Retorno(s) a Brideshead

Retornos a Brideshead

Retorno a Brideshead‘ (Brideshead Revisited), novela de Evely Waugh publicada por primera vez en 1945, ha sido llevada tanto a la pequeña como a la gran pantalla, con casi treinta años de diferencia entre la primera y la segunda adaptación.

La serie, producida y emitida por la cadena independiente ITV Granada en 1981, consta de una sola temporada de once episodios de cincuenta minutos cada uno, a excepción del primero y del último que duran algo más de hora y media.

Está protagonizada por un jovencísimo Jeremy Irons en el papel en el que se daría a conocer y que es uno de los valores más interesantes de la serie en comparación con la película. El recorrido que podemos ver del personaje, Charles Ryder, a través de su interpretación es de mayor profundidad que el que observamos en la película (2008), donde es encarnado por Matthew Goode. Puede resultar un poco injusto comparar la capacidad interpretativa de un actor en una serie con la de otro en una película, ya que en el primer caso, el tiempo del que se dispone para conocer y dar vida al personaje es mucho mayor. Su extensa duración permite también al espectador observar su arco evolutivo con mayor detenimiento. Pero, en cualquier caso, la interpretación de Matthew queda excesivamente sobria y no termina de brillar, especialmente si se compara con la de sus compañeros de reparto Emma Thompson o Ben Whishaw.

Como es lógico, los acontecimientos de la película parecen sucederse de forma más precipitada. Pero, así como en la serie tenemos la oportunidad de comprender de forma exhaustiva las razones de todo lo que va sucediendo gracias a la narración en off de Charles Ryder, la versión cinematográfica hace un buen uso de la elipsis, mostrando los acontecimientos más importantes de la historia, que se prolonga a lo largo de veinte años, dejando a nuestra imaginación lo que ocurre entre estos momentos.

Los personajes de Charles Ryder y Sebastian Flynt en la serie (izquierda) y en la película (derecha)

Los personajes de Charles Ryder y Sebastian Flynt en la serie (izquierda) y en la película (derecha)

Aunque la serie tiene un presupuesto y una factura impresionantes, con localizaciones en Venecia o Malta, una ambientación muy cuidada y escenas espectaculares como la de la caza del zorro, la evolución técnica que ha habido desde entonces en los sistemas de grabación hacen que el punto fuerte de la película sobre la serie sea su valor visual. La puesta en escena, los movimientos de cámara y la fotografía hacen que sea una película de la que disfrutarán aquellos cinéfilos amantes del cine con un alto componente estético. Además, tanto la película como la serie poseen una excelente banda sonora.

Al parecer, la novela tiene un fondo autobiográfico, inspirada en la relación homosexual que mantuvo el propio autor con el aristócrata Hugh Lygon. Tras una juventud bastante “ajetreada” en Oxford y después del fracaso de su primer matrimonio, Evelyn Waugh se volvió profundamente católico. El tema del catolicismo es omnipresente en la obra y, según palabras del autor, la novela trata sobre “la intervención de la gracia divina” que se nos muestra a través de la visión que tiene Charles Ryder de la familia Flyte.

Resulta un poco irónico que en las dos adaptaciones audiovisuales la religiosidad de la familia Flyte sea mostrada como un comportamiento fanático y opresivo, causa de la caída en desgracia de Sebastian Flyte y no como Waugh lo concibió. Un mensaje con tintes homófobos en su origen (la religión como forma de superar la homosexualidad, que aparece asociada al alcoholismo) que acaba convertido en una denuncia de las consecuencias negativas que puede tener la represión de la sexualidad.

En cualquier caso y ante la duda de si ver la serie o la película, las dos son producciones de gran calidad y altamente recomendables.

Etiquetas Cine Británico

Share this post

Jon Iparraguirre

Graduado en Bellas Artes, con un posgrado en Cine y Televisión, músico aficionado y repostero en mis ratos libres. Amante del cine en el que lo visual juega un papel protagonista.

No existen comentarios

Añade el tuyo