La odisea de Alice (2014), de Lucie Borleteau – Crítica

La odisea de Alice

Su directora, la actriz francesa Lucie Borleteau, se enfrenta por primera vez a la labor de lidiar con un largometraje, y con todas las incógnitas, secretos, enigmas y combinaciones que existen tras un film para que el espectador no aparte los ojos de la pantalla, suspire, cruce una y otra vez las piernas estudiando la forma de sentirse más cómodo, o no mire el reloj cada cinco minutos. Y no digo que la cinta sea mala, en absoluto, ni tan siquiera aburrida, hasta se le denota cierta profesionalidad, y es que no es la primera vez que está detrás de una cámara.

Su andadura en el cine empezó en 2004 con el corto ‘Nievaliachka – la poupée qui ne tombe pas‘, seguido del mediometraje ‘Les Vœux‘ (2008) y ‘La Grève des ventres‘ (2012), además de sus tareas como colaboradora en guion y puesta en escena con directores de la talla de Claire Dennis, Arnaud Desplechin o Lou Ye, y eso se nota, ya que sabe mover sus personajes de forma sincronizada en espacios muy reducidos, sacando provecho de ello.

En el apartado interpretativo todos aprueban con nota alta, desde Arianne Labed, que debutó en ‘Attenberg‘ (2010) logrando la Copa Volti a la mejor actriz en el Festival de Venecia y conocida por el gran público por su participación en ‘Antes del anochecer‘ (2013), y que en ‘La odisea de Alice‘ (2014) da vida a la propia Alicia (o Alice), todo un primer papel, con un correctísimo Melvil Poupaud, actor que deslumbró a propios y extraños en ‘Lawrence Anyways‘ (2012) a las órdenes de Xavier Dolan y que encarna a Gaël, el capitán del carguero. Por último, aunque no menos importante, el actor Anders Danielsen Lie, que se dio a conocer internacionalmente por su descarnada interpretación en ‘Oslo, 31 de agosto‘ (2011), aquí como Felix, el prometido de Alice, el novio que se queda en tierra.

El guion es poderoso, escrito por la misma realizadora y Clara Bourreau, y da mucho de sí. Estudiémoslo:

Alice (Arianne Labed) es una joven de 30 años, ingeniera marina que está prometida con Felix. Se embarca en el buque Fidelio, un viejo carguero capitaneado por el comandante Gaël. Una presencia inesperada ya que se trata del primer amor de Alice. Ella debe ocupar la cabina de su predecesor, recientemente fallecido a causa de un ataque al corazón, donde encuentra un cuaderno personal con sus anotaciones, una especie de mezcla un tanto paranoica de aspectos técnicos relacionados con el buque, conquistas sexuales y reflexiones nostálgicas sobre su vida vacía de afecto. El cuaderno de bitácora funciona como un lazo de unión entre ambos marineros, revelándole aspectos de su propia existencia nada fáciles de afrontar.

A esto se le suma una firme realización, buena iluminación, sencillez, correcta interpretación, y un buen encuadre de las escenas. Entonces ¿qué es lo que falla en la cinta?, se preguntará el lector, que a estas alturas ya sabe que la cinta ha recibido dos nominaciones a los Premios Cesar (incluyendo al de Mejor Ópera Prima) y ha sido seleccionada para el concurso en el Festival de Locarno.

En la pantalla, el arranque del film es tan flojo como inefectivo, ya sea a nivel argumental como formal, por lo que nos impide en todo momento aproximarnos al personaje principal para que la historia fluya por sí misma, lo que a su vez dificulta acercarnos a las dudas y a los deseos de Alice, sus contradicciones, su vulnerabilidad, su discurso interior a los muchos puntos de unión entre el personaje y el cuaderno, uno de los nexos fundamentales del film. Para que nos entendamos: el guion está desaprovechado, lo que se refleja en un resultado oscilante que no termina de cuajar. Sin embargo, instó a los amantes del buen cine a que vayan a ver la película, y no me cabe duda de, que antes o después, volveremos a hablar de Lucie Borleteau.

La odisea de Alice

Sinopsis Alice es marinera, y está prometida con Felix, que la espera en tierra firme, mientras ella trabaja en el viejo carguero. Entre los dos se insinúa la presencia inesperada de un incómodo tercero, el comandante Gaël que no es nada menos que el primer gran amor de la joven marinera.
País Francia
Director Lucie Borleteau
Guión Lucie Borleteau, Clara Bourreau
Música Thomas De Pourquery
Fotografía Simon Beaufils
Reparto Ariane Labed, Melvil Poupaud, Anders Danielsen Lie, Pascal Tagnati, Jean-Louis Coulloc’h, Nathanaël Maïni, Bogdan Zamfir
Productora Why Not Productions
Género Drama
Duración 95 min.
Título original Fidelio, l’odyssée d’Alice aka
Estreno 25/12/2015

Trailer

Calificación6
6

Comparte este artículo

Josep Lluis Mestres

Josep Lluis Mestres, nacido en Barcelona (1960), ha sido director de la revista literaria Vians Literature, y sus narraciones, poemas y artículos han aparecido en distintas revistas especializadas. Es autor de variados libros de poesía y narraciones, y le han sido concedidos diversos premios literarios.

No hay comentarios

Añade tu comentario