Fin de siglo (2019): la pérdida del pretexto cinematográfico

Un relato que gana al espectador minimalista. Una reflexión sobre el inexorable paso del tiempo.





Ausencia de coherencia fílmica

El juego parece simple, incluso aburrido e iterativo, pero lo que determina a Fin de siglo es la capacidad de relegar el relato a un segundo término. Es fácil definirla como una película de historias conectadas con tres personajes que rompe de forma brusca con el espacio-tiempo, pero el valor de la cinta reside en la creación de una narrativa discursiva lejos de la coherencia fílmica.



Referentes y características

El debut cinematográfico del argentino Lucio Castro evoca la trilogía de Richard Linklater Antes del (The Before Trilogy, Richard Linklater, 1995, 2004 y 2013) en la forma más pura de sus personajes, en las conversaciones frescas y tendidas; sobre el discurso de la inacción. Existe una poesía extraña fuera del relato, en los diálogos entre Ocho y Javi.

El filme está dotado de ese aire casi documental que poseía la filmografía de la nouvelle vague que a su vez era influenciada por el neorrealismo. Dicha espontaneidad reside en la mirada voyerista de la cámara que, sin permiso, espía desde el balcón a la gente pasar por las calles de Barcelona.

Lo más destacable de Fin de siglo son los saltos temporales y la conjetura de una historia en base al existencialismo y a la falta de coherencia fílmica.

Un relato que gana al espectador minimalista. Al que no busca nada más que conocer en profundidad a los personajes. Y es que quitando el hecho que lo destacable de Fin de siglo sean los saltos temporales y la conjetura de una historia en base al existencialismo y a la falta de coherencia fílmica, al final de todo, la película se erige sobre el concepto de relación humana.

Los inevitables ecos a El desconocido del lago (L’Inconnu du lac, Alain Guiraudie, 2013) dejan entrever la impericia de Castro sobre la puesta en escena; cómo moverse por el espacio, cómo tratar las miradas entre personajes o la forma de cerrar bloques secuenciales antes de tiempo. El sexo no está rodado con cariño -no el acto en sí- sino de la forma en que lo observamos; la cámara reside impasible en una esquina de la cama, casi olvidada.



Conclusión

Entendiendo o no las distintas líneas narrativas o la coherencia espaciotemporal, Fin de siglo no es más que la historia de un arrepentimiento. Una reflexión sobre el inexorable paso del tiempo. El espectador es sumido en un curioso viaje emocional en el cual la importancia del relato posa en la capacidad de recordar y reflexionar sobre el tiempo y las decisiones pasadas.



Ficha de la película

País Argentina
Dirección Lucio Castro
Guion Lucio Castro
Música Robert Lombardo
Fotografía Bernat Mestres
Reparto Juan Barberini, Ramon Pujol, Mía Maestro, Mariano Lopez Seoane, Helen Celia Castro-Wood
Género Romance
Duración 84 min.
Título original Fin de siglo



Trailer

Calificación7
7

Share this post

No comments

Add yours