Aurora (2016), de Emilie Deleuze – Crítica

«Aurora (Jamais Contente) es una casi-comedia que puede gustar a papás, a mamás, a adolescentes y a maestros de escuela»

Llevo un cierto tiempo observando que la comedia francesa no anda en sus horas más altas. Por lo general, y más desde un tiempo a esta parte, encuentro que le falta audacia, riesgo y originalidad. Y, en cambio, sobran tópicos y lugares comunes, mientras encuentro a faltar verdadera alegría y creatividad. Aurora (Jamais Contente) no es una excepción. Y es por eso que escribo sobre ella ahora –la he visto esta mañana-, antes de que me olvide de ella.

No es Aurora (Jamais Contente) del todo una comedia, aunque tiene momentos en los que parece que la apuesta sea esa. Podríamos decir que es una casi-comedia. Sin embargo, aun con esta puntualización, sigue el derrotero general del cine francés de 10 o 15 años a esta parte. Es decir, perfil bajo. Aun con todo, puede Aurora (Jamais Contente) gustar a papás, a mamás, a adolescentes y a maestros de escuela.

Aurora es una joven adolescente que parece estar en desacuerdo con todo. La imagen que tiene de sí misma, sus opiniones al respecto, sus opiniones sobre el mundo de los adultos y las opiniones que tiene sobre los jóvenes de su edad nos hacen pensar que Aurora quiere ser una exiliada en su propia casa. Es decir, Aurora es una extraña para los demás y para sí misma. Y digo que “quiere ser una exiliada” porque le da de comer al asunto ese de estar en desacuerdo en todo. No reniega de estar renegando. Parece, más bien, una seña de identidad. Sin embargo, su vida no es tan negacionista como parece. En realidad, Aurora es una afirmacionista que no ha encontrado los motivos para cambiar la negación por una afirmación por la que valga la pena cambiar y vivir mejor. Además hay que añadir que su inteligencia es más aguda que la de sus amigos y compañeros. Todo el conjunto da lugar a un mujer que no se siente cómoda con nada. Sin embargo, y aquí está la cuestión, vamos a ver en ella un nacimiento, un cambio, una promesa. Es por eso que se llama Aurora.

Es de agradecer que Aurora (Jamais Contente) no tenga otras pretensiones. Es decir, todos saben que están haciendo un producto menor y aceptan esta condición. No se formula ningún planteamiento existencial ni nada que se le parezca. Simplemente describe el paso de una adolescente desde su escepticismo inicial a una ilusión incipiente que le ofrece, ya muy al final de la película, la posibilidad de cantar en un grupito musical. Resulta curioso que la canción con la que se presentará en público, y ante sus propios padres incluidos, es Mamy Blue, una canción que fue muy conocida en los años 70. Es decir, una canción a través de la cual va a decirle a su madre unas cuantas cosas.

Como decía, Aurora (Jamais Contente) no pretende profundizar, ni ofrecer una tesis crítica relacionada con los adolescentes, ni tan siquiera una hipótesis acerca de donde viene el enfado interior de Aurora. Lo cual me lleva a agradecer que no hayan pretendido hacerla pasar por un producto mayor. Tampoco, como acabo de señalar, pretende explicarnos las causas concretas que tiene Aurora para comportarse así. Y tampoco pretende explicar algo acerca del futuro de Aurora más allá de su encuentro con la música y con el mundo. Y ya es bastante, por cierto.

Es posible que Aurora (Jamais Contente) pueda gustar a padres con adolescentes y a adolescentes con padres, pues unos y otros pueden verse identificados.

Sinopsis Quizás Aurore no saque las mejores notas, pero definitivamente no es tonta. Tiene una forma peculiar de observar y comentar su entorno; su familia, los chicos, su profesor de francés y ella misma también. Desafiante, Aurora explora límites y descubre en el proceso la música como medio de evasión.
País Francia
Director Emilie Deleuze
Guion Emilie Deleuze, Marie Desplechin, Laurent Guyot (Novela: Marie Desplechin)
Música Olivier Mellano
Fotografía Jeanne Lapoirie
Reparto Pauline Acquart, Philippe Duquesne, Alex Lutz, Patricia Mazuy, Léna Magnien, Tessa Blandin, Raphaelle Doyle
Género Drama
Duración 90 min.
Título original Jamais contente
Estreno 30/06/2017

Calificación4
4

Comparte este artículo

Jesús Gabriel Gutiérrez

Mentor literario. Escritor. Filósofo. Prospectivista y astrólogo. Me interesa la historia y el hilo que sale de ella y nos conecta con el futuro.

No hay comentarios

Añade tu comentario