Xavier Samuel, Scott Eastwood, Jonathan Bailey, Branko Tomovic, Adam Ganne, Jim Parrack, Laurence Spellman, Brad William Henke, Kevin Vance, Jason Isaacs, Anamaria Marinca, Alicia von Rittberg, Daniel Betts, Stella Stocker
Productora Coproducción Estados Unidos-Reino Unido-China; Sony Pictures Entertainment / Columbia Pictures / Qed International
Duración 128 min.
Género Bélico
Título original Fury
Estreno 09/01/2015

Trailer

Calificación6.5
6.5

Share this post

Javier Fuentes

Licenciado en Comunicación Audiovisual y especializado en comunicación para Internet y Nuevos Medios. Actualmente realiza servicios freelance de producción de vídeo, community management, desarrollo web y gestión de contenidos multimedia.

1 comment

Añade el tuyo

Publica un nuevo comentario