La grieta (2017), de de Alberto García e Irene Yague – Crítica

«La grieta es un batido de crueldad y humor, un espejo del costumbrismo español, de nuestras raíces más humildes y a la vez las más fuertes, una crónica de familias que conforman la espina dorsal de este país»

La grieta retrata la lucha de dos vecinas por conservar sus casas en un edificio de protección oficial en Villaverde, un barrio obrero de Madrid. En el año 2013 los fondos de inversión internacionales aterrizan en España, atraídos por las gangas inmobiliarias que los gobiernos locales ponen a la venta.

El documental revela la compleja realidad de familias mercheras, un retrato de la lucha por una vivienda y del sentido de identidad y pertenencia a una comunidad. Además, se ofrece un pequeño repaso a lo que ya se puede denominar ‘historia de España’: el movimiento 15M, el nacimiento de Podemos y sus grupos satélite (p.e: En comú podem), así como la irrupción de políticas como Irene Montero o Ada Colau en la esfera pública a través de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, por ejemplo. Un trabajo documental que ha durado unos 5 años y que verá la luz el lunes 23 de octubre en la Semana Internacional de Cine de Valladolid -la Seminci dará su pistoletazo de salida este sábado 21 y finalizará una semana después, el 28 de octubre-.

La grieta es un batido de crueldad y humor, un espejo del costumbrismo español, de nuestras raíces más humildes y a la vez las más fuertes, una crónica de familias que conforman la espina dorsal de este país. Es el relato de dos madres que podrían ser la mía, madres que siguen al pie del cañón con una frase jocosa, que no se resignan. Madres que tienen derecho a equivocarse y no pagar dos facturas de la casa a cambio de medicar a los mayores de la familia. Heroínas anónimas que existen, tienen nombre y apellidos. No buscaban salir en televisiones ni encabezar marchas por el derecho a vivir en su propia casa, jamás quisieron que se les reconociera eso como un mérito, no pedían que les dedicaran películas como esta. Nunca esperaron agradecimientos y estaban plenamente convencidas de que poner su rostro y contar su historia era su deber como ciudadanas en una crisis. Fue su decisión, puede que a veces no fuera fácil y sabían que nadie vendría a apoyarlas al final del día, después de acostar a sus hijos. Hijos que, con sus reflexiones, te llenan de cristales el pecho pues ves a Isabel hija diciendo “pero yo no quiero irme de casa, esta es mi casa” y sientes como tuya la derrota de su madre. Tampoco sabes qué decir cuando algunos empresarios se enorgullecen de que sus desahucios sean los más rápidos de España. Isabel y Dolores -madres, esposas y trabajadoras- son las verdaderas protagonistas del documental, cada una con sus circunstancias. La mayoría recordamos este capítulo de nuestra historia, cuando más de una mañana en portada El País relataba la crónica de un suicidio durante un desahucio -porque una madre no concebía verse en la calle, que le quitaran a sus tres hijos y tuviera que seguir pagando facturas-. Se contaban los mismos chistes sobre la prima de riesgo, que se sentaba a la mesa como una más de la familia pero no dejaba comer a nadie. Incluso hay algunas que, siendo algo niñas, aprendimos antes cómo afectaría la dación en pago a la hipoteca familiar que a operar con moles. A día de hoy quizás seguimos sin hacer lo segundo, pero entendemos la necesidad de recordarnos qué hemos sido como país. Sabiendo de dónde venimos quizás tengamos más claro a dónde queremos ir.

Alberto García creció en Egipto y Ecuador. Compagina distintos trabajos con el cine experimental y documental, en 2006 estrenó A ras del suelo, un descenso a las entrañas del barrio de Lavapiés -donde se dio cita el preestreno de La grieta-. En noviembre de 2007 comienza otro largo viaje que tiene como resultado Los Ulises, su segundo largometraje. Irene Yagüe escribió para diversos medios de comunicación desde Guatemala, y participó en fotografía y producción del documental ¿Quién dijo miedo? (Katia Lara, 2010) sobre el Golpe de Estado en Honduras.

Sinopsis Dos vecinas luchan por conservar sus casas de protección oficial en un barrio obrero de Madrid. Mientras, fondos de inversión internacionales compran bloques enteros de vivienda pública que los gobiernos locales venden para saldar sus deudas.
País España
Director Alberto García Ortiz e Irene Yagüe Herrero
Guion Alberto García Ortiz e Irene Yagüe Herrero
Música El Luisito
Fotografía Alberto García Ortiz
Reparto Isabel Rodríguez y Dolores Ferrer
Duración 78 min
Género Documental
Estreno 23/10/2017

Calificación7
7

Comparte este artículo

Alba Puerto

Estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual; me interesa la política internacional, la cultura, los movimientos sociales y la innovación tecnológica. Por ello soy articulista en medios digitales, locutora, columnista y Coordinadora General de un proyecto de UNICEF dentro de las universidades españolas.

No hay comentarios

Añade tu comentario