Salem: la serie que pudo ser y no fue

Salem

Salem‘ trata sobre la persecución y la caza de brujas durante el s.XVII en la histórica ciudad homónima del estado de Massachussetts. En un pueblo cegado por el dogma puritano, los habitantes liderados por el consejo de la alta aristocracia y supervisados por un joven sacerdote experto en la temática, persiguen y juzgan a todos los acusados de practicar las artes oscuras que llevan años afectando a la buena conducta del pueblo.

La historia se desarrolla a través de un romance entre la joven pueblerina Mary Sibley (Janet Montgomery) y el apuesto John Alden (Shane West), el cuál se ve interrumpido por la partida de éste a la guerra. Años después, vuelve a Salem y ya nada es lo mismo; su amada está casada con el anciano más rico, influyente y abominable de la ciudad, que se encuentra indispuesto por una rara enfermedad, y su ciudad natal está envuelta en una vorágine de locura por el frenesí persecutorio que domina a los ciudadanos.

Con esta temática y tratándose de la primera serie original de gran producción de WGN America, guionizada por Brannon Braga (‘Flashforward‘) y Adam Simon (‘Exorcismo en Connecticut‘), era de esperar que ‘Salem‘ fuese uno de los grandes estrenos del 2014. Pero se convirtió por méritos propios en una de las decepciones más grandes del año. Con un tema tan ambicioso, el guión se limita a cumplir su cometido sin sorpresas, no evoca intriga ni ganas de conocer. Aún siendo ciego y sordo, en ese pueblo podrías adivinar quiénes son las brujas, que además parecen tener los mismos poderes de una abuela con remedios caseros para curar la gripe. Los personajes están poco definidos y salvando quizás la interpretación de Seth Gabel, encarnando el personaje de Cotton Matther, el atormentado sacerdote puritano encargado de guiar al pueblo en esta caza de brujas, el elenco principal es en líneas generales insulso. Cualquiera de los actores secundarios actúan mejor y son mucho más creíbles.

Incluso en cuanto a los medios técnicos se refiere se han quedado cortos. Aún con todo, la cabecera con música de Marilyn Manson, y los trailers y teasers son un auténtico acierto. Si la serie consiguiera transmitir la mitad del terror y la curiosidad que estos despiertan, sin duda habría sido un éxito.

En 2015 se estrenó la segunda temporada y aún no se ha anunciado si habrá una tercera. Yo, que me obligo a ver las series que empiezo hasta el final, hice un gran esfuerzo por acabar los 13 capítulos de la primera temporada, y me rendí con la segunda… me enfurece ver como un argumento tan escalofriante como es el de la caza de brujas, enmarcado en uno de los peores episodios de la historia estadounidense como son los Juicios de Salem, no me provoca más que sopor.

Salem

Comparte este artículo

1 comentario

Añade tu comentario
  1. Samuel 28 julio, 2015 at 17:36 Responder

    He visto hasta el momento unos 9 cap de la primera temporada, hasta el momento me ha parecido buena, no espectacular, se deja ver que hay actuaciones bastante malas, pero para los viajes en el bus, la serie entretiene.

Escribe un nuevo comentario