Ojalá estuviera aquí (Wish I Was Here)

ojala estuviera aqui

“Nos pasamos la vida buscándole el sentido para que te acaben preguntando donde quieres que entierren tus huesos”.

Esta es una de la frases de Ojalá estuviera aquí, el segundo trabajado como director de Zach Braff, conocido por muchos como Doctor J.D. de la serie Scrubs. Su segundo trabajo es un canto a la vida, pero también a la muerte. Trata de como irremediablemente el tiempo pasa sin preguntarnos qué queremos o como deseamos que se desarrollen nuestras esperanzas, nuestros sueños o ilusiones. Y de como esas expectativas y anhelos que imaginábamos de niños se hacen pedazos cuando la realidad nos da una bofetada y nos despierta de la epifanía onírica en la que nos encontrábamos.

Braff nos propone un juego de casi dos horas en el que nos cuestiona toda nuestra estructura vital. Y lo hace a través del protagonista, un joven padre de familia al que su delicada situación le ha abierto los ojos, mostrándole el lado más amargo de la vida, y tentándole a abandonar todas sus metas. Este drama vital lo encara el director con humor, consiguiendo arrancarnos una sonrisa en más de una ocasión.

Ojalá estuviera aquí nos expone un marco perfectamente reconocible en nuestros días. La enfermedad de un ser querido, el miedo a perder un empleo detestable pero del que depende el pan de la familia, los sueños rotos.

En ciertos momentos, me ha recordado a Big Fish, aunque no logre alcanzar su nivel.

El elenco es el mejor condimento de esta comedia dramática donde el propio Zach Braff, dirige, escribe y protagoniza. Su interpretación aporta frecura al conjunto, al igual que la de Kate Hudson, idónea en el papel de esposa comprensible y sufridora. Sorpresa positiva la de los hijos de la pareja, Pierce Gagnon, y sobre todo Joey King, que pese a su juventud ya cuenta con una dilatada experiencia en el mundo del cine, y que es una de los ingredientes más dulces de la película.

Aunque su papel no pasa de cameo, siempre es un placer ver a Jim Parsons, nuestro adorable y desquiciante Sheldon Cooper de Big Bang Theory. Pero hay otras caras televisivas como Donald Faison: el colega inseparable de Zach Braff en Scrubs, o Mandy Patinkin: el comisario Jason de Mentes Criminales. Los nostálgicos también podrán asistir a las última aparición del entrañable Tío Phil de El Príncipe de Bel-Air, James Avery, fallecido a principios de este año.

Bien es cierto que Ojalá estuviera aquí tiene momentos precindibles, cuya ausencia podría haber aligerado la historia sin haber afectado al conjunto. Muchos podrán acusarle de buscar la lágrima fácil, de ser una película sencilla, con un final predecible y sin demasiados artificios. ¿Pero realmente es necesario que todos los films ambicionen más? Simplemente sentarse a reír y llorar, mientras nos planteamos algunas cuestiones. Sonreír y reflexionar, definitivamente, no es poco.

ojala estuviera aqui

Sinopsis Aidan Bloom, un joven padre de familia, se encuentra al borde de una crisis existencial provocada por la desaprobación de su padre y por las responsabilidades de la edad adulta. Cuando su situación financiera empeora, toma la decisión de hacer algunos cambios para mejorar su vida.
País Estados Unidos
Director Zach Braff
Guión Adam J. Braff, Zach Braff
Música Rob Simonsen
Fotografía Lawrence Sher
Reparto Zach Braff, Josh Gad, Kate Hudson, Jim Parsons, Joey King, Ashley Greene, Mandy Patinkin, Donald Faison, James Avery, Michael Weston, McKaley Miller, Pierce Gagnon, Phill Lewis, Reese Hartwig, Bob Clendenin
Productora Double Feature Films / Worldview Entertainment
Duración 110 min.
Género Comedia
Título original Wish I Was Here
Estreno 12/09/2014

Trailer

Calificación 6
6

Share this post

Noelia Pinto Cervero

Estudiante de radio.Periodista de vocación aunque no sobre el papel. El cine, el fútbol, la música y la lectura guían mis pasos por el camino de baldosas amarillas.

No existen comentarios

Añade el tuyo