La familia Samuni (2018), de Stefano Savona – Crítica

Estamos ante una obra dura por el contenido y la forma, que nos narra las terribles situaciones que enfrenta la población palestina con demasiada frecuencia.

Rodada originalmente con el nombre de Samouni Road, se estrena en España bajo el nombre de La familia Samuni, y nos relata el conocido internacionalmente como Incidente de Zeitun. Nos ofrece un profundo y tremendo retrato de una familia palestina antes, durante y después del trágico suceso ocurrido en la Franja de Gaza que cambiaría su vida para siempre.

Coproducción italo-francesa dirigida por Stefano Savona, quien utiliza el formato documental para acercarse a la realidad de la vida cotidiana de la familia, empezando con la pequeña Amal, cuya naturalidad y espontaneidad al hablar de lo sucedido es realmente inolvidable. Savona lleva esta historia al cine de animación con unos dibujos en blanco y negro para narrar los terribles hechos que costaron la vida a varios miembros de la familia y de los que, evidentemente, no hay imágenes. La animación está realizada por Simone Massi, uno de los mejores animadores italianos y más conocido a escala internacional. También utiliza la animación, más luminosa, para hablarnos de los sueños de la familia.

Savona consigue de los protagonistas de la historia una presencia ante las cámaras que hay que destacar por su verismo, sin subrayados innecesarios.

El incidente provocó una investigación de las Naciones Unidas y del Ejército Israelí, ya que impidió durante tres días la entrada de la Cruz Roja a la zona del conflicto y sus habitantes tuvieron que sobrevivir de manera absolutamente precaria. Precisamente, en base a esas investigaciones, se ha elaborado la película.

Stefano Savona cuenta con una amplia experiencia centrada casi exclusivamente en el documental, donde suele compaginar las labores de dirección y producción. Este es el séptimo documental que dirige desde 2002, cuando realizó su primer trabajo. Fue nominada a Mejor Documental en los Premios David di Donatello de 2018, equivalentes a los Goya en Italia; fue seleccionado para participar en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes, su director ganó el Premio Golden Eye en 2019 y el Premio al Mejor Documental en el Festival de Bari de 2019.

Savona consigue de los protagonistas de la historia una presencia ante las cámaras que hay que destacar por su verismo, sin subrayados innecesarios. Aunque es cierto que la parte documental en la que nos va descubriendo poco a poco la realidad de esa familia se demora excesivamente en algunos momentos, esto le permite ofrecernos una imagen creíble de la realidad que vive esta familia, verdaderamente angustiosa. Nos ha recordado a la película Todo Pasa en Tel Aviv (2019), en la que allí en forma de humor, no deja de hablar igualmente de la desgraciada situación a la que se ve sometida la población palestina.

En definitiva, estamos ante una obra dura por el contenido y la forma, que nos narra las terribles situaciones que enfrenta la población palestina con demasiada frecuencia, que nos acerca al inimaginable sufrimiento al que se enfrenta este pueblo en la Franja de Gaza, que consigue implicar al espectador y no dejarnos indiferentes en ningún momento.


Sinopsis “Samouni Road” muestra un profundo y polifacético retrato de una familia antes, durante y después del trágico suceso que cambió su vida para siempre, el incidente de Zeitoun.
País Italia
Dirección Stefano Savona
Guion Stefano Savona, Léa Mysius, Penelope Bortoluzzi
Música Giulia Tagliavia
Género Documental | Animación
Duración 128 min.
Título original La strada dei Samouni
Estreno 13/03/2020

Calificación8.5
8.5

Share this post

Chusé Inazio Felices

Fundador en su juventud, en la Zaragoza de los años 80 junto a otros apasionados del cine, de la Cooperativa Cinezeta, con la cual dio sus primeros pasos en el mundo del Súper 8, ha mantenido siempre un profundo interés por el mundo cinematográfico que, entre otras cosas, se ha puesto de manifiesto en sus escritos para la prensa a través de sus colaboraciones para El Siete de Aragón creando la sección Cuadernos desde el Guadarrama y posteriormente, en la publicación de su libro Aragón desde el Guadarrama (1993), en el que podemos leer artículos como Mujeres, Guiones y Cintas de Video o Aragoneses de Cine, donde da muestra de su cinefilia. Partidario de la máxima de su compatriota Baltasar Gracián, siempre se ha propuesto escribir críticas breves pero concisas y rigurosas a tono con los tiempos que vivimos y la falta de tiempo que nos abruma. Interesado por un cine diferente, ya sea de otros países o culturas, el anime y por supuesto el cine negro y el clásico.

No existen comentarios

Añade el tuyo