Melanie: The Girl with All the Gifts (2016) – Crítica

Melanie: The Girl with All the Gifts

«Se ha sabido combinar bien en Melanie: The Girl with All the Gifts el drama, la tensión y el horror, y ha dotado al conjunto de un ritmo ágil.»

En 2014, el novelista inglés Mike Carey publicaba La chica con todos los regalos, novela que se convirtió en un éxito inmediato. Carey transportaba al lector a un futuro post-apocalípticos en el que la humanidad ha sucumbido ante un hongo que convierte a las personas en despiadados depredadores, similares a los zombies.

Los británicos son unos auténticos especialistas en el subgénero zombie. Ellos fueron quien dieron una vuelta de tuerca más a estos muertos vivientes para convertirlos en seres con pensamientos propios, tal y como  hicieron en la serie In the flesh (2013), o usarlos para realizar una dura crítica social, véase Dead Set: Muerte en directo (2008). Recordamos también el buen trabajo que se hizo para dar forma a 28 días después (2002). Pues bien, ahora se da un nuevo giro a estos personajes en Melanie: The girl with all the gifts (2016).

Se eligió para liderar el proyecto a Colm McCarthy, un joven director escocés conocido sobre todo por dirigir series de tanto éxito como Los Tudor (2007), Sherlock (2010) o Endevaur (2014). Ha sabido combinar bien el drama, la tensión y el horror, y ha dotado al conjunto de un ritmo ágil. La idea de Carey de presentar unos seres entre humanos y “hambrientos”, está muy bien traspasada a la pantalla.

En el reparto figuran actrices del nivel de Gemma Arterton (Primavera en Normandía, 2014) y una enorme Glenn Close (Albert Nobbs, 2011), aunque no debemos olvidar a la joven debutante Sennia Nanua, que borda el papel protagonista, una niña mitad humana, mitad zombie.

Debemos avisar al potencial espectador del contenido gore de algunas escenas.

Es, por tanto, Melanie: The girl with all the gifts, una propuesta diferente dentro de un subgénero, el zombie, prácticamente agotado.

Melanie: The Girl with All the Gifts

Comparte este artículo

David García

Nací en Barcelona, en 1979. Estudié un Máster en Comunicación Audiovisual y en el año 2000 entré en Ràdio Sant Boi. Quince años después, ahí sigo, ahora colaborando en un 'magazine' titulado 'De dissabte', donde llevo la sección de series y cine.

No hay comentarios

Añade tu comentario