Crónica de una rueda de prensa holográfica

Chappie

Tras salir de Cuzco pregunto por el hotel NH Eurobuilding. Como debía haber supuesto, la señora que, amablemente, me indica la dirección no tiene ni puta idea y acabo en el extremo opuesto de la Castellana. Una vez me entero de dónde se encuentra el sitio, voy corriendo hasta el hotel, convencido de que cuando llegue ya habrán cerrado las puertas y me habré quedado sin rueda de prensa. Afortunadamente, no es tan tarde y, de hecho, ni siquiera soy el último, aunque presento un aspecto francamente lamentable y la cara roja como un tomate.

Sony nos ha preparado una recepción con desayuno incluido y robots parlanchines. Uno de ellos baila ‘Thriller‘ de Michael Jackson y el otro nos informa de lo mucho que le había gustado la película. No hace falta aclarar que me cayó mucho mejor el primero.

Tras hincharme a napolitanas de chocolate y tomarme un café bien cargadito, me siento. Y, como no conozco a nadie, me quedo mirando la pared un rato. Finalmente, empieza la rueda de prensa y entramos en la sala. Una rueda de prensa que será… ¡¡¡HOLOGRÁFICA!!!

Efectivamente, ni Hugh Jackman ni Neil Blomkamp han viajado a Madrid, sino que, desde un hotel de Berlín, se han proyectado frente a nuestros asombrosos ojos como fantasmas provenientes del espacio exterior.

¡Cielo santo! ¡¡El futuro es HOY!!

Chappie

Lo cierto es que la tecnología “holográfica” que presenta la distribuidora no es tan novedosa como pueda parecer (no se diferencia demasiado de lo visto en muchos parques temáticos), pero sí es cierto que el efecto funciona estupendamente. Apenas existe un retardo de unos segundos con Alemania que, probablemente, existiría en cualquier otro tipo de conexión, y es cierto que, por momentos, uno puede olvidarse de que Jackman y Blomkamp no están realmente ahí.

El señor Hugh Jackman, por cierto, demostró ser una persona simpatiquísima. Nada más empezar, bailó un poco el robot y dijo estar asustado de que alguien pudiera “hackear” su holograma. Cuando le preguntaron por la experiencia de interpretar a un villano, intentó defender la profundidad de su personaje. Dijo estar muy contento de poder trabajar con Blomkamp y defendió que el pobre Vincent tiene, de hecho, buenos argumentos para estar contra la inteligencia artificial. Más adelanté aclaró lo que le atrajo del guión. A Jackman le gustaba que su personaje se creyera “guay” pero no lo fuera en aboluto y que odiase la idea de un robot con consciencia, desde un punto de vista práctico y religioso.

El director aclaró cómo el tema de esta obra es algo por encima de la ciencia: la existencia del alma. También dijo tener gran interés en el viaje que experimenta un espíritu inocente al ser arrojado en un lugar violento. Sin embargo, no negó la condición de “cine palomitero” de la película, defendiendo su valor como entretenimiento puro.

Mientras que ‘Distrito 9‘ era una alegoría muy directa sobre la segregación racial, ‘Chappie‘ resulta distinto, precisamente porque la metáfora no es tan directa. Al tratar del espíritu humano y buscar una conexión emocional, el elemento de ciencia ficción pierde importancia. La existencia o no de la “inteligencia artificial” se convierte en una excusa. Del mismo modo, el personaje de Vincent odia a Chappie porque la idea de crear un ser pensante es interponerse en el trabajo de Dios. Neil llevaba algún tiempo dándole vueltas a estos conceptos, pero no tuvo realmente una película hasta que decidió unirlos a la idea de un niño que descubre el mundo. La posibilidad de contar con una “página en blanco”, un alma completamente pura e incorrupta y ver qué ocurre al ponerle en el peor lugar de la Tierra.

Jackman también quiso aclarar que Neil tenía toda la película en la cabeza desde el principio y que incluso construyó un modelo a escala de “El alce” (la máquina de combate de Vincent). Otra cosa a la que respondió el actor fue si este tipo de conferencias holográficas iban a acabar con las visitas de los actores. Él dijo que esperaba que no. Sí, era más barato que tenerles viajando, pero él adora viajar. Confesó que, de pequeño, tenía un mapamundi en su cuarto y que soñaba con visitar países lejanos. ¡Además, le gusta visitar España por la comida!

También nos enteramos de que Sharlito Copley (protagonista de ‘Distrito 9‘) hizo la captura de movimientos para ‘Chappie‘ y que su trabajo fue esencial para completar al personaje. A este respecto, el director quiso aclarar que su parte favorita en cualquier ficción es la imaginería que hay detrás. Le fascinaba la idea de crear un robot 100% fotorealista, que fuera el héroe de la cinta. Para conseguir esto era necesario escoger correctamente los materiales y texturas que conformarían el cuerpo del personaje, y, por supuesto, saber cómo iluminarlo. Blomkamp asegura que no hay prácticamene ningún efecto “práctico” en el filme, excepto “El alce” y sólo mientras permanece inmóvil en el hangar.

El director también defendió que no necesitaba ningún asesor científico. Esta no es una película sobre tecnología, sino sobre la mística del ser humano. No quería ser “correcto”, sino crear sentimientos.

Por último, fue preguntado sobre ‘Alien‘. Considerando las similitudes entre ‘Distrito 9‘, ‘Elysium‘ y ‘Chappie‘, ¿podemos esperar alguno de esos elementos estéticos o temáticos en el nuevo filme de la franquicia? Su respuesta fue clara. Dijo que, como fan de las dos primeras películas de la serie, quería hacer algo que estuviera unido a ellas. No iba a incluir demasiadas ideas personales porque estaba trabajando sobre el universo de otros. Sin embargo, sí le gustaría “hacer suyo” el filme de la misma forma que James Cameron hizo con ‘Aliens‘.

Así terminó el espectáculo (mucho antes de que lo que había previsto) y nos echaron a la calle. Eso sí: recibimos una camiseta muy bonita de regalo. ¡Una pena que no tenga un holograma de Hugh Jackman!

Chappie

Share this post

Enrique Dueñas

Enrique Dueñas , escritor y guionista, aficionado al género fantástico y la tarta de queso.

1 comment

Añade el tuyo

Publica un nuevo comentario