Mine (2016), de Fabio Guaglione y Fabio Resinaro – Crítica

 Mine

«Mine no funciona en ninguna de sus vertientes: ni en el tema de la supervivencia extrema, ni de la ética.»

A través de los años, uno ve toda serie de películas: buenas, pasables, magníficas, brillantes, soportables, pronosticables, distraídas, para ver y tirar, obras de arte, etc… pero nunca había visto una cinta tan aburrida y previsible. Quienes me conocen sabe que odio contar el guion, pero aquí no me importa hacerlo en absoluto, ya que, desde un primer momento, les diré que no vayan a verla y que no malgasten su dinero.

La pareja de realizadores italianos Fabio Guaglione y Fabio Resinaro (también responsables del guion) nos presentan a dos soldados estadounidenses, Mike y Tommy, en pleno desierto con la misión de acabar con la vida de un famoso terrorista. Escondidos entre las rocas de una montaña, ven llegar varios coches y, al bajar sus ocupantes, interceptan al objetivo: el susodicho terrorista. Mike, rifle en mano, ojo en el punto de mira, atiende perfectamente a las indicaciones de su compañero y entonces… Mike se da cuenta que aquella escena es la de una boda y se niega a disparar. Uno se queda un poco desolado al ver que, a un marine francotirador, le entren toda una serie de remordimientos por un simple casamiento. Le ordenan diversas veces por radio que elimine el objetivo pero ya es demasiado tarde: los han visto y deben huir. Después de unos disparos, los coches se marchan, y Mike y Tommy deben de llegar andando hasta el próximo poblado para que sean recogidos por su unidad. Con unos diálogos intrascendentes y que no aportan nada a la historia que estamos visionando, caminan hacia el lugar de encuentro cuando Tommy salta por los aires a causa de una mina, con tan mala suerte que le amputa las dos piernas. Por su parte, Mike, pisa una mina pero se queda totalmente quieto al notar que, debajo de su pie derecho, tiene un percutor. Así queda la escena: Mike totalmente inmovilizado y, a unos cuatro metros, el cuerpo de su compañero malherido. Evidentemente precisan llamar por radio, por lo que Mike le pide a su amigo que haga un esfuerzo y le pase la mochila, que es precisamente donde tienen el receptor. Pero no. Tommy apenas hace el mínimo esfuerzo por ayudar a su camarada, y lo único que se le ocurre es sacar la pistola y pegarse un tiro en la sien. Vaya, que aquí aquello de Semper Fidelis, nada de nada. Y ahí tenemos a nuestro protagonista sin poderse moverse.

Antes de continuar diré que el actor en quien recae todo el peso de la película es Armie Hammer, a quien seguramente recordarán en su papel en J. Edgar (Clint Eastwood, 2011), Mirror, Mirror (Tarsem Stingh, 2012) o la reciente Animales Nocturnos (Tom Ford, 2016), pero que el tándem de los Fabio no sabe aprovechar convenientemente.

Bien, hemos dejado a Mike (Armie Hammer) pisando una mina y con la rodilla hincada sobre el suelo. A partir de aquí, se le van apareciendo diversos personajes como un bereber filosófico que da más risa que otra cosa (andando siempre en zigzag), ya que antes se dedicaba a desenterrar minas para venderlas, y en su lugar dejaba botes de hojalata para despistar a los detectores de metal. Supongo que ya se imaginan el final. Pues exacto, va por ahí. Nada de sorpresas. Pero sigamos. Desfilan diferentes fantasmas o espectros del pasado, por ejemplo, su padre (interpretado por Geoff Bell) o su novia (Annabelle Wallis). El problema principal es que la película está mal hecha y no es creíble en ningún sentido. Completamente estático, nuestro protagonista logra no mover ni un músculo ante una tormenta de arena, no una simple ventisca, una tormenta de arena de las que hacen historia y de tal fuerza, que arrastra el cuerpo de Tommy hasta su lado. Sin embargo, Mike, no se ha movido: rodilla al suelo ha logrado resistir. Este es un ejemplo, por no mencionar el burdo ataque de los lobos. En las siguientes secuencias vemos el cuerpo de los chuchos pero no el de Tommy. ¿Debemos imaginar que el resto de la manada se lo ha llevado? En definitiva, un guion mal escrito, peor llevado a la pantalla, que quiere darnos lecciones con metáforas que no llevan a ninguna parte, además del aburrimiento soporífero que hemos estado expuestos durante 111 minutos. El film no funciona en ninguna de sus vertientes, ni en el tema de la supervivencia extrema, ni de la ética, ni de nada.

Mine

Sinopsis Un soldado se queda de repente solo y perdido en medio del desierto tras una misión que sale mal.
País Estados Unidos
Director Fabio Guaglione, Fabio Resinaro
Guión Fabio Guaglione, Fabio Resinaro
Música Luca Balboni
Fotografía Sergi Vilanova
Reparto Armie Hammer, Annabelle Wallis, Tom Cullen, Juliet Aubrey, Geoff Bell, Clint Dyer
Género Thriller
Duración 111 min.
Título original Mine
Estreno 30/12/2016

Trailer

Calificación2
2

Comparte este artículo

Josep Lluis Mestres

Josep Lluis Mestres, nacido en Barcelona (1960), ha sido director de la revista literaria Vians Literature, y sus narraciones, poemas y artículos han aparecido en distintas revistas especializadas. Es autor de variados libros de poesía y narraciones, y le han sido concedidos diversos premios literarios.

No hay comentarios

Añade tu comentario