Millenium: los hombres que no amaban a las mujeres

Daniel Craig y Rooney Mara

Daniel Craig y Rooney Mara

La trilogía compuesta por las tres novelas de Millenium, escritas por Stieg Larsson, utilizan un estilo sencillo, directo y comercial, muy propio de los best-sellers. Sin embargo, su historia es potente, oscura y repleta de detalles.

Su enorme éxito hacía obligada su adaptación al cine, que llegó en 2009 con el film sueco que repetía el nombre del primer libro; Los hombres que no amaban a las mujeres. Esta película no fue completamente satisfactoria, pero contaba esa ya famosa historia de una manera digna. Su estilo era convencional, y se acercaba peligrosamente al terreno del telefilm, pero conseguía mantener el interés del espectador.

No fue así en la adaptación del segundo y tercer libro, que a mi juicio se convirtieron en un desastre en todas y cada una de las facetas que os podáis imaginar. Bueno, todas no, pues la interpretación de Noami Rapace como Lisbeth Salander se libraba de la quema.

Por todo ello, era previsible que Hollywood preparase su propia adaptación. A la cabeza del proyecto, surgió un nombre, David Fincher, uno de los directores con más talento de la actualidad. El ya conocido carácter sombrío y violento de la mayoría de sus películas (Seven, El Club de la Lucha, Zodiac) hacían que encajase a la perfección con la historia de Stieg Larsson

Noami Rapace es Lisbeth Salander en el film sueco

Noami Rapace es Lisbeth Salander en el film sueco

Fincher es un director enorme, y vuelve a demostrarlo en Los hombres que no amaban a las mujeres, aun siendo esta notablemente inferior a otras de sus obras.

Se trata de una mejora clara respecto a las películas producidas en Suecia. Su estética está infinitamente más trabajada, y su acabado en casi todos los aspectos está más logrado.

A pesar de su larga duración, Millenium no se hace larga, aunque sí puede percibirse en ciertos pasajes su condición de guión adaptado. Como en muchos casos de este tipo, por mucho que el film se alargue, nunca puedes introducir todos los elementos que la novela original contiene, y en ciertos momentos tienes la sensación de que los acontecimientos ocurren atropelladamente.

Tras unos títulos de crédito muy originales (es una constante en el cine de Fincher), los primeros compases se muestran planos y poco estimulantes, lo que me hizo temer lo peor, pero pronto el film remonta y se abraza a una tensión creciente que acabará con un climax situado quizá demasiado lejos del final del film.

El reparto realiza su trabajo con corrección. Destacar en este apartado la interpretación de Rooney Mara, quien aprovecha un personaje enormemente atractivo  para destacar por encima de cualquier otro actor.

Rooney Mara es Lisbeth Salander en el film americano

Rooney Mara es Lisbeth Salander en el film americano

El gran handicap reside en ese ritmo atropellado que impide otorgar el tiempo necesario para la construcción de personajes. Sus personalidades son tremendamente interesantes, pero la película en vez de basarse en esto, carga todo su potencial en una investigación que no nos interesa tanto, pues muchos además ya la conocíamos.

Por tanto, considero a Millenium: los hombres que no amaban a las mujeres una película bastante meritoria, pero que deja la sensación de que podía haber sido mucho mejor. La obra de Stieg Lasson todavía merece algo mejor.

Calificación6
6
Etiquetas películas intriga

Share this post

Arturo G. Maiso

Viajero y cinéfilo. Director de Marketing en una plataforma de financiación participativa, CEO de AGM Comunicación Multimedia y director de El Cine en la Sombra.

1 comments

Añade el tuyo
  1. Carolina 6 mayo, 2015 at 03:40 Responder

    Hola a diferencia tuya la verdad yo encontré mucho mejor la versión sueca que la gringa. No he leído los libros de la saga pero me pareció que la sueca le aportaba ese toque mas obscuro del que carece el cine hollywodense y que trata de hacerlo mas taquillero aun. La verdad siento que la gringa fue todo un fracaso, en especial en el personaje de Lisbeth Salander y la relación que tenia con el periodista ya que claramente en la versión gringa le dieron un vuelco mucho mas cursi en cuando a la actitud que tenia ella hacia el, lo cual en la versión sueca es todo lo contrario. Eso seria todo jeje me gusta mucho la pagina, es muy interesante ;).

Publica un nuevo comentario