Nicolas Winding Refn: retrospectiva de un genio perverso

Nicolás Winding Refn

Analizamos la trayectoria de este interesantísimo director. Repasamos sus trabajos sin realizar spoilers.



Nicolas Winding Refn es un director con características muy definidas: ritmo pausado, explosiones de violencia desmedida, pocas concesiones al público, transmisión de emociones a través de un juego constante de luces y colores.

Vamos a analizar la trayectoria de este interesantísimo director, cuya trayectoria esconde películas que merece la pena reivindicar. Repasaremos todos sus trabajos sin entrar en spoilers. Empecemos.



La trilogía PUSHER (1996, 2004 y 2005)

La trilogía Pusher se encuentra a medio camino entre el cine quinqui y el cine de gangsters. Cada una de sus entregas nos relata la historia de uno de sus personajes: Frank, en Un paseo por el abismo (1996); Tony, en Con las manos ensangrentadas (2004); y Milo, en Soy el ángel de la muerte (2005).

La tercera parte, para mí, es superior. Soy el ángel de la muerte no hace referencia en ningún momento a los hechos de sus predecesoras, sino que coge al antagonista de las mismas y lo convierte en protagonista.

Si bien las tres nos introducen con crudeza en los tugurios más miserables y nos muestra los constantes trapicheos callejeros cámara en mano, son sus dos primeras partes las que más íntimamente relacionadas se encuentran. En ambas nos adentramos en la vida de un pordiosero que tiene que lidiar con problemas económicos o legales. La segunda parte contiene continuas referencias a hechos acontecidos en la primera. Son historias similares, afrontadas por personajes diferentes. Es interesante ver la manera de enfrentar la situación de cada uno de ellos.

Llegamos a la tercera parte. Para mí, superior. Soy el ángel de la muerte no hace referencia en ningún momento a los hechos de sus predecesoras, sino que coge al antagonista de las mismas y lo convierte en protagonista. En las dos primeras, los personajes evolucionaban a medida que avanzaba la película. Pero en la tercera, el protagonista no evoluciona sino que involuciona, optando por un método más interesante de contar la historia.



BLEEDER (Fuera de sí, 1999) y FEAR X (2003)

Entre la primera y la segunda entrega de la trilogía, Refn rodó otras dos películas. Una de ellas fue Bleeder. Disponía exactamente del mismo reparto que estas, pero cuenta una historia totalmente diferente. Se centra en el personaje de Leo que, al enterarse del embarazo de su pareja, empieza a cambiar, se vuelve más frío y distante.

Podemos considerar Fear X como un punto de inflexión en la carrera del director. Aquí empezaron a asentarse las bases de su cine actual.

La violencia, la tensión, el desarrollo lineal quebrado por fundidos a rojo, ya hacen de la película algo interesante. Pero lo mejor es el personaje que encarna Mads Mikkelsen, basado en el propio director del film: una persona antisocial, enamorada del cine violento y poco conocido, con una manera muy particular de encarar la vida. Sus apariciones son los momentos mejor contados.

Tras rodar esta película, y justo un año antes de traernos la segunda parte de Pusher, Nicolas Winding Refn nos trajo Fear X. Un thriller cuasi-policíaco protagonizado por John Turturro. Podemos considerar este proyecto como un punto de inflexión en la carrera del director. No porque le lanzase a la fama, que no es el caso, sino porque empezaron a asentarse las bases de su cine actual. Una historia lenta, enrevesada e incompleta. Una planificación mucho más estilizada, sin utilización de la cámara en mano. Juegos de luces muy marcados. Escenas experimentales caóticas y una niebla que no nos deja ver con claridad.



BRONSON (2008)

Pasaron los años, Nicolas rodó las dos partes que le faltaban de su trilogía, y una TV movie sobre una novela de Agatha Christie que, desgraciadamente, soy incapaz de encontrar por ningún lado. Después, se introdujo de lleno en su nuevo proyecto: Bronson. Una historia basada en un personaje real: Charles Bronson. Conocido por ser el preso más violento de todo Reino Unido y que siempre quiso ser famoso. Lo consiguió.

Refn narra la violencia con tanta elegancia que convierte la desagradable historia de Bronson en un bello espectáculo.

Encarnado por un impresionante Tom Hardy, este personaje se nos muestra deshumanizado y sin ningún tipo de civismo. Refn narra la violencia con tanta elegancia que convierte la desagradable historia de Bronson en un bello espectáculo. El contraste que se produce entre la refinada dirección de Refn y sus desalmadas imágenes será algo que observemos también en sus películas posteriores.

Una crítica catalogaba esta película como “La naranja mecánica del siglo XXI” por su ultra-violencia desenfadada. No podemos comparar a Kubrick con Refn, pero estas películas tienen visiones de su protagonista muy similares.



VALHALLA RISING (2009)

La siguiente apuesta del director fue una historia de vikingos: Valhalla Rising. Adapta uno de los mitos más conocidos de la mitología nórdica utilizando un protagonista tuerto, ciego y violento, interpretado de nuevo por el carismático Mikkelsen. Si quieres comprender la película, recomendamos antes leer su historia original. Aún así quedarán detalles difusos que no sabrás explicar o catalogar.

Valhalla Rising adapta uno de los mitos más conocidos de la mitología nórdica utilizando un protagonista tuerto, ciego y violento, interpretado por el carismático Mikkelsen.

Refn hace el cine que quiere y como quiere. Valhalla Rising es pura metáfora y simbolismo. Rodada con gran maestría y tratada, como ya dije anteriormente, con una violencia de elegante brillantez. La cinta es un viaje, y el espectador participa de la travesía.



DRIVE (2011)

La película que le catapultó a la fama a Refn y encumbró a Ryan Gosling. Su argumento podría considerarse vulgar: un hombre, que trabaja como conductor para delincuentes que escapan de la policía, se enamora de su vecina, cuyo marido está a punto de salir de la cárcel. Sin embargo, está rodada de una forma compleja y muy personal. Planos que por sí solos cuentan una historia, momentos de fuerte suspense, explosiones de violencia y gran final.

Refn recogió los elementos con los que había experimentado a lo largo de su carrera, los cocinó sin prisa y casi sin diálogos, para presentar un plato exquisito. Tal fue la fama que logró Refn, que en su siguiente película la productora le concedió el control total.


SOLO DIOS PERDONA (Only God Forgives, 2013)

Ryan Gosling encarnó a de nuevo al protagonista en Solo Dios Perdona. Reconozco que mi predilección por este director influye a la hora de que la considere una buena película, pero podría haber sido mejor. Es su película más criticada, no por su trama, su dirección,o sus interpretaciones. El problema radica en una complejidad innecesaria. Refn parecía estar tan obsesionado con crear otra obra de enorme complejidad que olvidó que su historia no lo requería.

La película mantiene ese estilo, esa clase y esa crudeza que definen una película de Refn.

La película cuenta los negocios oscuros de una familia y su persecución por parte de un policía. Todo ello mezclado con ingredientes oníricos. Un fragmento del documental My life directed by Nicolas Winding Refn revela que ni el mismo director sabía qué estaba haciendo durante el rodaje. Aún así, la película mantiene ese estilo, esa clase y esa crudeza que definen una película de Refn. Por ello, aprecio Solo Dios Perdona como un experimento fallido que, en su siguiente película, consiguió revertir.



THE NEON DEMON (2016)

The Neon Demon es una crítica a la belleza que, irónicamente, está contada con exquisita belleza. Teniendo, por primera vez en la carrera del director, a una chica como protagonista.

Refn explora el lado más oscuro del mundo de la moda, llevando hasta el extremo la obsesión por el poder, la atención y la perfección. Los personajes se nos muestran vacíos intencionalmente. La protagonista va evolucionando de algo con sentimientos a algo sin ellos. El mundo que la rodea es un cúmulo de intereses y frivolidades.

Refn explora el lado más oscuro del mundo de la moda, llevando hasta el extremo la obsesión por el poder, la atención y la perfección.

La crudeza con la que cuenta su historia posiblemente te dejará mal cuerpo, pero los errores cometidos en su anterior película quedan remediados. La trama es más compleja que Solo Dios Perdona, pero su forma es mucho más accesible. Esto consigue que sepamos qué está pasando, pero que a la vez no estemos del todo seguros, y esa es un equilibrio difícil de lograr.



DEMASIADO VIEJO PARA MORIR JOVEN (Too Old to Die Young, 2019)

Refn translada al formato serie todas sus señas de identidad. Su ritmo tranquilo, su furia encubierta, su estética. Conserva sus grandes virtudes y algunos de sus defectos en una serie de 10 capítulos que no se alejan demasiado de la temática abordada en The Neon Demon.

Share this post

No existen comentarios

Añade el tuyo