En buenas manos (2018), de Jeanne Herry – Crítica

En buenas manos (2018)

En buenas manos es una producción modesta que logra emocionar y convencer al espectador con una sencilla historia llena de sensibilidad.

En buenas manos es una delicada cinta en la que, no solo hay buenos actores, sino un guion excelente que muestra una sociedad moderna sin complejos, un feminismo aceptado mas no beligerante y nuevos modelos de familia respetables, discretos y a imitar. Un patrón de tolerancia y saber estar, a tomar en cuenta, para los tiempos de cólera que corren en España y en gran parte de nuestro mundo. Aunque me tilden de afrancesado, tras ver esta película, puedo afirmar que nuestro vecino del norte sigue siendo uno de los referentes de la Ilustración artística y cultural porque, siendo una producción modesta, logra emocionar y convencer al espectador con una sencilla historia llena de sensibilidad, de amor por los demás y de veracidad sin atisbos de cursilería.

Se trata el tema de las adopciones, de los padres de acogida, de las familias monoparentales o de aquellas en las que el sustento económico procede de la mujer y no del hombre, sin que esto suponga ningún complejo ni enfrentamiento entre ambos sexos. Se maneja una madurez en los asuntos sociales y de igualdad, encomiable y natural, sin forzar ni pretender nada.

Incluso se plasman nuevas formas de seducción produciéndose, en un par de ocasiones, desde la mujer hacia el hombre y no al revés, sin que la primera pierda un ápice de feminidad y sin que el último se sienta intimidado. Todo ocurre en un asombroso entorno de lucidez, de sosiego y de franqueza que supone un irrefutable ejemplo para los que estamos algo anclados en un pasado de férreas y encorsetadas tradiciones.

Se trata el tema de las familias monoparentales o de aquellas en las que el sustento económico procede de la mujer y no del hombre, sin que esto suponga ningún complejo ni enfrentamiento entre ambos sexos.

La protagonista, Élodie Bouchez, enamora desde una madurez soberbia en la que ni la arruga ni la asimetría dental se ocultan mostrando, en todo momento, un atractivo transparente que cautiva al espectador desde sus valientes primeros planos en los que las ojeras y las patas de gallo amplían, si cabe, la belleza de la actriz. Sus ojos hablan por sí mismos, sus gestos poseen la armonía del que sabe bailar y su charme es indudablemente francés. El otro protagonista, el padre de acogida, es Gilles Lellouche que, sin perder en ningún momento su ruda masculinidad, se nos presenta hábilmente como un hombre sensible, solidario y hogareño que se ocupa, con orgullo y responsabilidad, de las tareas del hogar y de sus hijos (propios y ajenos). Mientras, su mujer, asume con naturalidad la carga económica de la unidad familiar adoptando los roles (incluso el sexual) que antes eran atribuidos en exclusividad a los hombres. El papel de Jeanpor el contrario,es el del padre de acogida ideal que educa a chicos de todas las edades o condiciones y que, incluso, en un momento de debilidad personal, asume el compromiso que le ha sido otorgado haciendo lo propio con un bebé y superando los tamices del pasado.

También cabe destacar el notable elenco de actrices secundarias de
En buenas manos,como es el caso de Sandrine Kiberlain, que interpreta a una decidida y singular trabajadora social a la que es difícil hacer sombra y que se enfrenta, en un determinado momento, a otro personaje de peso como Clotilde Mollet, responsable de mostrarnos una novedosa imagen del funcionariado: más humano, más cercano y, quizá, algo menos burocrático.

A los que no les guste el cine costumbrista, puede que En buenas manos se les haga un poco lenta, pero para la gente que tenga cierta sensibilidad social y cierta inquietud por los asuntos de a pie, este filme tiene esa dosis justa de melancolía y acogimiento que no debe dejar indiferente a nadie.


Sinopsis Theo acaba de nacer. Después de dar a luz, su madre biológica le entrega a un programa de adopción.
País Francia
Dirección Jeanne Herry
Guion Jeanne Herry
Música Pascal Sangla
Fotografía Sofian El Fani
Reparto Sandrine Kiberlain, Gilles Lellouche, Elodie Bouchez, Olivia Côte, Clotilde Mollet, Jean-François Stévenin, Bruno Podalydès, Miou-Miou
Género Drama
Duración 107 min.
Título original Pupille
Estreno 01/05/2019

Calificación8
8

Share this post

Guillermo Pérez-Aranda Mejías

Soy un escritor romántico con matices quevedescos. Disfruto con lo absurdo del surrealismo y me apasiona encarcelarme en mi castiza torre de marfil, donde desarrollo mi creatividad rodeado de música, de libros, de cine y de lo más selecto de la humanidad huyendo así, en la medida de lo posible, de lo más mundano. Roquero trasnochado y poeta de lo grotesco, he decidido, como si fuera un samurái que se destripa por su honor, entregar mi vida por entero al arte.

No comments

Add yours