First Man (2018) de Damien Chazelle – Crítica

El director de La La Land vuelve a aliarse con Ryan Gosling para traernos un retrato intimista, y hasta cierto punto desmitificador, de uno de los héroes por antonomasia del siglo XX, el astronauta Neil Amstrong. Es tal el respeto hacia los hechos y hacia los protagonistas de aquel primer viaje a la Luna que la película funciona mejor como documental que como producto de entretenimiento. Una película en la que sus partes brillan por separado (dirección, guion, efectos visuales, banda sonora, etc.), pero en la que el conjunto, permítanme el juego de palabras, no termina de despegar.

“Why, some say, the moon?”, se preguntaba John F. Kennedy en su legendario discurso en la Universidad Rice. “¿Por qué, dirán algunos, la Luna?”. Corría el año 1962. Tan sólo siete años más tarde un taciturno piloto de la NASA ponía un pie sobre la superficie lunar. Entre ambos momentos, un sinfín de pruebas, accidentes y pérdidas humanas escribían la historia no tan conocida de aquella carrera de los americanos por llegar a la Luna antes que los rusos. First Man recorre estos siete años desde la óptica de su principal protagonista, Neil Amstrong, interpretado por Ryan Gosling como un hombre parco en palabras y emociones contenidas, cuyas motivaciones nunca quedan muy claras.

La película arranca con la muerte de la hija pequeña del matrimonio Amstrong, tragedia que se convierte casi en el único conflicto del personaje a lo largo de la narración. Constantemente, Chazelle nos ofrece planos y más planos de un Gosling silencioso, con la mirada perdida en el infinito, por si acaso se nos ocurre olvidarnos de que echa de menos a su hija. No sé si la idea del director era ésa, pero lo cierto es que el actor no cambia de cara en toda la película, tan imperturbable a la hora de beberse un zumo como de pilotar una nave por el espacio. El resto de las interpretaciones me transmiten mucho más: desde la excelente Claire Foy como la sufrida esposa de Amstrong, hasta un divertido Corey Stoll en el papel de Buzz Aldrin, el segundo astronauta que pisó la Luna. Por desgracia, la película se centra tanto en su protagonista que los secundarios gozan de muy pocas escenas para desarrollarse.

Visualmente, First Man es una auténtica delicia, con una recreación de las instrumentos y prototipos de la NASA absolutamente creíbles. Lo que hace, por cierto, que el éxito de aquel proyecto resulte más increíble si cabe, puesto que las naves del programa Apolo nos recuerdan más a una cafetera que a lo que entendemos ahora por vehículo espacial. Es justo en las ocasiones en las que Gosling se pone a los mandos de una de esas naves cuando más destaca el talento de Damien Chazelle como realizador. El director, en su primera película con grandes escenas de acción, se luce con el manejo de la cámara y nos regala momentos de auténtica tensión, rodados desde la perspectiva del astronauta. La banda sonora, como era de esperar tras Whiplash y La La Land, acompaña perfectamente a las imágenes.

En verdad, la película sólo tiene un defecto: se hace bastante aburrida, a pesar de que lo tiene todo para no serlo. Una historia potente, escenas en el espacio memorables, cuidado extremo en cada detalle… Parece mentira que puedas aburrirte con semejante cóctel, pero así me ocurrió. First Man está rodada con pulso y maestría, pero sin emoción. El propio Neil Amstrong, aunque se nos presenta como un hombre atormentado en busca de la aventura definitiva, no conseguía conectar conmigo y hacerme cómplice de su dolor y de su obsesión.

First Man no es, desde luego, una mala película, pero se queda a medias de lo que prometía ser.


Sinopsis Cuenta la historia de la misión de la NASA que llevó al primer hombre a la luna, centrada en Neil Armstrong y el periodo comprendido entre los años 1961 y 1969.
País Estados Unidos
Dirección Damien Chazelle
Guion Nicole Perlman y Josh Singer
Música Justin Hurwitz
Fotografía Linus Sandgren
Reparto Ryan Gosling, Jason Clarke, Claire Foy, Kyle Chandler, Corey Stoll, Pablo Schreiber, Lukas Haas, Brian d’Arcy James, Aurelien Gaya, Ciarán Hinds, Ethan Embry, Patrick Fugit, Shea Whigham
Género Aventuras
Duración 133 min.
Título original First Man

Calificación7
7

Comparte este artículo

Alberto Merino

Nací en Madrid en 1989 y, desde pequeño, he consumido dosis poco recomendables de ficción, ya sea en formato libro, película, serie o cómic. Al final, terminé estudiando industriales, pero siempre me he sentido más artista que ingeniero. Incluso publiqué una novela, "Las lágrimas del escorpión", cuando tenía 24 añitos. Aunque suelo presumir de mi buen gusto cinéfilo, tengo dos vicios inconfesables: las comedias románticas y las películas de tiburones. Para mí, Tarantino es el GOAT indiscutible.

No hay comentarios

Añade tu comentario