Ha nacido una estrella (2018): La historia de amor más contada en Hollywood

Ha nacido una estrella

Ha nacido una estrella es una oda al amor universal. Ese amor al que estamos acostumbrados en los grandes melodramas.

La última adaptación de la multipremiada cinta Ha nacido una estrella (A Star is Born), llegó a cines y festivales internacionales desde mediados de 2018, esta vez, con Bradley Cooper al frente de la producción, en su debut como director.

Una de las producciones más esperadas del año, quizá debido al estreno de Lady Gaga como actriz protagónica de un filme hollywoodense, o por la seducción desenfrenada que desata siempre una película romántica con una historia que ha sido versionada otras tres veces por la industria de cine más grande del mundo.

En esta ocasión, el director Bradley Cooper, también se pone frente a las cámaras para interpretar a Jack Maine, un famoso cantante de música country estadounidense, que se debate entre su carrera y una fuerte adicción al alcohol y las drogas, y que una noche de copas, descubre el talento de la joven Ally en un bar de pueblo. Ambos comienzan a desarrollar una relación amorosa al tiempo que la carrera de Jack va cuesta abajo, mientras la de Ally comienza a despegar, hasta convertirse en toda una estrella.

Es una de estas ancestrales historias de las que Hollywood ama contar, y ese, a mi entender, es el punto más débil de la película. Un guion demasiado edulcorado, con muchas de las mismas frases que el público ya está acostumbrado a escuchar en los grandes melodramas y una historia donde el amor clásico y novelesco es el único protagonista; pero que no deja de entretener e incluso hace reflexionar sobre lo que, según la propia Lady Gaga, es el asunto principal de la película: la depresión como una enfermedad de salud mental.

El guion debió haber explorado códigos cinematográficos más acordes a nuestros tiempos.

Hay que reconocer que, historias como esta, siguen teniendo éxito internacionalmente. Parece ser atractivo para muchos ver un amor como el que se nos muestra en pantalla, apoyado por la química perfecta entre Gaga y Cooper. Son esos los códigos principales que Hollywood ha manejado desde siempre, y que han funcionado por años y años. Sin embargo, creo que, en estos tiempos, el guion debió haber explorado códigos cinematográficos más acordes a nuestros tiempos, y diferentes a los de las primeras versiones.

Cabe recordar que la primera de ellas se estrenó en el año 1937 y estuvo dirigida por William A. Wellman; la segunda ocurrió en 1945, dirigida por George Cukor y protagonizada por Judy Garland; y la tercera adaptación estuvo protagonizada por Barbra Streisand en el año 1976 y dirigida por Frank Pierson.

La película de 2018 tiene muchos puntos favorables, entre ellos la actuación de Lady Gaga, quien finalmente pudo demostrar sus dotes actorales a plenitud en un personaje protagónico, que la separa de la imagen pop que ella misma ha construido por años, pero que de alguna forma la acerca -o aleja, quizá- de su propia evolución musical.

Gaga ya había sido reconocida internacionalmente por su trabajo en la serie de televisión American Horror Story, donde interpreta a una condesa vampira y enigmática, muy parecida a esos personajes con los que ha estado jugando en su carrera musical; sin embargo, durante la primera hora de A Star is Born interpretando a Ally, se aleja de toda la parafernalia que la ha acompañado en su vida artística.

Es difícil entender por qué Bradley Cooper no estuvo nominado como Mejor Director en la 91 Edición de los Premios Oscar.

Con su interpretación, Gaga demuestra que es capaz de llevar un historia -aunque no tan profunda, bastante cerrada- sobre sus hombros, y desarrollar un personaje de principio a fin, con altibajos emocionales y una fuerte presencia escénica. Y no es para esperar menos, pues, recordemos que, cuando aún no era la famosa Lady Gaga, Stefani Germanotta estudió durante diez años en el Lee Strasberg Institute de New York, en su afán de convertirse en una gran actriz.

Por su parte, Bradley Cooper, se plantea la difícil tarea de dirigirse a sí mismo con un personaje muy interesante, quizás uno de los mejores de su carrera. Con un trabajo de caracterización, en donde el tenue maquillaje, solamente enaltece la fuerza que viene desde más adentro, desde las entrañas de un actor que ama y respeta su profesión. Y es difícil entender por qué Bradley Cooper no estuvo nominado como Mejor Director en la 91 Edición de los Premios Oscar 2019, cuando fue él quien logró superar el que parece ser uno de los mayores retos de su carrera: dirigirse a sí mismo, en su opera prima como director, y haber ensamblado un elenco y una de las películas más nominadas del año -ocho, para ser exactos-.

El resto del elenco, funcionan como apoyo a la trama principal de la historia, siendo Sam Elliott el único otro actor que sobresale por la fuerza de su personaje. Elliott es un reconocido actor que logra su primera nominación al Oscar con esta película. Es un histrión que juega con sus propias emociones, trabajándolas desde muy adentro. Sin embargo, a la hora de hablar, sus diálogos son incomprensibles. Lo he visto en más de una ocasión, en producciones diferentes, y siempre prevalece el mismo problema: no logro descifrar sus palabras. A pesar de eso, siempre agradezco ver un actor sincero en pantalla, y él, sin duda alguna, lo es.

Cuando aún no era la famosa Lady Gaga, Stefani Germanotta estudió durante diez años en el Lee Strasberg Institute de New York, en su afán por convertirse en una gran actriz.

A pesar de sus ocho nominaciones en los Premios de la Academia del 2019, la película solamente se llevó el rubro a Mejor Canción Original -en la 49na Edición de los Premios de la Academia, también se llevó el Oscar en esta categoría por Evergreen, un tema compuesto por Barbra Streisand y Paul Williams -, que, en esta ocasión, pertenecía a Shallow, una canción compuesta y producida por Gaga, Mark Ronson, Andrew Wyatt y Anthony Rossomando, escrita exclusivamente para la película, y que, desde su lanzamiento, mucho antes del estreno, ya era un ancla de oro para los espectadores.

Y es que la Banda Sonora Original de A Star is Born está formada por canciones que parecen baladas de toda la vida, de esas que se han escuchado desde siempre y que pasan de generación en generación. La musicalidad, el ritmo, las letras, son clásicas, y suenan como esos himnos de amor de Whitney Houston, que durarán una eternidad.

Esta última versión de A Star is Born es una oda al amor universal, al que estamos acostumbrado a ver en los grandes melodramas de todo el mundo. Este, es ya, un clásico indiscutible de Hollywood, del que, creo, no podremos desprendernos jamás.


Sinopsis Jackson Maine es una estrella consagrada de la música que una noche conoce y se enamora de Ally, una joven artista que lucha por salir adelante en el mundo del espectáculo.
País Estados Unidos
Dirección Bradley Cooper
Guion Will Fetters, Bradley Cooper, Eric Roth
Música Lady Gaga, Bradley Cooper, Luke Nelson
Fotografía Matthew Libatique
Reparto Bradley Cooper, Lady Gaga, Sam Elliott, Rafi Gavron, Andrew Dice Clay, Anthony Ramos, Bonnie Somerville, Dave Chappelle, Michael Harney
Género Romance
Duración 135 min.
Título original A Star Is Born
Estreno 05/10/2018

Share this post

Hansel Porras Garcia

Graduado de la Escuela Nacional de Artes de La Habana, Cuba en el año 2013 en la categoría de Actuación. Finalista del Concurso Literario “Cuéntale tu Cuento a la Nota Latina” 2016, con el cuento “Roxanne”, publicado en la antología Todos Contamos, por Snow Fountain Press. Graduado del Centro de Cinematografía, Arte y TV de Miami, en la especialidad de Producción de Cine y TV. Autopublicó su libro de cuentos “Como destruir el arte y no morir en el intento” en el año 2017. Su cortometraje “Casting” (Guion, Producción y Dirección) estuvo nominado a importantes festivales nacionales e internacionales como el Miami International Film Festival en el año 2016.

10 comments

Añade el tuyo
  1. Yuriel 28 marzo, 2019 at 15:01 Responder

    yo llore muchisimo con la pelicula. me parecio muy linda. La cancion de Lady gaga y bradley cooper es preciosa. yo creo que se convertira en un clasico del amor por muchisimo tiempo. muy buen articulo

  2. Sol 28 marzo, 2019 at 17:41 Responder

    En realidad sí es un misterio como Bradley Cooper no tuvo la nominación a mejor director. Tal como decía Jack Maine que la música son solo 12 notas, y Cooper nos ofreció, creo una bella reimaginacion de la ya conocida historia. Estoy de acuerdo que podían haber hecho un mejor trabajo de hablar de la salud mental y la ayuda disponible, pero también pienso que dentro de lo que hicieron, el dolor y la agonía de Jack se transmitió muy palpable, algo a lo que muchas veces producciones de tal magnitud le huyen frecuentemente. En el caso de Jack, no escondieron ni endulzaron su historia, y con eso creo que lograron humanizar a un personaje que en las iteraciones anterior había sido bastante pedante y unidimensional. Y ni hablarse de la música…tal cual, canciones que se sienten como si siempre las hemos escuchado, con todas las cuerdas menores que te dejan insatisfecho y pidiendo más…una obra maestra.

  3. Betty Mendez 28 marzo, 2019 at 18:37 Responder

    La pelicula esta bien, entretenida y a muchos, incluyendome, me saco algunas lagrimas, a pesar de todo lo que expone Hansel, creo que lo mejor de la pelicula es la musica y bueno en cuanto actuacion me quedo con Bradley Cooper y el actor que fue nomindado a mejor actuacion de reparto masculina, Lady Gaga no brillo para nada, me gusto verla sin pelucas, sin tacones de drawqueen y sin filetes crudos en su ropa, interpretando escenas cantando era mejor que verla “actuar”. Interpretacion organica y plana, comparada como le comente al critico Porras con una actuacion de nuestros cubanos y simples teleplay. Lo unico que ha quedado para mi de esa pelicula ha sido el soundtrack que esta en mi lista de favoritos de “Spotify”

  4. Barbara 29 marzo, 2019 at 01:12 Responder

    Sin duda alguna hoy veo la pelicula (no habia tenido la oportunidad de verla aun), pero tu critica me ha dirigido hacia la película de una forma muy natural, cada palabra que escribiste, cada argumento es perfecto y me ha ayudado para entenderla y comprenderla mas cuando la vea!! Te dejo saber en cuanto la vea que me pareció!! Gracias Hansel eres lo mejor!!

  5. Yasser 29 marzo, 2019 at 19:14 Responder

    La pelicula no me parece tan buena. La estaba esperando con mas ansias sobre todo por la actuacion de Lady Gaga, pero la verdad es que no me sorprendio. Me gusto muchisimo mas en american horror story. Lo mas interesante de la pelicula es la musica. La cancion “I’ll never love again” se parece a una de Whitney houston. Creo que quedaran por mucho mas tiempo. Pero la pelicula no me parece la gran cosa, lamentablemente. Eso si. Podria decir que es la mejor de las tres versiones anteriores.

  6. Frank 29 marzo, 2019 at 19:25 Responder

    Acabo de leer de esta critica y me parece muy sincera, la verdad. Es cierto que a fin de cuentas termina siendo una buena pelicula, pero es una historia tan contada ya en Hollywood, que si no fuera por las canciones o por la actuacion de lady gaga no atraparia nada. Pero bueno. felicidades hansel. estoy muy de acuerdo contigo.

  7. Ana 29 marzo, 2019 at 19:45 Responder

    Igual pienso, increíble que Cooper no fue nominado!!!!! Sin duda alguna una de sus mejores actuaciones en su carrera, hizo una caracterización de su personaje a puño y letra. Y aunque si se podía haber “explotado” la película de otra manera más contemporánea, tiene una magia q todos entendemos.
    La banda sonora estuvo fenomenal!!!! Gracias Hansel, me encantó tu crítica !!!

  8. Leslie Mariam 29 marzo, 2019 at 23:00 Responder

    Ha sido un deleite el modo con el que has triturado, (en el buen sentido) este filme. Ha pasado nuevamente la cinta ante mis ojos, esta vez con las pupilas dilatadas por toda mi atención presta a tus observaciones, totalmente sustanciosas y constructivas.
    Estoy yo muy lejos de tener una formación artistíca, que por ende no me permitiría descifrar estos enigmas, (por así decirlo) que a ti nada te cuestan resolver; pero coincido con cada argumento que planteas y recrear con tal elegancia y mesura la percepción exagerada o simplificada que tenemos nosotros como público, como espectadores, nos pone sobre la cuerda de justificación o racionalización ante opiniones y debates como este que hoy nos regalas…
    En tu indagar retroactivo de las versiones fílmicas similares nos dejas no solo el sabor de tu brillante retrospectiva, sino la posibilidad de comparación referida a guión, producción, actuación, etc. de las cintas pasadas y de esta última en 2018, tan aclamada.
    “Star is born”, es un filme fácil de penetrar en nuestras emociones, no tiene una trama nada compleja, por lo que deja a flor de piel brotar todo el contenido de su drama. La actuaciones de Gaga, ¡fenomenal! y la de Cooper, ¡indescripitible!.
    En lo personal, la película me encantó…pero honestamente, me atrapó más la suavidad con la que ambos actores se entregaron a sus personajes y desepeñaron genialmente su protagónico que la trama tierna, simple (sí, muy hermosa) que cuenta esta historia; pero sin mucho distintivo a lo ya antes conocido.

    ¡Gracias Hansel por ampliar la óptica!

  9. Mariana 29 marzo, 2019 at 23:12 Responder

    La verdad es que la pelicula no me llamo mucho la atencion. No creo que esta historia diga mucho en estos dias. Pero tu critica me parece muy interesante.

Publica un nuevo comentario