Perfectos desconocidos (2017) de Álex de la Iglesia – Crítica

Perfectos desconocidos

«Perfectos desconocidos debe su razón de ser al legado de Luis Buñuel (El ángel exterminador) y recuerda inevitablemente a la última etapa cinematográfica de Polanski (Un Dios salvaje o La Venus de las pieles), donde se deshumaniza sin piedad el lado amable de la burguesía»

Al igual que una montaña rusa, la filmografía de Álex de la Iglesia (El día de la bestia, La Comunidad) se ha convertido en un altibajo de sorpresas y desencantos. Si algo ha caracterizado al cineasta vizcaíno, es su habilidad para mostrar con excentricidad el lado más oscuro del costumbrismo español. Su larga trayectoria le ha servido para coronarse como el maestro del esperpento, construyendo con artesanía relatos que parten de lo cotidiano a lo extraordinario, y viceversa. Como particular seña de estilo, sus trabajos se caracterizan por un inevitable in crescendo en el guión, el cual acaba en un estallido violento mediante un clímax sobrecargado que generalmente resta calidad al producto final. Esta sintomática fórmula es de la que se ha servido durante más de 20 años para construir su particular universo lleno siempre de personajes repulsivos, codiciosos o detestables que son un reflejo de la España más negra. En dicho paradigma, por lo general, siempre hay un antihéroe principal (o paria social) que consigue escapar de este entorno maligno que le rodea y arrojar algo de luz a ese oscuro universo. Por desgracia, los últimos films de Álex de la Iglesia no han funcionado tan bien como era de esperar y han desencantado a público y crítica casi por igual, dejando por el camino grandes decepciones como Las brujas de Zugarramurdi o Mi gran noche. Pero en esta ocasión Jorge Guerricaechevarría (guionista del film) y Álex de la Iglesia han decidido no arriesgar con una nueva idea, sino adaptar con fidelidad y astucia el éxito italiano Perfetti sconosciuti (2016) de Paolo Genovese para realizar una sátira sobre la privacidad en las redes sociales.

Siete amigos de toda la vida se reúnen para cenar en una noche extraña en la que se va a producir un eclipse lunar (luna sangrienta). Lo que se presentaba como una cena informal de amigos, acaba convirtiéndose en un juego perverso sobre la confianza cuando Eva (Belén Rueda) plantea la idea de dejar los móviles sobre la mesa y poner a prueba la seguridad que tiene cada uno en su pareja. La idea es simple, deben leer en voz alta todos los mensajes que vayan llegando, así como escuchar cualquier llamada entrante de los respectivos móviles, para que de esta forma no haya ningún tipo de secreto entre los presentes. La situación irá complicándose más y más a medida que los secretos empiecen a destaparse provocando que las inseguridades y los miedos tomen el control. De esta forma descubrirán que todos ocultan algo que es desconocido por el resto, replanteándose así el grado de confianza que tienen entre sí.

En esta ocasión, Álex de la Iglesia trata de poner sobre la mesa los demonios personales de ciertos arquetipos sociales en una era controlada por las redes sociales. La privacidad, las inseguridades, los celos o el control son algunos de los temas centrales que abarca Perfectos desconocidos. Un film que curiosamente se contiene y que acierta de pleno en su mezcla de humor negro e intriga. No es casualidad que medio reparto coincida con el de El Método (2005) de Marcelo Pyñeiro, donde de la misma manera un grupo de siete psicólogos debían ir desenmascarándose los unos a los otros hasta quedar solamente un candidato. Elogiable elenco de actores (sobresalientes Eduard Fernández, Ernesto Alterio y Belén Rueda) que abordan con experiencia tanto el lado dramático como el cómico de las situaciones y que construyen una química adictiva en la pantalla. Perfectos desconocidos debe su razón de ser al legado de Luis Buñuel (El ángel exterminador) y recuerda inevitablemente a la última etapa cinematográfica de Polanski (Un Dios salvaje o La Venus de las pieles), donde se deshumaniza sin piedad el lado amable de la burguesía. Álex de la Iglesia ha sabido adaptar a la actualidad este proceso de degradación social con éxito y, por ello, es gratificante saber que su lado más corrosivo está de vuelta.

Sinopsis En una cena entre cuatro parejas, que se conocen de toda la vida, se propone un juego que pondrá sobre la mesa sus peores secretos: leer en voz alta los mensajes, y atender públicamente las llamadas, que reciban en sus móviles durante la cena.
País España
Dirección Alex de la Iglesia
Guion Jorge Guerricaechevarría, Alex de la Iglesia (Remake: Paolo Genovese, Filippo Bologna, Paolo Costella, Paola Mammini, Rolando Ravello)
Fotografía Ángel Amorós
Reparto Belén Rueda, Eduard Fernández, Ernesto Alterio, Juana Acosta, Eduardo Noriega, Dafne Fernández, Pepón Nieto, Beatriz Olivares
Género Comedia
Duración 96 min.
Título original Perfectos desconocidos
Estreno 01/12/2017

Calificación7
7

Comparte este artículo

No hay comentarios

Añade tu comentario