Guardianes de la galaxia

Guardianes de la Galaxia

Hay quién creía que esta película sería un fracaso, porque trata de las aventuras de un mapache que habla, una mujer verde y un chaval más tonto que las zanahorias. Pero es quizás esta misma gente la que no acepta la fantasía por ser fantástica ni una comedia por ser cómica. Una película tan cuidada a nivel técnico y que cuenta una historia tan tradicional, está condenada a ser un éxito absoluto. Una campaña publicitaria de cien millones de dólares tampoco molesta, claro.

A pesar de lo dicho las últimas semanas, Guardianes de la galaxia no es ni loca ni arriesgada y eso, en realidad, juega a su favor. Es el clásico relato del perdedor que triunfa, del grupo de canallas que, obligados a trabajar juntos, acaban encontrando la amistad. Posee las mismas virtudes que el resto de filmes de la factoría MARVEL (ritmo impecable, arcos de personaje lógicos, sentido del humor), pero también arrastra muchos de sus defectos (villano carente de personalidad, Macguffin poco trabajado, nula sensación de peligro, clímax genérico). Muy alejado de aquel desastre que fue Thor: el mundo oscuro, estamos ante el que es, posiblemente, el mejor ejemplo de lo que el estudio puede ofrecer. Esta peripecia cósmica para todos los públicos narra una historia mil veces vista que, eso sí, lucha en cada fotograma para que nos parezca nueva. En ocasiones, lo consigue. En otras, no tanto.

Antes de nada, decir que, aunque comparte ética y estética con el resto de productos de MARVEL, aquí no se ofrece una película de “superhéroes” bajo ninguna posible definición del género. Esto significa que puede ser disfrutada por gente que no ha visto o no quiere ver el resto de largometrajes que conforman la infinita saga de los vengadores.

Guardianes de la galaxia

Guardianes de la galaxia es una “aventura espacial” y, diría más, una “aventura espacial de los años ochenta”. Las fuentes de inspiración son numerosas: la trilogía original de Star Wars, las seis primeras películas de Star Trek, El vuelo del navegante, Exploradores.. e incluso Los siete magníficos del espacio de Roger Corman o el Flash Gordon de DeLaurentiis. Más allá de las referencias obvias a la década (la primera escena o el walkman como elemento esencial en el arco del protagonista), la cinta entera roba el estilo visual de aquellos clásicos y yo diría que hasta escenas completas. Lo cual es bueno.

James Gunn sabe perfectamente cuando ofrecer emoción sin llegar al melodrama, igual que el abultado número de chistes no convierten a sus personajes en una parodia de sí mismos. En este respecto, me ha recordado a los últimos largometrajes de Wes Anderson, aunque, quizás, un paso por detrás. Los efectos digitales se integran perfectamente con los actores y entornos reales, creando un mundo más físico y verosímil que el de, por ejemplo, Avatar. Todo evento o reacción está convenientemente justificado, de forma que el argumento en ningún momento molesta ni confunde. Además, sale Dave Bautista como un alienígena musculoso que no entiende las metáforas y Vin Diesel como un árbol gigante de tendencias pacifistas.

La película, por tanto, sabe donde quiere empezar y donde quiere acabar, lo cual es loable. Pero esto no la convierte en el Santo Grial de la ciencia ficción.

Una selección de canciones absolutamente perfecta (¡I want you back! ¡Ain’t no mountain high enough! ¡¡Hooked on a feeling!!) contrasta con la banda sonora, horriblemente genérica y con todos los tópicos del cine de acción moderno. Esto podría ser un resumen de la película entera, que confronta muchas de sus ideas, en apariencia estrafalarias, con un desarrollo extremadamente manido, basado en teorías “de libro” que hace muchos años dejaron de ser ingeniosas. Uno puede imaginarse como la cosa va a terminar y las escasas sorpresas quedan anuladas por la necesidad de mantener a todos los personajes vivos para que regresen en las (ya anunciadas) secuelas.

El humor, la gran baza del filme, podría ser algo más fresco, y las escenas de acción, considerando el entorno espacial, mucho más creativas. Tampoco es que, en términos de diseño, este universo lejano sea muy distinto a otros universos lejanos.

Pero, maldita sea, no quiero que el señalar las faltas de la película dé una impresión equivocada. Me ha gustado y volveré a verla. Es graciosa, tierna, con momentos imaginativos y protagonizada por una panda de gamberros con corazón de oro. Carne de videoclub, si acaso eso sigue existiendo. Guardianes de la galaxia no es tan especial como podía haber sido, cierto, pero promete y ofrece una tarde ideal para infantes con ansias de aventura o adultos con espíritu infantil.

Guardianes de la Galaxia

Sinopsis Peter Quill es objetivo de un implacable cazarrecompensas después de robar una misteriosa esfera codiciada por Ronan, un poderoso villano cuya ambición amenaza todo el universo. Para poder escapar de Ronan, Quill se ve obligado a pactar una tregua con un cuartero de disparatados inadaptados: Rocket, un mapache armado con un rifle, Groot, un humanoide con forma de árbol, la letal y enigmática Gamora y el vengativo Drax the Destroyer. Pero cuando Quill descubre el verdadero poder de la esfera, deberá hacer todo lo posible para derrotar a sus rivales en un intento de salvar el destino de la galaxia.
País  Estados Unidos
Director James Gunn
Guión James Gunn, Nicole Perlman (Cómic: Dan Abnett, Andy Lanning)
Música Tyler Bates
Fotografía Ben Davis
Reparto Chris Pratt, Zoe Saldana, Dave Bautista, Bradley Cooper, Vin Diesel, Lee Pace, Benicio del Toro, Michael Rooker, Karen Gillan, Glenn Close, John C. Reilly, Djimon Hounsou, Ophelia Lovibond, Paulina Boneva, Josh Brolin, Laura Haddock, Emmett Scanlan
Productora Marvel Enterprises / Marvel Studios / Moving Picture Company (MPC) / Walt Disney Studios Motion Pictures
Duración 122 min.
Género Ciencia ficción
Título original Guardians of the Galaxy
Estreno 14/08/2014

Trailer

Calificación7
7

Share this post

Enrique Dueñas

Enrique Dueñas , escritor y guionista, aficionado al género fantástico y la tarta de queso.

1 comments

Añade el tuyo
  1. kv 16 agosto, 2014 at 16:56 Responder

    concuerdo con todo lo que dices
    es cierto que cuando uno la ve, queda con ganas de más
    ese más de ¿originalidad? ¿de novedad? ¿ de sensación de estar frente algo épico?
    no lo sé pero algo le hizo falta para que fuera perfecta
    pero cuando tb se acaba de ver, no queda la sensación lastimera de haber estado perdiendo el tiempo, como si por unas simples explosiones y peleas y enfoques de primer plano bastaran (y con eso me refiero a todas las q ha sacado DC de superman, que de super ya le queda poco)

Publica un nuevo comentario