Doctor Sueño (2019), de Mike Flanagan – Crítica

Se respira esa magia de los sueños y el miedo a la muerte. Triunfo a medias, pero triunfo.

Una gran adaptación conlleva una gran responsabilidad, y al director Mike Flanagan se le debió llenar el armario tanto de trajes de superhéroe como de villano. No solo tenía la misión de compensar a uno de los mejores escritores del mundo sino también debía (y quería) homenajear al gran cineasta que nos dejó traumatizados con ese Jack (Nicholson) Torrance fuera de sí. Triunfo a medias.

Al parecer, el respeto de Stephen King se lo ha llevado, cosa que no consiguió del todo Stanley Kubrick con El Resplandor. Y esto ya es grandioso. Para morirse en paz, vaya. El esfuerzo de Flanagan y los suyos en dar continuidad a una historia tan mítica es para quitarse el sombrero. Se nota el cariño en el guion pegado al libro, el arco del personaje de Danny Torrance, el mal rollo del Nudo Verdadero, el vapor, la purificación y el miedo. Méritos también para el gran guionista y ganador de un Óscar, Akiva Goldsman.

Debo confesar que no era muy fan del director de El juego de Gerald y La maldición de Hill House. Tanto aquella adaptación de King como la popular serie que aterrorizó a muchos creo que les salva una espectacular Carla Gugino. Dos producciones de Netflix que, a mí personalmente, no me gustaron mucho. No sentía ese miedo, no me perturbó.

El respeto de Stephen King se lo ha llevado, cosa que no consiguió del todo Stanley Kubrick con El Resplandor.

En Doctor Sueño, en cambio, me gusta que el jumpscare y esos sustos bajo demanda no estén tan presentes. Aunque la ambientación no sea tan buena como en It, Cementerio de animales o 1922, tiene el buen ritmo de todas estas; te engancha igual que si estuvieras devorando los libros en los que se basan. Incluso el tono consigue mantenerse en pie a pesar del toque demasiado depresivo de Ewan McGregor a su personaje. Buen actor siempre, mala ejecución a veces.

De nuevo, creo que quien vuelve a ser lo mejor para el director es una actriz. Rebecca Ferguson como Rose la Chistera es bestial. Lidera ese grupo de vampiros con aspecto de la familia Manson que tienen un protagonismo y una puesta en escena genial. Tenebrosos, antepongo estos villanos a cualquier otro monstruo desfigurado o payasos con seis filas de dientes en cada lado. 

Se respira esa magia de los sueños y el miedo a la muerte. La historia siempre me ha recordado a un Monstruos, S. A. dirigido por Wes Craven o Dario Argento. Hay más de esta fantasía que de la parte tétrica. Cuando hablan de las almas prefiero esos alebrijes técnicos al terror moderno, la importancia de saber que resplandeces y los nudos en la vida. Doctor Sueño se pasa más de dos horas entre esta luz y oscuridad; alcanza a interesar y a no ser una adaptación del montón. En cuanto al homenaje a Kubrick, lo hay. Mike Flanagan se reserva media hora final para calcar planos y escenas. Era casi una obligación. Triunfo a medias, pero triunfo.


Sinopsis Secuela del film de culto “El resplandor” (1980) dirigido por Stanley Kubrick y también basado en una famosa novela de Stephen King. La historia transcurre algunos años después de los acontecimientos de “The Shining”, y sigue a Danny Torrance, traumatizado y con problemas de ira y alcoholismo que hacen eco de los problemas de su padre Jack.
País Estados Unidos
Dirección Mike Flanagan
Guion Akiva Goldsman, Mike Flanagan
Música The Newton Brothers
Fotografía Michael Fimognari
Reparto Ewan McGregor, Rebecca Ferguson, Zahn McClarnon, Carl Lumbly, Alex Essoe, Bruce Greenwood, Catherine Parker, Robert Longstreet, Carel Struycken, Emily Alyn Lind, Selena Anduze
Género Terror
Duración 151 min.
Título original Doctor Sleep
Estreno 31/10/2019

Calificación7.5
7.5

Share this post

No existen comentarios

Añade el tuyo