Gorrión Rojo (2017) de Francis Lawrence – Crítica

Gorrión Rojo

«Gorrión Rojo es una película para disfrutar en gran pantalla por su carga fotográfica, su sólido guión y algún momento musical»

Francis Lawrence, director de  la saga completa de Los Juegos del Hambre y multitud de video clips musicales (ha trabajado, por ejemplo, con Beyoncé, Lady Gaga, Jennifer Lopez…) nos propone un thriller de espionaje que se ambienta en la actual Rusia: Gorrión Rojo.

Es cierto que es una temática complicada. Siempre esperando esa vuelta de tuerca que nos sorprenda, que nos deje claro quién es quién al final de la película. Lawrence lo consigue a medias. Es cierto que tiene esa vuelta de tuerca antes mencionada, pero no sorprende. Se ve venir desde lejos. Es una cuestión de fiftys. O pasa esto, o pasa aquello.

El ritmo del metraje es sólido, pero lineal. No tiene grandes picos de tensión, exceptuando dos momentos que, todo hay que decirlo, están muy bien. Pero ahí queda toda la emoción. No conseguí conectar del todo con los personajes. No se genera esa empatía que se pretende, dado que la historia que se desarrolla en torno a la protagonista es un drama en tres actos.

Técnicamente, Gorrión Rojo cumple perfectamente con todos los cánones que se esperan de una producción de este tipo, pero tampoco va mas allá. Es verdad que la historia no pide mucho de grandes secuencias, o de complicados ángulos y largas tomas. Pero se echa en falta algo de ambición que hubiera enriquecido la película.

Eso si, el trabajo de fotografía esta muy cuidado y nos ofrece muchos momentos de abrir los ojos hasta secar  las córneas.

En cuanto a los actores, su trabajo ha sido muy competente. Una Jenniffer Lawrence que no esta brillante, pero arregla y con creces un personaje un tanto frío y plano desde el principio. Le da profundidad y personalidad. Pero como dije antes, no logré empalizar con ella. Quizá sea por el personaje en si. Ese distanciamiento emocional que se plantea sea la llave que abre la conexión con el publico, pero que se guarda en el bolsillo, dejándonos con ganas de mas. ¿Un truco de interpretación? Puede ser, pero no es a lo que nos tiene acostumbrados (vease Mother! por ejemplo).

Joel Edgerton aparece sin más. El galán que debería complementarse con la protagonista, se queda en un acompañante de escena. Y la trama le pide más, pero no lo da.

Jeremy Irons, como siempre, se come cada segundo que aparece en escena. Y aparece poco, pero vaya con las apariciones.

Mención especial a Mary Louise-Parker. Personaje con poco metraje, y poco peso. Pero que me encantó desde el segundo uno. Sabe aprovechar cada frame para darle ese toque casi cómico a un momento que, en la vida real, no lo sería en absoluto. Pero ella consigue arrancar una sonrisa. Enorme en su papel y en su momento.

En líneas generales, Gorrión Rojo es una película para disfrutar en gran pantalla por su carga fotográfica, su sólido guión y algún momento musical. Gorrión Rojo no es una de las grandes películas de espionaje, le sobraría algún minuto de metraje, pero al fin, entretiene… ¿Y no vamos al cine por eso?

Sinopsis Dominika Egorova es reclutada contra su voluntad para ser un “gorrión”, una seductora adiestrada del servicio de seguridad ruso. Dominika aprende a utilizar su cuerpo como arma, pero lucha por conservar su sentido de la identidad durante el deshumanizador proceso de entrenamiento. Hallando su fuerza en un sistema injusto, se revela como uno de los activos más sólidos del programa.
País Estados Unidos
Dirección Francis Lawrence
Guion Justin Haythe
Música James Newton Howard
Fotografía Jo Willems
Reparto Jennifer Lawrence, Joel Edgerton, Jeremy Irons, Charlotte Rampling, Mary-Louise Parker, Matthias Schoenaerts, Joely Richardson, Nicole O’Neill
Género Thriller
Duración 139 min.
Título original Red Sparrow

Calificación6
6

Comparte este artículo

Alejandro Valero Sánchez

Extremeño de nacimiento, vagamundo por elección. El cine es un arte, y como tal hay que valorarlo. Cinéfilo, gamer y devorador de libros a partes iguales.

No hay comentarios

Añade tu comentario