Dos días, una noche (Deux jours, une nuit)

Dos dias una noche

Dos días, una noche (Deux jours, une nuit)’, dirigida por los hermanos Dardenne, no me ha dejado ni mucho menos indiferente. Expone un problema cotidiano y real. Tan real, que muchos lo conocerán por experiencia propia y se verán claramente reflejados en los personajes. Otros tacharán esta trama de ficticia, quizá por puro desconocimiento.

Que muchos empresarios elaboran maquiavélicas confabulaciones para lograr sus objetivos empresariales, y al mismo tiempo, son capaces de ocultarlos y mantenerlos silentes teniendo amedrentado o sobornado al personal, es un hecho, no una elucubración.

Sea lo que fuere, cause la repercusión que cause esta historia, sin duda es un gran reto reflexivo que exige una determinación y un posicionamiento, individual y colectivo.

Esta película no pretende condenar las acciones de alguien que delinque, pues lo que sucede no sólo le ocurre a la gente malvada. Lo que le sucede a la protagonista nos podría pasar a cualquiera. Es, más bien, un gran grito a la solidaridad y al pensar en colectivo, en lugar de velar siempre por los propios intereses. Se trata de una invitación a recapacitar sobre la legitimidad y moralidad de este sistema político y económico que impera en nuestra sociedad, una sociedad desarrollada industrial y tecnológicamente, pero lejos de estarlo a un nivel ético.

Dos días, una noche‘ tocará la fibra de muchas personas. Hay familias cercanas a nosotros en el umbral de la pobreza, las cuales habrán pasado o están pasando por situaciones semejantes, sino peores, y que se verán identificadas con la historia que se nos cuenta. Ya era hora que alguien mostrara en la gran pantalla la tiranía empresarial, que hace tiranos también a sus peones, quienes en muchas ocasiones imitan el comportamiento de los de “arriba”.

Con esta obra, los Dardenne continúan una larga lista de películas sociales. Su anterior película, ‘El niño de la bicicleta (Le gamin au vélo, 2011)’ también la recomiendo. Su predilección por los personajes desafortunados, excluidos, marginados, solos y/o afligidos es clara, y su capacidad para trasladar todo este sufrimiento es enorme.

El film recibe el nombre de ‘Dos días, una noche’, porque es este el tiempo del que dispone la protagonista, Sandra (Marion Cotillard), para convencer a sus compañeros de trabajo de que su fatal desenlace puede evitarse, para conseguir que se apiaden de ella y elijan prescindir de su prima, lo que la permitiría mantener su puesto en la empresa.

Una situación delicada, que sin embargo no es casual. El jefe de todos ellos, ha puesto en consulta semejante laudo, provocando el dilema. Como si el hecho de hacerlo democrático, lo hiciera menos inhumano.

Y con esa decisión que se somete a arbitrio colectivo, la controversia está servida. Esto es el detonante que hace estallar la indignación, la tensión y la confusión.
Nace un profundo malestar que enturbia las relaciones entre ellos, la confrontación parece inevitable. Manejados por un sistema opresor, presas de sus situaciones personales, que lejos de ser boyantes, también penden de un hilo, los intereses se muestran más fuertes que la solidaridad.

El estilo que utilizan estos peculiares directores es más bien realista. La iluminación, la cámara en mano, la interpretación de los actores, todo contribuye a aportar naturalidad y credibilidad al conjunto.

Si algo puedo reprochar a esta magnífica película son unos primeros minutos poco efectivos. El personaje se derrumba desde la primera toma, pero el espectador no puede compadecerse de él hasta que se nos va aportando más información: quien es ella, por que llora…

Pero la identificación se produce pronto. Y nos indigna y nos compadecemos de su denigrante viaje, en el que el personaje tendrá que mendigar solidaridad y caridad a sus iguales. Marion Cotillard está perfecta en el papel, donde apenas esboza una sonrisa. Transmite una enorme fragilidad.

Uno de los puntos fuertes de la película es que todas las posturas de los implicados parecen legítimas y están bien argumentadas, por lo que la solución no parece sencilla.

Dos dias una noche

Sinopsis Sandra dispone sólo de un fin de semana para ir a ver a sus colegas y convencerlos de que renuncien a su paga extraordinaria para que ella pueda conservar su trabajo. Su marido la acompaña para apoyarla
País Bélgica
Director Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne
Guión Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne
Fotografía Alain Marcoen
Reparto Marion Cotillard, Fabrizio Rongione, Catherine Salée, Olivier Gourmet, Christelle Cornil
Productora Coproducción Bélgica-Francia; Les Films du Fleuve / Archipel 35
Duración 95 min.
Género Drama
Título original Deux jours, une nuit
Estreno 24/10/2014

Trailer

Calificación8
8

Share this post

María Martínez

Diplomada en Turismo, técnico en compras y comercio internacional con 8 años de experiencia. Escribo todo lo que puedo: relatos cortos, micronovelas, novelas, etc. Estas son mis publicaciones disponibles: * Libro de Derecho: "Guía Práctica para viajar; Derechos y obligaciones del Turista" Autores: Dr. Ramón Arcarons, Òscar Casanovas, Francisca Hernández y María Martínez. Editoral Síntesis. * Libro e-pub “El Cazador Rojo” (novela). Thriller-romántico-policiaco. Editorial Marlex.

No existen comentarios

Añade el tuyo