Hell Fest (2018) de Gregory Plotkin – Crítica

Un misterioso personaje enmascarado empieza a perseguir a un grupo de jóvenes, despreocupados y atractivos, que sólo piensan en pasárselo bien durante la noche de Halloween. Uno a uno, los jóvenes van muriendo a manos del despiadado asesino, al que no vemos hablar, correr o inmutarse en ningún momento. ¿Te suena la película? Seguro que sí, porque la has visto cientos de veces. ¿Y sabes una cosa? Probablemente volverás a verla muchas más.

El cine slasher, tradicionalmente considerado como un subgénero del cine de terror, se convirtió hace mucho en un género en sí mismo. Un género que, a pesar del carácter juvenil y casi rebelde de sus películas, prácticamente no admite ninguna variación en la fórmula que iniciaron a finales de los años setenta obras como Halloween (1978) y Viernes 13 (1980), y consolidó más adelante la saga Scream.

Así pues, Hell Fest se nos presenta desde el minuto uno como una heredera fiel de la tradición slasher, con un asesino sin motivación aparente, pero cierta imaginación para ejecutar a sus víctimas: un grupo de universitarios entre los que sólo destaca la protagonista, que es la única que parece mostrar interés en algo que no sea el alcohol, la fiesta y el sexo. La película libera al espectador del tedioso esfuerzo de seguir una trama, así que nuestra única misión consistirá en acomodarnos en la butaca y “gozar” con el sufrimiento de unos jóvenes sin muchas luces a los que nunca llegamos a coger cariño o manía, puesto que carecen de carisma o personalidad.

Ése es quizás el principal problema de la película: los personajes se nos presentan de manera plana, así que nada de lo que les ocurre nos importa demasiado. Al final, el verdadero protagonista de Hell Fest no son los desafortunados jóvenes, o su implacable perseguidor, sino la ambientación. El “parque del terror” donde se desarrolla la acción permite que los equipos de decoración y vestuario se luzcan a la hora de crear todo tipo de lugares y criaturas horripilantes, hasta el punto de que los más valientes querrán tener la oportunidad de pasar alguna noche de Halloween en un parque similar.

La película dura poco (apenas una hora y media), lo cual es un acierto, y no permite que desconectes de lo que está pasando, aunque sólo sea por saber quién es el siguiente en morir. Porque, como en todo slasher, bueno, malo o regular, lo importante de Hell Fest no es la identidad o las razones del asesino, sino cuántas de sus presas llegarán vivas al final.


Sinopsis Un asesino en serie enmascarado convierte un parque de atracciones en su patio de recreo aterrorizando a un grupo de amigos. Mientras tanto, un grupo de patrocinadores que está ese día en el parque se divierte pensando que todo forma parte del espectáculo.
País Estados Unidos
Dirección Gregory Plotkin
Guion Seth M. Sherwood, Blair Butler, Stephen Susco y Gary Dauberman
Música Bear McCreary
Fotografía José David Montero
Reparto Amy Forsyth, Reign Edwards, Bex Taylor-Klaus, Christian James, Roby Attal, Matt Mercurio y Tony Todd
Género Terror
Duración 90 min.
Título original Hell Fest
Estreno 28/09/2018

Calificación5
5

Comparte este artículo

Alberto Merino

Nací en Madrid en 1989 y, desde pequeño, he consumido dosis poco recomendables de ficción, ya sea en formato libro, película, serie o cómic. Al final, terminé estudiando industriales, pero siempre me he sentido más artista que ingeniero. Incluso publiqué una novela, "Las lágrimas del escorpión", cuando tenía 24 añitos. Aunque suelo presumir de mi buen gusto cinéfilo, tengo dos vicios inconfesables: las comedias románticas y las películas de tiburones. Para mí, Tarantino es el GOAT indiscutible.

No hay comentarios

Añade tu comentario